Venezuela: Guaidó pretende amparar una intervención militar extranjera haciendo que la Asamblea Nacional recurra al Tratado de Rio

El autoproclamado presidente encargado de Venezuela, el golpista Juan Guaidó, anunció este domingo 7 de julio que la Asamblea Nacional en desacato aprobará en segunda discusión la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), conocido popularmente como Tratado de Rio, al tiempo que se planteó como reto movilizar la presión tanto nacional como internacional para “lograr nuestro objetivo”.

“Vamos a avanzar en todos los terrenos de lucha. Tenemos el legítimo derecho de construir las capacidades y alianzas internacionales necesarias para proteger y defender al pueblo y nuestra soberanía. Cumplidos los pasos requeridos, la Asamblea Nacional aprobará el TIAR”, escribió Guaidó en un mensaje publicado en la red social Twitter.

En otra publicación, el diputado en desacato detalló que después “de aprobado nos tocará construir el respaldo de los demás países de la región para este mecanismo cuya aprobación final pasará en la OEA. Nuestro reto es movilizar y aumentar la presión dentro y fuera de Venezuela para lograr nuestro objetivo”.

En este sentido, Guaidó insistió en otro mensaje que “la transición es irreversible, pero que no existen soluciones mágicas. Tanto el TIAR, como los demás mecanismos que usaremos, requerirán aumentar la presión interna y externa”. “Asumo mi responsabilidad en las acciones que vamos a liderar en todos los mecanismos que estamos ejerciendo, como parte de una sola estrategia, para conquistar el cambio”, destacó el dirigente opositor.

El TIAR y la dirigencia opositora: ¿enmascarar una intervención militar?

El pasado mes de mayo, la oposición venezolana se enfocó en un pacto interamericano de defensa firmado hace más de 70 años. En ese momento, el llamado Centro de Comunicación Nacional de la oposición escribió vía Twitter: “El presidente (E) Juan Guaidó ha iniciado el proceso oficial para reinsertar a Venezuela en el Tratado Interameicano de Asistencia Recíproca (TIAR) y el Sistema Interamericano de DD.HH. como medida de cooperación internacional (…)”.

El pasado 28 de mayo, la Asamblea Nacional en desacato aprobó en primera discusión un proyecto de ley de adhesión al Tiar. En esa oportunidad Guaidó escribió vía Twitter: “La Asamblea Nacional ha respaldado propuesta para avanzar en nuestro reingreso al TIAR”.

A propósito de estos movimientos de la dirigencia opositora, el experto argentino en Historia Económica Leandro Morgenfeld, en diálogo con el medio ruso Sputnik, manifestó que “no hay ninguna posibilidad de aplicar el TIAR en Venezuela y sería simplemente una forma de tratar de enmascarar el pedido que Guaidó ya hizo varias veces de una intervención militar de EE.UU”.

El TIAR en detalle

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), también es conocido como Tratado de Río, porque se firmó en esta ciudad brasileña el 2 de septiembre de 1947, después de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, el experto argentino Morgenfeld indicó que en sus orígenes el acuerdo estaba dirigido “a la conformación de un sistema interamericano hegemonizados por EEUU en la segunda posguerra”.

En la actualidad, 15 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) forman parte del Tiar. Entre ellas se encuentran Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, entre otros. No obstante, este tratado se ha debilitado considerablemente. México lo abandonó en 2002, mientras que Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela lo hicieron en el año 2012. Cuba también hizo lo propio.

Este tratado establece que los países firmantes condenan la guerra y se comprometen a buscar soluciones pacíficas a sus conflictos. De igual forma, en su artículo 3º el Tiar refiere que “un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado americano será considerado como un ataque contra todos los Estados americanos”.

“En consecuencia cada una de dichas partes contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”, refiere el tratado en cuestión.

Morgenfeld recuerda que el TIAR “prácticamente nunca se aplicó”, a excepción de los años 60, con el bloqueo a Cuba y la guerra entre El Salvador y Honduras, cuando “respondía a intereses de EE.UU.” Además el experto argentino recuerda que este tratado quedó “herido de muerte” en 1982 cuando Argentina invocó su aplicación en la Guerra de las Malvinas; sin embargo, Washington se negó a aplicarlos contra Reino Unido, por ser su aliado en la OTAN.

(Fuente: Resumen Latinoamericano / La Iguana.TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *