Crean una plataforma de apoyo a Nines Maestro, acusada por la AN de financiación del terrorismo por organizar una donación al FPLP

El pasado mes de enero a Ángeles (Nines) Maestro, quien fuera diputada de IU en el Congreso de los Diputados entre los años 1989 y 2000 (actualmente líder de Red Roja), le llegó una citación judicial que no esperaba. Ella y otras dos compañeras activistas, que prefieren permanecer en el anonimato, están acusadas de un presunto delito de financiación del terrorismo por organizar una donación de dinero que recibió una miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), entidad que se encuentra en la lista de organizaciones terroristas de la UE.

En solidaridad con Ángeles y las otras dos acusadas, colectivos como Anticapitalistas, IU Madrid Ciudad, CGT, BDS a Israel, La Comuna, el Sindicato Asambleario de Sanidad-Madrid o el Movimiento Antirrepresivo de Madrid han creado la Plataforma en Apoyo a Nines y a Palestina, que cuenta también con personas a título individual, y han lanzado una recogida de firmas contra la criminalización de la ayuda al pueblo palestino. El objetivo es “proporcionar información y difusión del caso, buscar apoyos a nivel estatal e internacional y contribuir a sufragar los gastos judiciales”.

Los hechos se remontan a los años 2014 y 2015, después de unos ataques de Israel a Gaza que ocasionaron más de 2.000 muertos, la mayoría civiles, y decenas de miles de heridos. Nines y sus compañeras abrieron una web con el objetivo de recaudar dinero para ayudar a una población que había sido arrasada. Con el esfuerzo de particulares, en una primera ocasión juntaron 5.300 euros, y al año siguiente lograron recaudar 3.085 euros.

“Mandar dinero a Palestina es una misión difícil porque para los bancos ni existe”, narra a Cuartopoder.es la propia Ángeles. Por ello, según su versión, entregaron la primera recaudación a Leila Khaled, militante del FPLP que había participado en charlas facilitadas por los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. “Ella nos entregó un recibí de que ese dinero se lo entregábamos para la reconstrucción de todos los desastres ocurridos en Gaza en las instalaciones educativas y sanitarias”, sostiene. La segunda donación fue entregada al año siguiente a un representante oficial de la Autoridad Nacional Palestina.

“Criminalización de un acto solidario”

Maestro y sus dos compañeras de Red Roja fueron denunciadas por Law Force Project Spain y la Asociación Cultural Judía de Ibiza, aunque esta última se ha retirado del procedimiento. La Audiencia Nacional (AN) decidió el pasado mes de junio transformar las diligencias previas a un procedimiento sumario, el paso previo para el procesamiento de las tres implicadas. “Nos saltaron todas las alarmas”, cuenta Ángeles. No esperaban que la denuncia llegara tan lejos porque la propia Audiencia Nacional permitió que Leila Khaled, la líder supuestamente terrorista, ingresara en nuestro país, a pesar de que la decisión generó un fuerte rechazo en la comunidad judía en España. Además, las acusadas habían entregado al juez el documento del FPLP que acredita el carácter humanitario de la donación.

La Plataforma en Apoyo a Nines y Palestina, recién constituida, considera que “la causa contra Nines Maestro y otras dos compañeras representa una medida legal de criminalización de un acto solidario”. La acusada sostiene que su intención era “socorrer”, pero también, “más allá del pobre dinero” que mandaron, enviar “solidaridad», algo «importante para un pueblo machacado como el palestino”.

La que fuera diputada de IU recuerda que durante su época en el Congreso de los Diputados se tramitó un acuerdo comercial preferente entre la UE e Israel, vital para este país, que en una cláusula obligaba al respeto de los Derechos Humanos del pueblo palestino. “Ni los gobiernos ni la oposición de este país han denunciado la vigencia de este tratado, a pesar de las barbaridades que vienen ocurriendo en Palestina desde el 97”, critica Ángeles.

Tanto Ángeles como la plataforma que se conforma en su apoyo consideran que esta acusación está motivada por el estado sionista, a través de sus redes internacionales, y que tiene como objetivo “ejemplarizar la persecución de la solidaridad internacionalista con el pueblo palestino”. Pese a ello, las acusadas llaman a la sociedad civil a no asustarse y seguir denunciando las violaciones de Derechos Humanos que comete Israel y las injusticias a las que se ven sometidos los palestinos y palestinas.

(Fuente: Cuarto Poder / Autora: María F. Sánchez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *