Japón: Bloque a favor del cambio militarista de la constitución sin mayoría en el Senado. La población se opone según una encuesta

El bloque gobernante del primer ministro japonés Shinzo Abe obtuvo una sólida mayoría en las elecciones para la Cámara Alta el domingo, pero su coalición y sus aliados no alcanzaron la mayoría de dos tercios necesaria para comenzar a reformar la constitución pacifista, dijo la cadena pública nipona de televisión NHK.

Abe, que asumió el cargo en diciembre de 2012 con el compromiso de reactivar la economía y reforzar los servicios de defensa, va camino de convertirse en el primer ministro de Japón con más años en el cargo si se mantiene en el poder hasta noviembre, lo que supone una impresionante resurrección tras finalizar repentinamente su primer mandato, de un solo año, en 2007.

Sin embargo, la participación cayó por debajo del 50% por primera vez en unas elecciones nacionales desde 1995, una señal de que muchos votantes no sienten que tengan una opción atractiva. Sería el segundo nivel más bajo desde que comenzaron los registros tras la Segunda Guerra Mundial, dijo el Gobierno.

El Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe y su socio menor, el partido Komeito, obtuvieron 71 de los 124 escaños que se disputan en la Cámara Alta del Parlamento, en la que hay 245 escaños, según mostró NHK.

Sin embargo, NHK dijo que el bloque gobernante y sus aliados no alcanzaron los 85 escaños necesarios para retener la “súper mayoría” de dos tercios necesaria para comenzar a revisar el pacifista Artículo 9 de la constitución con el fin de legitimar aún más a las fuerzas armadas, una medida muy controvertida.

Abe dijo que el tamaño de la victoria muestra que los votantes quieren debatir el cambio de la carta magna por primera vez desde su promulgación después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. “Por supuesto, no podemos dar por hecho el momento oportuno, pero me gustaría lograrlo (la reforma constitucional) de alguna manera durante mi mandato”, dijo Abe en televisión el domingo por la noche. Su mandato como presidente del PLD se extiende hasta septiembre de 2021.

Cambiar la constitución sería un paso de un gran valor simbólico, que pondría de relieve el alejamiento que está experimentando el país respecto del pacifismo de la posguerra. El artículo 9, si se toma literalmente, prohíbe el mantenimiento de un ejército, pero se ha ampliado para permitir que haya unas fuerzas armadas encargadas de la autodefensa.

Sin la mayoría de dos tercios, es probable que Abe intente atraer a otros parlamentarios de la oposición para que respalden su propuesta de consagrar a los militares en la constitución, pero el intento podría resultar complejo ante las elecciones a la Cámara Baja que se celebrarán en algún momento de los dos próximos años.

(Fuente: Reuters)

La mayoría de japoneses contra el proyecto gubernamental de cambiar la constitución

Más de la mitad de los japoneses se oponen a enmendar la Constitución, una propuesta del Primer Ministro, Shinzo Abe, según indicó el pasado martes una encuesta de la agencia Kyodo realizada tras las elecciones legislativas del pasado domingo. Los datos del sondeo indican que el 56 por ciento de los interrogados rechaza la iniciativa del jefe del ejecutivo de reformar el artículo nueve de la Carta Magna para dotar de más competencias a las Fuerzas de Autodefensa (nomenclatura del Ejército).

El 32 por ciento de los encuestados apoya al mandatario, quien reiteró este lunes sus deseos de cambiar la ley de leyes a pesar de no obtener en las elecciones a la Cámara Alta del pasado domingo la mayoría de dos tercios necesaria para la reforma constitucional. De acuerdo con el mandatario, los resultados de los comicios que dieron 71 escaños a las fuerzas gubernamentales reflejan que el asunto debería ser al menos debatido.

La coalición gobernante liderada por el Partido Demócrata Liberal tiene mayoría absoluta en la Cámara Baja de la Dieta (parlamento), pero no cuenta con igual respaldo en la llamada Cámara de Concejales por lo que deberá buscar apoyo en la oposición si decide avanzar con la iniciativa.

Los detractores del cambio constitucional creen que esa revisión se utilizará para reforzar las fuerzas japonesas y su presencia internacional, en contraste con la postura pacifista de la actual legislación. Pese a ponerse mayoritariamente a la reforma, un 48,6 por ciento de la población aprueba la gestión del gabinete ejecutivo encabezado por Abe, quien en noviembre se convertirá en el primer ministro japonés con más tiempo en el cargo, reveló el estudio de la agencia Kyodo.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *