Marruecos: Critican un proyecto de reforma educativa como “el regreso de la francofonización del sistema educativo”

El primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani (foto adjunta), defendió el domingo la Ley de Reforma Educativa de Marruecos que ha suscitado una gran polémica, calificándola de “un gran avance para el país”, durante su reunión con estudiantes de institutos y escuelas prácticas y técnicas, en el Foro de la “Academia de Cosas del Mañana” celebrado en Rabat. “Al contrario del alboroto exagerado sobre la ley, por primera vez, el idioma árabe se introduce en la educación universitaria bajo la ley obligatoria”, declaró.

La mayoría de las escuelas superiores y universidades enseñan en francés, mientras que la nueva ley estipula que al menos una materia debe enseñarse en árabe en varios institutos y facultades científicas y médicas. La ley también prevé la posibilidad de introducir temas en árabe, francés, español o inglés.

El pasado 22 de julio, la Cámara de Representantes marroquí (la primera Cámara parlamentaria) aprobó con una votación mayoritaria el proyecto de la Ley de reforma Educativa, que constituye el marco para el sistema de educación, formación e investigación científica de Marruecos.

La ley ha provocado un debate generalizado sobre lo que los agentes civiles y políticos describieron como “el regreso de la francofonización del sistema educativo marroquí”. La ley prevé la adopción del principio de rotación lingüística en algunos temas científicos, que las oposiciones interpretan como la nueva aprobación de la lengua francesa.

“El marco de la ley no estipula en absoluto la enseñanza de todas las materias en francés, sino que insiste en la rotación lingüística con uno o más idiomas extranjeros”, dijo Othmani en este contexto. “Estamos estableciendo una ley para el futuro, que abriría muchos potenciales y áreas, y es arbitrario interpretar la rotación lingüística sólo a favor del francés”, continuó. Othmani señaló además que “él no puede cambiar la ley, incluso si hace peticiones públicas al respecto”. “La ley se pasó al parlamento y el gobierno es incapaz de cualquier intervención porque no puede interceder en el parlamento”, continuó.

En su quinto capítulo, la Constitución marroquí estipula que “el árabe es el idioma oficial del Estado. El Estado trabaja para la protección, el desarrollo y la promoción del idioma árabe. Del mismo modo, el tamazight [bereber / amazighe] constituye un idioma oficial del Estado, siendo la herencia común de todos los marroquíes sin excepción”. No obstante, el Artículo 2 del Proyecto de Ley de Reforma Educativa contempla «la adopción de la rotación lingüística […] mediante la enseñanza de ciertas materias, especialmente las científicas y técnicas, o partes de algunas materias en un idioma extranjero o más».

Por ello este proyecto de ley de reforma educativa sigue siendo un tema controvertido en Marruecos. Tanto es así que Abdelilah Benkirane, ex primer ministro marroquí, declaró que podría abandonar el Partido Justicia y Desarrollo (JDP), luego de que aprobara la ley.

Críticas sindicales al proyecto

Uno de los cinco sindicatos más destacados del sector educativo en Marruecos afirma que un nuevo proyecto de ley de reforma educativa, que permite enseñar algunas materias en francés, es la «liquidación política» de la educación financiada por el estado. Esto se afirma en una declaración emitida por la Oficina Nacional de la Unión Nacional de Educación de la Confederación Democrática del Trabajo, según la Agencia Anadolu.

La Cámara de Representantes de Marruecos (la Primera Cámara del Parlamento) aprobó el lunes, que es uno de sus artículos que permite enseñar ciertas materias en francés. En su declaración, el sindicato dijo que «el Estado marroquí, el gobierno y los partidos gobernantes son políticamente responsables de aprobar la ley».

La declaración agregó que el gobierno actual ha ingresado: “una nueva fase en el proceso formal que elimina el sistema educativo financiado por el estado. El gobierno tiene la intención de establecer contratos de trabajo, además de respaldar la tendencia a marginar y privatizar el sector educativo a partir de la primaria a los grados superiores «.

El sindicato renovó su rechazo absoluto al proyecto de ley aludiendo a su «falta de legitimidad y aprobación pública». Exigió que el gobierno «retire esta ley debido a sus serias implicaciones en la educación pública y el futuro del país». También exigió que la Cámara de Representantes sea responsable del «sabotaje» a través de proyectos destinados a «desmantelar el resto del servicio público”.

En declaraciones anteriores, otros partidos y asociaciones marroquíes también criticaron la adopción del francés solo en la enseñanza de varias materias en lugar del inglés, aunque el proyecto de ley prevé la enseñanza en idiomas extranjeros sin especificación.

Después de la aprobación de la Cámara de Representantes sobre el proyecto de ley, se remitirá a la Cámara de Consejeros (la segunda cámara del Parlamento), que luego se publicará en el periódico oficial para que entre en vigor.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *