Libia: Al menos 40 muertos y 80 heridos en Trípoli, como resultado del bombardeo a un centro de detención de migrantes africanos

Docenas de migrantes y refugiados murieron en un ataque aéreo contra un centro de detención en la periferia de Trípoli, que el gobierno del que fuentes del Gobierno de Unidad Nacional (GNA por sus siglas en inglés), se ha apresurado a atribuir a las fuerzas del “criminal de guerra Khalifa Haftar”. Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque, tampoco Ejército Nacional de Libia (LNA por su siglas en inglés) de Haftar, que, por el contrario, neiga su participación.

No obstante, los medios de prensa favorables a Haftar ya habían mencionado en días recientes la inminencia de «una serie de ataques aéreos» en la zona de Trípoli y Tajoura. Algo confirmado por el LNA, que este lunes anunció que iniciaría ataques aéreos pesados contra objetivos en Trípoli tras haber agotado «medios tradicionales» de guerra.

El ataque aéreo contra un centro de migrantes en la periferia de la capital libia, Trípoli, dejó al menos 40 muertos y más de 80 heridos, dijo a la agencia AFP un portavoz de los servicios locales de emergencia. «Es un saldo preliminar. El saldo podría agravarse», aseguró el vocero Osama Ali, para quien en el momento del ataque aéreo había unos 120 migrantes retenidos en un hangar en Tajoura, al este de Trípoli. Según una fuente médica del gobierno sostenido por la ONU en la capital, el ataque fue perpetrado al caer la noche por cazabombarderos F-16.

Libia es el principal punto de partida para los inmigrantes africanos, en su mayoría subsaharianos, que huyen de la pobreza y la guerra y tratan de llegar a Italia en barco, pero muchos de ellos son interceptados por la guardia costera libia del GNA, apoyada por la Unión Europea, que quiere detener el flujo migratorio. Miles de migrantes están recluidos en centros de internamiento gestionados por el Gobierno en el oeste de Libia, en condiciones a menudo inhumanas según organizaciones humanitarias y Naciones Unidas.

Las agencias de la ONU y entidades humanitarias han reiteradamente expresaron su oposición a que migrantes rescatados del mar sean devueltos a Libia, a raíz del caos institucional en el país. «Los equipos de socorro se encuentran trabajando en el lugar del ataque. Hay decenas de víctimas», explicó un portavoz de la operación «Volcán de la ira», lanzada por el GNA para contrarrestar la ofensiva de Hafter contra la capital. En Libia, esos migrantes y refugiados son situados en «detención arbitraria» y regularmente quedan a merced de las numerosas milicias armadas. La situación se tornó aún más crítica tras el inicio de una ofensiva por Haftar.

Actualmente Trípoli está bajo el control del Gobierno de Unidad Nacional, reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU y presidido por Fayez al Sarraj. No obstante, este Ejecutivo no es considerado legítimo por la Cámara de Representantes, Parlamento unicameral con sede en la ciudad de Tobruk (este), con un gobierno propio y apoyado por el Ejército Nacional Libio, de Jalifa Haftar.

Haftar puso cerco a Trípoli el pasado 4 de abril. Desde entonces se suceden los combates en las áreas rurales del sur de Trípoli, en una espiral de violencia que ya ha cusado cerca de 600 muertos, más de 5.000 heridos y obligado a más 30.000 familias a abandonar sus hogares y a convertirse en desplazados internos. Los enfrentamientos armados también han afectado gravemente a miles de migrantes, en su mayoría subsaharaianos, que se encuentran en los alrededores de la capital a la espera de poder viajar a Europa o que han sido recluidos en centros de detención tras haber fracasado en el intento.

(Fuentes: teleSUR / AFP / Sputnik / Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *