Traicionados por EEUU, los kurdos se vuelven de nuevo hacia Damasco. Negociaciones entre las YPG y el Viceministro de Defensa sirio

El Departamento de Estado anunció a principios de mes que EEUU y Turquía habían alcanzado un acuerdo para establecer un “área de seguridad” en el norte de Siria. Esta zona sería establecida en zonas de mayoría kurda. Las milicias kurdas han estado luchando contra las tropas turcas en el norte de Siria y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió eliminar a estas milicias.

La decisión turco-estadounidense ha sido denunciada por Siria como una flagrante agresión contra su soberanía territorial. También ha irritado a las milicias kurdas, que han estado operando como mercenarios al servicio de EEUU en contra de su propio país y ahora ven este acuerdo con Turquía una nueva traición estadounidense.

Fuentes de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) han hablado de un encuentro entre una delegación de las milicias kurdas y el viceministro de Defensa sirio en la ciudad de Al Qamishli bajo el patrocinio ruso. El propósito de dicha reunión era llegar a acuerdos sobre los territorios situados al Este de Siria.

Entre los acuerdos estarían la aceptación de la presencia de tropas sirias por las milicias kurdas cerca del pueblo de Nematli y junto a la carretera internacional, al sureste de Qamishli. Siria habría aceptado, por su parte, proteger a los líderes de las YGP buscados por Ankara, que recientemente entregó una lista con los nombres de estos líderes a EEUU, transfiriéndolos a áreas bajo el control del Estado sirio para impedir que los norteamericanos los entreguen a Turquía en el caso que decidieran hacerlo.

La fuente indica que todos los heridos del YPG han sido trasladados por avión a Damasco, donde actualmente hay unos 700 combatientes kurdos heridos.

Una delegación de las Fuerzas Democráticas Sirias ha visitado también Damasco y ha vuelto a la ciudad de Al Qamishli después de una ronda de conversaciones con las autoridades sirias sobre el futuro de la zona situada al Este del Éufrates y el acuerdo turco-norteamericano sobre un “área segura”.

La delegación, encabezada por Ilham Ahmed, jefe del Comité Ejecutivo del Consejo Democrático Kurdo, volvió a Qashmili después de un encuentro con altos responsables en Damasco y en la base aérea rusa de Hamaimim.

La fuente dijo que “Damasco ha pedido a la delegación del Consejo Democrático que entregue las armas pesadas que recibieron del Ejército sirio, incluyendo tanques, y la retirada de las Fuerzas Democráticas Sirias de las ciudades de Qamishli y Raqqa y su entrega a las autoridades sirias y la restauración de las instituciones estatales allí así como el despliegue del Ejército sirio en la provincia de Hasaka.

El problema para ello reside en el rechazo estadounidense, pero los kurdos podrían pensar que un acuerdo con Damasco es más interesante para ello que el seguir los dictados de EEUU. Los kurdos están interesados en disfrutar del apoyo del Estado sirio frente a las amenazas turcas en la región, aparte de otros beneficios obtenidos del gobierno sirio.

(Fuente: Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *