Sevilla: Los agricultores claman contra el robo del aceite de oliva. 10.000 marchan al grito de “No sobra aceite, sobran especuladores” (vídeos)

Miles de agricultores de toda Andalucía se han manifestado este martes en Sevilla para exigir unos «precios justos» del aceite de oliva y la lucha contra la «especulación», según COAG y UPA, convocantes de la protesta. “No sobra aceite, sobran especuladores” gritaban por las calles de Sevilla 10.000 olivareros. La marcha fue apoyada por CC.OO. y UGT, y a ella se sumaron otros sindicatos, como el SAT, que reclamaba en una pancarta un «precio justo» para el aceite y también «jornales dignos».

La marcha de los olivareros, portando pancartas como «Mucho sacrificio, poco beneficio» o “Queremos un precio justo”, partió a la altura del Estadio Benito Villamarín y recorrión la Avda. de La Palmera, un recorrido de unos cuatro kilómetros, pasó por la sede de la Presidencia del Gobierno andaluz, en la Puerta de Jerez, al que han reclamado «controles» para garantizar la trazabilidad del aceite, y llegó hasta la Delegación del Gobierno estatal en Andalucía, En la Plaza de España, cuyo titular, Lucrecio Fernández, tenía previsto recibir a los líderes de la protesta.

Miguel López, secretario general de COAG Andalucía, ha considerado necesario «abortar de forma urgente» la «maniobra de especulación clara» con el aceite de oliva por parte de la industria, las envasadoras y la distribución. “Hay una maniobra de especulación por parte de las grandes industrias que han concentrado su centro de operaciones en España y por ende en Andalucía y que están por robarle al sector 1.500 millones de euros, que es una cifra igual a la que llega en Andalucía por ayudas de Bruselas de la PAC y que es la cantidad que va a dejar de recibir el sector por la bajada de un euro por kilo que tiene ahora el aceite de oliva”.

Por su parte, Miguel Cobos, secretario general de UPA Andalucía, ha explicado que «no sobra aceite, sobran especuladores. Nos están quitando del bolsillo de todos los andaluces 1.500 millones de euros». En declaraciones a los periodistas, ha defendido que la protesta de hoy es «legítima», «no es política» y «nace del propio sector», que es el que demanda movilizaciones para lograr que los olivareros cobren por encima de los costes de producción, que ha cifrado en 2,70 euros por kilo de aceite.

Cobos ha expuesto que los olivareros venden el aceite a una media de dos euros por kilo, y luego el consumidor paga entre tres y cuatro euros en España y por encima de cinco en países como Italia. «Lo que hay es una maniobra especulativa en Andalucía y en España. Están los especuladores, los intermediarios, aprovechándose de la atomización del sector, porque somos muchos y nos hacemos la competencia entre nosotros», ha afirmado Cobos. Por ello, ha reclamado al Gobierno andaluz «apoyo para la concentración de la oferta» con el objetivo de «ponernos en igualdad de condiciones a la distribución y a la industria».

Los agricultores afectados por el bajo precio del aceite atacaron duramente a las direcciones de las federaciones de las cooperativas y a Asaja por no participar en la protesta. Les acusan de estar haciéndole el juego a los intermediarios, «que son los que se están llenando los bolsillos con nuestro sudor». Además, criticaron que «ahora estén en sus oficinas esperando ver las noticias para saber qué está pasando aquí en Sevilla».

Los organizadores rechazaron que la reivindicación tenga un componente político, como se ha insinuado desde algunos sectores. «Nadie tiene que decidnos cuando nos toca movilizarnos. Nosotros nos manifestamos cuando lo necesitamos», sentenció Cobos, quien añadió que «sólo queremos que nos devuelvan los 1.500 millones que nos han robado».

Los agricultores, que defienden el olivar tradicional, han anunciado que mantendrán las movilizaciones en Andalucía, donde se concentra el 82 % del sector en España, en Madrid y en Bruselas hasta lograr que los olivareros cobren por encima de los costes de producción, porque aseguran que cobran dos euros por kilo y deberían percibir más de tres euros.

El representante de COAG recordó que muchos agricultores están teniendo que vender su patrimonio para poder hacer frente a esta situación. Los organizadores confirmaron su intención de extender la protesta a Madrid el próximo septiembre. «No vamos ahora porque hay un Gobierno en funciones. Ya tenemos mucha mili para saber que ahora no es el momento de sentarnos en ninguna mesa», aseguró López.

López advirtió igualmente de que lo peor está por llegar y lo hará, concretamente, en septiembre cuando «empiecen a llegar las liquidaciones a 1,90 euros, 2 euros o 2,10 euros y no se puedan pagar las facturas».

(Fuentes: Andalucía Información / andaluces diario / El Correo de Andalucía / Diario de Sevilla / Sevilla Actualidad)

Vídeos:

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *