Granada: Sólo el 1% de los contratos firmados son fijos y a tiempo completo. La mayor precariedad en la agricultura y la hostelería

La precariedad y temporalidad se ha instalado de tal forma en el mercado de trabajo granadino que conseguir un contrato fijo a tiempo completo es prácticamente un milagro. Se firman ahora más contratos que nunca, pero precisamente nunca como ahora ha habido tanta inestabiidad laboral.

De los 314.793 contratos de trabajo suscritos en la provincia de Granada entre enero y julio de este año, únicamente 9.052 fueron contratos indefinidos. Y de ellos, tan solo 4.062 a tiempo completo. Representan únicamente el 1,3% del total de contratos, mientras que en España el promedio fue del 3,5%, más del doble, según revelan los datos del Ministerio de Trabajo. El resto de contratos fijos son a tiempo parcial o fijos discontiuos.

Si a esos contratos fijos les sumanos los contratos temporales convertidos en indefinidos a lo largo de este año, suman unos 15.300 contratos fijos suscritos entre enero y julio, de casi 315.000, lo que supone el 4,8% del total de contratos de trabajo. Un porcentaje mucho más bajo que a nivel nacional, ya que en España el peso total de los contratos indefinidos (los iniciales más los temporales convertidos en fijos) es del 9,5%, lo que representa casi uno de cada diez, más del doble que en Granada.

Hostelería y agricultura

La provincia de Granada sufre más temporalidad y precariedad que la media de España, consecuencia principalmente del tipo de actividades económicas que generan empleo: hostelería y agricultura, sobre todo, donde priman las campañas con inicio y fin predeterminado, que se acentúan en verano.

Por ejemplo, durante el pasado mes de julio, de os 43.197 contratos firmados en la provincia, la hostelería (10.684 contratos) y la agricultura (9.357) fueron las actividades con mayor número de contrataciones, con muchísima diferencia sobre las demás. Entre las dos suman casi la mitad de todos los contratos de trabajo.

Y es que si observamos los contratos de trabajo por sectores, la inmensa mayoría se generan en el sector servicios y la agricultura, con un peso mínimo de la industria. El 34,1% de los contratos de trabajo en Granada son para actividades agrícolas, que conllevan una gran temporalidad, puesto que se trata de campañas que duran apenas unas semanas. En el total de España los contratos para agricultura o pesca tienen menos peso, apenas el 10%.

La mayoria de los contratos proceden del sector servicios, el 54%. En España suponen todavía más, el 70%, pero mientras que en Granada solo un 3,3% de los contratos de servicios son fijos, en España suponen el doble, un 6,7%. Y la industria, el sector de mayor estabilidad laboral, aporta en Granada únicamente el 4,6% de los contratos. En España es mucho más, el 10% de las contrataciones.

De esta forma, la inmensa mayoría de contrataciones que se realizan en Granada son temporales y a tiempo parcial, lo que genera una permanente inestabilidad laboral y difculta además reducir las cifras de parados, pues los trabajadores van entrando y saliendo de las listas de desempleo a medida que empiezan y terminan sus contratos temporales, con lo que el paro va bajando con cuentagotas.

La cifra de contratos no para de subir en los últimos años, pero apenas se refleja en los niveles de paro. Entre enero y julio de este año se han firmado casi 315.000 contratos en Granada y julio se cerró con unos 78.000 personas inscritas en las listas del paro. En 2007, antes de que se iniciara la crisis, se suscribieron en ese mismo periodo muchos menos contratos, 244.619, y el número de parados en julio en la provincia no llegaba a 44.000.

(Fuente: El Independiente de Granada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *