La Sanidad andaluza a la cola del Estado en enfermeros, camas e inversión

La Sanidad Pública andaluza se ha confirmado, un año más, a la cola del Estado Español en número de profesionales de Enfermería, con 3,1 por cada 1.000 habitantes, según los datos que se reflejan en el Informe Anual 2015 del Sistema Nacional de Salud, publicado por el Ministerio de Sanidad el pasado viernes y analizado por el Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía. Además, la comunidad andaluza se encuentra la última en otros indicadores como son la inversión o el número de camas por habitantes, con 1,7 por cada 1.000 frente a la media nacional de 2,5.

En concreto, según los datos recogidos en el informe anual, en el Sistema Nacional de Salud trabajan 164.385 enfermeras, incluyendo las especialistas, con una tasa de 3,5 profesionales por 1.000 habitantes. De ellas, en todo el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) ejercen su profesión 25.996 enfermeras, 3,1 por cada 1.000 andaluces, distribuidas entre 20.953 en hospitales y 5.043 en atención primaria, sumando a los profesionales de Enfermería, Matronas y Enfermeras Especialistas.

Tal y como denuncia SATSE, en lo referente a atención hospitalaria, la Sanidad andaluza presenta la ratio más baja del Estado, con 2,5 enfermeras por cada 1.000 usuarios, por debajo de la media nacional (2,9), y lejos de autonomías con las ratios más altas como País Vasco (4), Aragón (3,9) o Asturias (3,5).

De hecho, el Sindicato de Enfermería asegura que Andalucía ha empeorado su situación respecto al informe anterior, con datos de 2013, en el que compartía el último puesto en ratio de enfermeras por habitante con la Sanidad de Valencia y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que ahora superan a la Sanidad andaluza con 2,6 profesionales por 1.000 habitantes.

En Atención Primaria la Sanidad andaluza se encuentra en la media nacional, con 0,6 profesionales de Enfermería por 1.000 usuarios, pero lejos de las ratios que presentan autonomías como Castilla y León (0.9) o Extremadura (0.8), cuya dispersión geográfica de los centros de salud y consultorios puede ser equivalente a la andaluza.

Además, a pesar de la mala situación que se refleja en el Informe Anual, SATSE cuestiona los datos de plantilla que ofrece Andalucía por su falta de coincidencia con lo publicado en su propio portal de transparencia. Según el sindicato, sólo se entienden los casi 26.000 profesionales de Enfermería que figuran en el informe si los datos incluyen no sólo a los profesionales en plantilla del Sistema Sanitario, sino a todos los eventuales y sustitutos que, en realidad, no pueden computarse como puestos de Enfermería.

Respecto a otros datos significativos del Informe Anual, el Sindicato de Enfermería señala que Andalucía sigue presentando la peor ratio de camas por habitante de todo el SNS, con 1,7 por cada 1.000 usuarios, alejada de la media nacional de 2,3 camas por 1.000 habitantes y de los sistemas sanitarios con la media más alta que son Cataluña (3,3), Extremadura (3,1) y Aragón y La Rioja (3).

Por último, en relación con la población Andalucía es también la última comunidad en lo que se refiere a inversión en Sanidad por habitante, con 1.044 euros frente a la media nacional de 1.208, según los datos del informe ministerial, cifra que además refleja un recorte respecto a ejercicios anteriores. Las comunidades con menor gasto sanitario público son junto a Andalucía la Comunidad Valenciana (1.109 euros por habitante) y Madrid (1.140 euros por habitante), mientras que en el lado contrario se sitúan País Vasco (1.549 euros por habitante), Asturias (1.423 euros por habitante) y Murcia (1.417 euros por habitante).

Para el Sindicato de Enfermería, los datos del informe del Ministerio de Sanidad vienen a avalar sus continuas denuncias sobre la precaria situación de la Sanidad andaluza en general y de las plantillas de Enfermería en particular, muy afectada además por los recortes aplicados durante los últimos años. De hecho, SATSE asegura que actualmente Andalucía necesitaría incrementar su plantilla en, al menos, 7.000 profesionales, sólo para empezar a recuperar las plazas destruidas y acercarse a la media nacional de la ratio enfermera/paciente.

A juicio del Sindicato de Enfermería los gestores del Servicio Andaluz de Salud y de la Consejería de Salud de Andalucía de los últimos años son los únicos responsables de la precaria situación en la que se presta atención y cuidados profesionales a pacientes, especialmente a los crónicos y pluripatologicos. Actualmente, están desamparados por el sistema a pesar de que deberían ser una prioridad, un sistema, afirma SATSE, que debería alejarse de la publicidad sobre logros sanitarios que en muchos casos se consiguen a costa de sacrificar la asistencia sanitaria rutinaria pero imprescindible.

Con este fin el Sindicato de Enfermería, reclama una reorientación del sistema sanitario para dar una respuesta real a las necesidades de la población como consecuencia de su envejecimiento o el aumento de las patologías crónicas, siendo necesario invertir más en la prevención y el mantenimiento de la salud frente a la actual política que prima sólo la inversión en recursos para el diagnóstico y tratamiento médico, obviando la imprescindible parcela de los diagnósticos e intervenciones profesionales que prestan las enfermeras.

(Fuente: Sindicato de Enfermería SATSE – Andalucía)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *