El Consejo Militar de Sudán y la oposición del FCC llegan a un acuerdo para compartir el poder durante el periodo de transición

El consejo militar gobernante en Sudán tras el Golpe de Estado que derribó al presidente Omar al Bashir, el Consejo Militar de Transición (TMC), y una coalición de grupos de la oposición, Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio (FFC), llegaron a un acuerdo para compartir el poder durante un período de transición hacia unas elecciones, resultando en celebraciones callejeras de miles de personas.

Ambas partes, que han mantenido conversaciones en Jartum durante los últimos dos días, acordaron “establecer un consejo soberano por rotación entre los militares y los civiles durante un período de tres años o un poco más”, dijo el mediador de la Unión Africana, Mohamed Hassan Lebatt, en una conferencia de prensa. También acordaron formar un gobierno tecnócrata independiente y lanzar una investigación transparente e independiente sobre los acontecimientos violentos en las últimas semanas.

Las dos partes acordaron posponer el establecimiento de un consejo legislativo. Habían acordado previamente que la coalición de las FFC tomaría dos tercios de los escaños de un consejo legislativo antes de que las fuerzas de seguridad dispersaran una sentada de protesta el 3 de junio, matando a decenas de personas, y las conversaciones colapsaron.

Las calles de Omdurman, la ciudad gemela de Jartum a través del río Nilo, estallaron en celebración cuando se conoció la noticia, dijo un testigo de Reuters. Miles de personas de todas las edades salieron a las calles, cantando “¡Civil! ¡Civil! ¡Civil!”. Los jóvenes golpeaban los tambores, la gente tocaba las bocinas de sus coches y las mujeres que portaban banderas sudanesas aullaban en señal de júbilo.

“Este acuerdo abre el camino para la formación de las instituciones de la autoridad de transición, y esperamos que este sea el comienzo de una nueva era”, dijo Omar al-Degair, líder de las FFC. “Nos gustaría tranquilizar a todas las fuerzas políticas, a los movimientos armados y a todos los que participaron en el cambio de hombres y mujeres jóvenes … que este acuerdo será integral y no excluirá a nadie”, dijo el general Mohamed Hamdan Dagalo, subjefe del Consejo Militar de Transición.

“Agradecemos a los mediadores africanos y etíopes por sus esfuerzos y paciencia. También agradecemos a nuestros hermanos en las Fuerzas de la Libertad y el Cambio por el espíritu positivo”, añadió Dagalo, quien encabeza a las Fuerzas de Apoyo Rápido acusadas por las FFC de dispersar la sentada. Los médicos de la oposición dicen que más de 100 personas fueron asesinadas en la dispersión y posterior violencia. El gobierno declaró la cifra de muertos en 62.

Llamamiento a la desobediencia civil

Este acuerdo se alcanza sólo días después de que las FFC llamaran a la desobediencia civil en todo el país para el 14 de julio, después de las manifestaciones masivas que exigieron que el TMC entregara el poder a los civiles. Las FFC dijeron en un comunicado que el domingo 14 de julio se llevaría a cabo “la desobediencia civil y una huelga política integral en todos los sectores profesionales, artesanales, laborales y de trabajo en la capital y el resto de los distritos, junto con las protestas de las comunidades sudanesas en el extranjero”.

Las FCC también solicitaron la formación de un consejo legislativo civil compuesto por figuras de las fuerzas revolucionarias para emitir leyes y legislación, exigiendo que el TMC entregase el poder a una autoridad civil de inmediato, de conformidad con la Declaración de Libertad y Cambio. Hicieron hincapié en la necesidad de iniciar una investigación independiente con apoyo regional para determinar la parte responsable de la muerte de los manifestantes, desde el pasado abril.

Reiteraron, en una conferencia de prensa, el compromiso del movimiento con la iniciativa africano-etíope como base para las negociaciones. Agregaron que las negociaciones con el TMC deberían ser indirectas, mientras que se explica a los mediadores de la iniciativa africano-etíope que debe establecerse un marco de tiempo para el proceso de negociación. Por lo tanto, destacaron que la lucha del pueblo sudanés continuará utilizando medios pacíficos para alcanzar los objetivos de la revolución.

Madani Abbas Madani, líder de las FFC, indicó en una conferencia de prensa en Jartum: “No abandonaremos el camino de la negociación política, y no abandonaremos el curso de la escalada pacífica”, confirmando que nueve personas murieron y otras 200 resultaron heridas durante las protestas del domingo.

Al menos 7 muertos en una concentración contra el gobierno militar

La oposición sudanesa había organizado este domingo concentraciones masivas en la capital, Jartum y otros estados, para exigir al consejo militar gobernante que entregue el poder a las autoridades civiles, según ha informado la Agencia Anadolu.

Agitando la bandera nacional, los manifestantes corearon consignas contra el Consejo Militar de Transición (TMC) y ondearon pancartas que condenaban la violencia contra los manifestantes. Los manifestantes también corearon llamadas para una investigación sobre la dispersión de un campamento de protesta de una semana de duración cerca del cuartel general del ejército a principios de este mes, que dejó varias muertes. Según informes presenciales, varios manifestantes resultaron heridos cuando las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y munición real para dispersar los mítines.

Sudán ha estado en crisis desde que el establecimiento militar de Sudán depuso al presidente Omar Al-Bashir a principios de abril, después de meses de manifestaciones populares contra su gobierno de 30 años. Según informa Anadolu, al menos siete personas fueron asesinadas cuando los manifestantes organizaron concentraciones masivas en la capital Jartum y otros estados, exigiendo que el consejo militar gobernante entregue el poder a las autoridades civiles.

Sulaiman Abdul Jabbar, subsecretario del Ministerio de Salud, confirmó la cifra de muertos a la agencia de noticias estatal SUNA, y agregó que 181 resultaron heridos durante las manifestaciones. Hubo 10 soldados entre los heridos, 27 sufrieron heridas de bala y otros quedaron atrapados en la estampida, continuó diciendo. En un comunicado, el Comité Central de Médicos de Sudán dijo que el número de heridos llegó a 100, y agregó que las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno y balas reales para dispersar las manifestaciones.

El domingo temprano, los manifestantes corearon consignas contra el Consejo Militar de Transición (TMC) y ondearon pancartas condenando la violencia contra los manifestantes, según un reportero de la Agencia Anadolu. Los manifestantes también corearon llamados para una investigación sobre la dispersión de un campamento de protesta desde hace semanas cerca del cuartel general del ejército a principios de este mes, que dejó decenas de muertos.

También se informaron manifestaciones en las ciudades de Gadaref, Kassala, Khashm Algirba y Halfa en el este de Sudán, Kareema y Atbara en el estado del Río Nilo, El-Obied en Kordofan del Norte y Edamazine en el estado de Nilo Azul.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *