Terrorismo patronal: Fallece un joven de 18 años al caerle una máquina cuando trabajaba en una nave en El Padul (Granada)

El modo de producción capitalista se cobra otra de vida de un trabajador en Andalucía. Un joven de 18 años falleció ayer tarde al caerle encima una máquina cuando trabajaba en una nave de un polígono industrial del municipio granadino de El Padul. El siniestro se produjo en una empresa de actividades lúdicas en la que estaba trabajando el joven junto a una máquina transpaleta, momento en el que le cayeron encima varios palés ocasionándole la muerte. En el aviso se solicitó ayuda para atender al joven, por lo que se dio reporte inmediato al personal de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061. Al llegar al lugar del accidente, el personal sanitario no pudo hacer nada por salvar la vida del joven andaluz y certificaron su fallecimiento. 

OTRO CASO DE TERRORISMO PATRONAL

El revolucionario Federico Engels afirmaba que: “Cuando la clase dominante pone a centenares de obreros en una situación tal que son necesariamente expuestos a una muerte prematura y anormal, a una muerte tan violenta como la muerte por la espada o por la bala, entonces lo que se comete es un crimen.” Más de 170 años después, esta definición mantiene toda su validez original. Los mal llamados «accidentes laborales» esconden bajo esta denominación la precariedad laboral, las jornadas de trabajo extenuantes, la falta de formación, de prevención y de medios para trabajar sin jugarse la vida… Todos ellos elementos con los que juegan conscientemente los patrones para presionar a la baja los salarios, reducir costes y aumentar su tasa de ganancia descuidan las condiciones más básicas de seguridad. Hablamos de verdaderos crímenes sociales; de terrorismo patronal.

Ya son más de 57 los hijos e hijas del Pueblo Trabajador Andaluz muertas a manos del terrorismo patronal, que establece jornadas de trabajo extenuantes, viola normas de seguridad básicas y obliga con la amenaza del paro a tomar riesgo innecesarios a la clase trabajadora.

EN AUMENTO EL NÚMERO DE ESTOS CRÍMENES SOCIALES CONTRA LA CLASE TRABAJADORA ANDALUZA

Con este, son dos los trabajadores muertos en el tajo en la Vega de Granada desde el 1 de julio. El mes pasado un trabajador falleció en Cogollos Vega al volcar sobre él la máquina de obra que conducía.

Fuente: Consejería de Empleo

Según las estadísticas de la Consejería de Empleo, hasta julio Andalucía registró 55 crímenes que pago con su vida la clase trabajadora andaluza. Macabra cifra a la que hay que añadir los muertos de julio y agosto y que confirma una tendencia al alza desde 2013 en el país andaluz, tal y como informábamos recientemente en La Otra Andalucía.

Martín Uad para La otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *