Reino Unido: El líder laborista, Jeremy Corbyn, apuesta ahora por un nuevo referéndum sobre el Brexit y la permanencia en la UE

El líder del opositor Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, abandonó este martes la ambigüedad sobre el divorcio con la Unión Europea (UE) y prometió defender la permanencia en el bloque comunitario. Además exhortó ayer al próximo primer ministro del Reino Unido a celebrar un referéndum sobre cualquier decisión que se adopte sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El líder laborista prometió que en el caso de que haya un nuevo plebiscito en torno al Brexit apoyará la permanencia del Reino Unido en el bloque de la Unión Europea para proteger la economía. Corbyn insistió igualmente en la necesidad de celebrar nuevas elecciones, pero no explicó que haría en caso de ganarlas con respecto al Brexit.

Quienquiera que se convierta en el nuevo primer ministro debe tener la confianza de someter su acuerdo, o no acuerdo, a una consulta popular, escribió Corbyn en una carta abierta enviada este martes a sus correligionarios. El líder opositor advirtió además que si el sustituto de la renunciante Theresa May se inclina por una ruptura unilateral, o sella un pacto que no proteja la economía local o los puestos de trabajo, los laboristas harán campaña a favor de la permanencia del país dentro de la UE. Aseveró también que su partido hará todo lo posible para evitar un “Brexit duro”.

El descalabro de la formación laborista en las recientes elecciones al Parlamento Europeo, en las que fueron ampliamente superado por los pro europeistas del Partido Liberal Demócrata, ha servido de acicate para que defina su postura, así como la presión ejercida por los sindicatos, que en una reunión el lunes consensuaron un plan de acción.

El programa sindical, que supuestamente ha adoptado la directiva laborista, consiste en defender la permanencia en la UE en un hipotético referéndum en el que se pueda elegir también entre el acuerdo negociado por los conservadores y una salida del bloque sin pacto. Los sindicatos también acordaron que, en el caso –preferido por todos– de que hubiera unas elecciones generales antes del Brexit y ganaran los laboristas, estos deberían negociar un nuevo pacto con Bruselas y someterlo a consulta de los ciudadanos. En ese escenario, la posición de campaña del Partido Laborista y de sus diputados dependería del tratado negociado, según el documento consensuado por las organizaciones de trabajadores afiliadas al Laborismo.

El futuro jefe del Gobierno británico se conocerá el 23 de julio y será Jeremy Hunt (el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido) o el favorito, Boris Johnson (excanciller británico), según decidan en elecciones internas los militantes del Gobernante partido Conservador.

Johnson, quien se perfila como favorito tras lograr el apoyo de más de la mitad de los parlamentarios de su partido, es un euroescéptico que promete romper con la alianza europea a como dé lugar, aunque confía en poder llegar a un acuerdo con la UE, sobre todo en lo relacionado con la frontera entre ambas Irlandas. Hunt, por su parte, se muestra un poco más conciliador que su rival, y dice que convencerá a los europeos para renegociar el tratado de retirada que ya fue rechazado tres veces por el Parlamento británico.

Según la ley electoral británica, los cerca de 180 mil miembros del Partido Conservador tienen hasta el 22 de julio próximo para elegir a su nuevo líder, quien automáticamente se convertirá en Primer Ministro del país.

El Brexit debió entrar en vigor el 29 de marzo pasado después que el 52% de los británicos votó en 2016 a favor de abandonar la UE, pero la negativa del Parlamento a respaldar el tratado de retirada negociado por el gobierno desató una crisis política que obligó a posponer la salida para el 31 de octubre, y forzó la renuncia de May.

(Fuente: Prensa Latina / naiz.info / Russia Today – RT / Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *