Córdoba: Maestros interinos se concentran ante la Delegación de Educación por el cierre de clases en Infantil y Primaria y la falta de vacantes

Más de medio centenar de interiores cordobeses se han concretado este jueves a las puertas de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía para protestar por la situación de precariedad que viven tanto los profesores como los alumnos, abocados los primeros a dar especialidades para las que no están preparados.

Al grito de «Imbroda, inepto, vete al baloncesto», en referencia al actual consejero de Educación de la Junta y antiguo entrenador, Javier Imbroda, un grupo de profesores interinos se han manifestado delante de la delegación de Educación de la Junta en Córdoba, situada en la calle Tomás de Aquino.

Junto a ellos estaban convocados los sindicatos de enseñanza y las secciones de enseñanza de sindicatos mayoritarios, aunque tras media hora de concentración (estaba convocada a las 10:00) sólo había hecho acto de aparición la Unión de Sindicatos de Trabajadores de Andalucía, Ustea. Los manifestantes han explicado que ahora mismo hay 600 interinos en Andalucía que van a verse desplazados de sus puestos, aún no se sabe con qué destino. Muchos pueden quedarse sin trabajo.

El representante de Ustea, Antonio Bujalance, ha aclarado que «el descenso de la natalidad es un hecho, pero lo está asumiendo la pública», por lo que ha valorado que «la concertada tiene que asumir una parte del descenso, que ahora lo hace la pública». Bujalance ha recalcado que «estamos destinando dinero público a mantener proyectos privados», que además no cubren todas las zonas porque ha matizado que «la concertada no llega al ámbito rural, queda excluido porque no se hace negocio».

Acerca de los centros concertados, ha apuntado que «tenemos conocimiento de que se están suprimiendo líneas en la pública y se están añadiendo en la concertada», por lo que ha denunciado que «el descenso de la natalidad es un hecho pero la ratio en las aulas es superior, de unos 28 alumnos por aula». La Junta de Andalucía “está destinando dinero público a financiar proyectos privados” ya que los padres “matriculan a sus hijos donde está la oferta”. Por ello, ha expuesto, en los pequeños municipios no hay colegios concertados, “porque no interesa económicamente”.

Ha denunciado que “desde el año 2011 se han cerrado más de 1.500 aulas en Andalucía”, de las que “unas 150 corresponden a Córdoba”. Bujalance subrayó que desde entonces “unos 500 interinos han sido mandados al paro”, mientras que el pasado año 483 aulas “se cerraron en Andalucía”. Respecto a la situación de los funcionarios interinos, ha apuntado que «hemos observado que alrededor de 600 funcionarios han sido desplazados de su centro por falta de horarios, por lo tanto hay 600 interinos van a ser mandados al paro».

Otra de las docentes presentes en la manifestación, María Esther Torres, ha denunciado que «con las excusa de la natalidad desciende han reducido el número de aulas». Torres ha manifestado que «llevo nueve años en la pública y, tras sucesivos años aprobando oposiciones con notas altas, muchos compañeros no conseguimos plaza».

La docente ha señalado también que «esto debe ser una preocupación de todos, los alumnos merecen una educación de calidad, es nuestro futuro». Además, ha recordado que «en la privada, si concatenas tres contratos seguidos se hacen fijo, pero a nosotros nos echan como a perros», a pesar de los años acumulados de experiencia, «y no tenemos derecho a indemnización ni derecho a nada», ha añadido.

Estos profesores interinos han sido expulsados de sus trabajos al no existir vacantes para este año debido, según mantiene la Junta de Andalucía, a la caída de la natalidad. Los profesores reconocen que este descenso de la natalidad existe pero apuestan por la permanencia en sus puestos como profesores de refuerzo. Otra opción que manejan es el descenso en el número de alumnos en las clases, que han manifestado está en 28 de media en Andalucía cuando lo recomendado sería 25.

Profesoras del lenguaje de signos como María Esther Torres o Carolina Páez han hecho de portavoces. Sus casos son paradigmáticos de esta situación. Tras once y nueve años respectivamente como interinas cubriendo vacantes se encuentran ahora sin nada. Se trata de personas que aprobaron las oposiciones con buena nota pero no cuentan con plaza fija.

En la concentración, los asistentes han emitido cánticos contra el consejero de Educación, Javier Imbroda, al que han pedido que vuelva al baloncesto después de la aprobación de la Instrucción de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa que ha modificado el funcionamiento de los centros de Infantil y Primaria. Este plan de ruta ha llevado, por ejemplo, a que se aumenten las clases de Educación Física y de Religión.

Los asistentes a la manifestación han portado carteles en contra de la gestión de la educación, con lemas como «Con la educación no se juega» o «Escuela pública de todos para todos». Además, en algunos se pedía la dimisión del consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, e incluso han entonado el cántico «Imbroda, inepto, vete al baloncesto».

Esther Torres es una de las profesoras que ha acudido a la manifestación. Aunque su especialidad es Audición y Lenguaje, lleva ejerciendo como profesora de Primaria desde hace nueve años. Como ella, muchos han sido los profesores interinos que se han quedado sin vacante para el próximo curso escolar, hecho que, desde la Administración, señalan al descenso de la natalidad y su consecuente reducción de clases.

Aunque la petición de vacantes ha caído por el momento en saco roto, los profesores han reivindicado la necesidad de una reformulación desde la base del sistema educativo ya que, según han expuesto los manifestantes, se están dando situaciones “insostenibles”: “No se atiende a la diversidad, se están suprimiendo líneas en la Educación Pública en favor de la privada y se está superando la ratio de los alumnos”, que es de 28 cuando debería estar en 25.

Torres también ha explicado que, mientras en un colegio privado “puedes concatenar tres contratos y luego ser fijo o despedido”, en la escuela pública “nos echan igualmente y sin paro, expulsándonos así del sistema”.

Por su parte, María del Rosario Romera -que ha pasado por tres leyes educativas y ha aprobado las oposiciones en cinco ocasiones- ha incidido en que la situación de los interinos “no es un problema nuevo”, aunque sí se ha agravado en este último año, sobre todo por las pocas vacantes. Además, ha denunciado otra situación que llevan viviendo en los últimos años: la preferencia de quien tiene un máster en detrimento de quien no posee de ese título pero sí de experiencia.

(Fuentes: Cordópolis / El Día de Córdoba / Córdoba Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *