Huelva: UGT apoya el proyecto de tapado de los fosfoyesos de Fertiberia. Mesa de la Ría la acusa de haberse vendido a la empresa

UGT afirma que ve viabilidad y garantías en el proyecto de Fertiberia y anima a las administraciones a facilitar su ejecución. El sindicato se reúne con el director del proyecto de recuperación de las Marismas de Mendaña para conocer la propuesta de Fertiberia.

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Andalucía ha considerado que el proyecto de Fertiberia para la recuperación de las zonas actualmente ocupadas por las balsas de fosfoyesos es viable, cuenta con “suficientes garantías” y se ajustará “en su totalidad siempre a las leyes vigentes”, por lo que ha rechazado los “discursos interesados” y “alarmismos infundados”.

El secretario general de UGT FICA de Huelva, Luciano Gómez, y los miembros del Comité de Fertiberia se han reunido con el director del proyecto, Juan Ramón Miró, para conocer un avance del proyecto que la compañía presentará públicamente en septiembre. Tras la reunión, el sindicato ha valorado que los distintos aspectos del proyecto ofrecen “suficientes garantías para poder rechazar los discursos interesados y los alarmismos infundados a los que recurrentemente nos tienen acostumbrados algunos grupos minoritarios”.

Así, FICA-UGT considera que “es un proyecto que tiene la supervisión, en todos sus aspectos, de la Audiencia Nacional, por lo que en su totalidad se ajustará siempre a las leyes vigentes”, lo que constituye “una garantía adicional para mayor tranquilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas de Huelva, contando además con la Declaración de su idoneidad, emitida por el Ministerio en el año 2016”.

Asimismo, el sindicato ha hecho hincapié en que esta iniciativa de Fertiberia “ha atendido todas y cada una de las más de 1.345 alegaciones, así como las mejoras propuestas por el Ayuntamiento y Universidad de Huelva y diferentesorganizaciones medioambientales, contestándose con amplia solvencia técnica y con el rigor científico que se requiere, incluyéndose muchas de ellas como mejoras del Proyecto definitivo”.

Para la UGT, “es un proyecto que demuestra viabilidad en sus cuatro vertientes más importantes: medioambiental, técnica, económica y social; que supone la utilización de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) a nivel mundial, y que, en este sentido, en Huelva se le añade un plus adaptativo que las perfecciona, teniendo en cuenta las particularidades propias del territorio en el que está enclavado”.

“Cuenta además -añade el sindicato- con el aval de una voluntad firme de llevarlo a cabo desde la empresa, añadiéndosele a lo anterior, las garantías económicas suficientes para poder culminarlo hasta el final”. De hecho, tal y como recuerda UGT, “si fuera por la Dirección de la Empresa, se estarían ya realizando los trabajos de restauración y adelantándose lo más posible su finalización”.

Esta organización sindical subraya que de la “rápida finalización” del proyecto, de forma “responsable y ordenada”, dependen “en gran medida cientos de puestos de trabajo de los sectores estratégicos del fertilizante y el agroalimentario en la Península Ibérica” Asimismo, remarca que durante los diez años de realización del proyecto se podrán crear “más de 100 puestos de trabajo directos”.

Por todo ello, UGT confía en conocer el proyecto definitivo en septiembre y que “a la vista del mismo, las diferentes administraciones intervinientes procedan a facilitar su ejecución a la mayor brevedad posible”. “Por nuestra parte -finaliza el sindicato- seguiremos alertas para evitar situaciones incontroladas que puedan repercutir negativamente en el conjunto del empleo que genera actualmente la empresa, tanto en España como en Portugal”.

Cabe recordar que el proyecto consiste, esencialmente, en el encapsulamiento (tapado) de los fosfoyesos para evitar cualquier contacto con el exterior, y la restauración y revegetación de los terrenos para integrarlos en la marisma una vez drenada el agua interna del fosfoyeso y el agua infiltrada por las lluvias (O sea la permanencia de los contenidos de las balsas en el lugar, en vez de retirarlos y trasladarlos).

Mesa de la Ría recuerda a UGT que el proyecto cuenta con el rechazo de la justicia y la sociedad onubense

Ante las declaraciones de UGT, sindicato “afín a las pretensiones de Fertiberia desde sus inicios”, que anima al enterrado de los fosfoyesos, esta formación solicita el estricto cumplimiento de la legislación vigente que imposibilita la intención “chapucera” de la factoría.

Para Mesa de la Ría, el descrédito de UGT en Huelva alcanza «límites insospechados», pues a la vez que el sindicato ha recibido “donativos del propio Villar Mir”, se posiciona en solitario contra toda la sociedad onubense que se ha manifestado unánimemente contra un proyecto que no ofrece ninguna garantía. Las balsas amenazan colapso y producen filtraciones y vertidos al medio natural a través de los canales mareales, según los informes de expertos de la Universidad.

En relación a las declaraciones sobre que el tapado de los fosfoyesos «es un proyecto que tiene la supervisión, en todos sus aspectos, de la Audiencia Nacional”, el sindicato miente y muestra total desconocimiento, pues la Audiencia está a la espera de lo que decidan las tres administraciones competentes.

La supervisión técnica corresponde, al Ministerio con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), a la Junta de Andalucía con la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y al Ayuntamiento con el Informe de Compatibilidad Urbanístico. Y a este respecto, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento se han posicionado claramente en contra en las propias alegaciones a la DIA, que sigue sin resolverse.

Mesa de la Ría recuerda que las balsas de fosfoyesos de Huelva constituyen «el mayor problema sanitario y ambiental de Europa», y que éstas no se encuentran en la misma situación que las del resto del mundo, que sí fueron vertederos autorizados e impermeabilizados. De hecho, las balsas de Fertiberia se diferencian del resto en que tienen una sentencia condenatoria firme y que se han mezclado con millones de residuos tóxicos y radiactivos.

Además, Mesa de la Ría insta a los diputados onubenses del PSOE y Unidas Podemos, para que trasladen a los responsables de las negociaciones de gobierno las necesidades que Huelva tiene, con el objetivo de que incluyan la negativa al proyecto de Fertiberia.

Ante todo, el colectivo espera un pronunciamiento contrario al proyecto del nuevo Ministerio de Transición Ecológica para poder pasar al plan “B”, es decir, la recuperación íntegra de la marisma contaminada por Fertiberia, mediante la gestión, reutilización y valorización máxima de residuos y la creación de una Industria de la descontaminación, solución más cara y compleja para la empresa que contaminó, pero que traerá un innumerable empleo a la capital que no defiende este sindicato.

(Fuente: Huelva 24)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *