La política sanitaria del Consejero de Salud de la Junta, Jesús Aguirre: Critica el aborto libre y pide ayuda a Amancio Ortega contra el cáncer

El Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, el popular Jesús Aguirre, ha dicho este jueves en Córdoba sobre la práctica del aborto en la sanidad pública que “lo fácil es llegar y el chupetón”, opinando que lo que se debe hacer, en primer lugar, es “informar” a las embarazadas cuando acuden a la sanidad pública planteándose abortar, instando también a “defender” a “los no nacidos”.

Aguirre lo ha destacado así al ser preguntado por este asunto durante su participación en un desayuno informativo organizado por Radio Córdoba en el marco de los Encuentros SER de la Cadena SER Andalucía, donde ha señalado que “la Ley es Ley para todos”, con lo que su “ética” no se le tiene “que imponer a nadie”, lo que quiere decir que la actual Ley del Aborto permite “abortar con un tiempo determinado” de embarazo.

Pero, al margen de ello, el consejero andaluz de Salud ha abogado por “informar a la paciente” y “darle su tiempo”, ofreciéndole “información positiva”, poniéndole “el Sonicaid”, dispositivo que permite al médico y a la embarazada escuchar los latidos del feto.

También entiende Aguirre que es preciso dar “apoyo social” a las mujeres embarazadas, porque, según ha argumentado, “eso son las políticas sociales”, porque “lo fácil es llegar y el chupetón”, describiendo de esa forma el consejero el procedimiento que se aplica para la interrupción del embarazo, preguntándose en este punto Aguirre “¿quién defiende a los no nacidos?”, e instando a “defenderlos”.

En este sentido y ante el importante descenso de la natalidad en España, Aguirre se ha preguntado: “¿permitimos 140.000 abortos?“, aclarando que, mientras siga en vigor la actual Ley del Aborto de ámbito nacional, la mujer “que quiera lo va a hacer”, y él, como consejero no es “nadie” para oponerse, pues “el derecho lo tiene la madre, pero también hay un derecho del no nacido” y habrá que ver “cómo se conjugan”.

Por este motivo, en Andalucía, “lo mismo que hay un presupuesto para interrupción voluntaria del embarazo”, también hay “un presupuesto para darles la máxima cobertura a aquellas mujeres con especiales dificultades”, según ha concluido el consejero.

Pide fondos a Amancio Ortega para investigar contra el cáncer

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, tras manifestar en pasadas semanas por carta a la Fundación Amancio Ortega que desea que considere a Andalucía “zona de inversión preferente”, ha dicho este jueves que espera que dicha fundación invierta en investigación oncológica en Andalucía y, para ello, se le da la opción de instalarse en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21.

En declaraciones a los periodistas tras participar en un desayuno informativo organizado por Radio Córdoba en el marco de los Encuentros SER de la Cadena SER Andalucía, Aguirre ha explicado que Salud hace una “apuesta muy alta por la I+D+i”, razón por la que tiene “reuniones continuas con todas las multinacionales para intentar ser foco de atracción de investigación biomédica”.

De hecho, según ha resaltado, “las nuevas líneas de investigación biomédica que ya tenemos en el Virgen del Rocío (de Sevilla) nos la queremos traer al Reina Sofía (de Córdoba)”, referidas a “los nuevos tratamientos tumorales inmunológicos, que tienen una proyección de futuro impresionante”.

En este contexto, según ha indicado Aguirre, es en el que le ha pedido por carta a la Fundación Amancio Ortega “que Andalucía sea zona preferente de investigación en I+D+i, sobre todo en tratamientos oncológicos, que es lo que quiere investigar” dicha fundación y, para ello, se le ha informado que hay “en Córdoba un campus de investigación que se llama Rabanales 21”.

A este respecto, el consejero de Salud ha aclarado que en el mismo “hay espacio suficiente, por si lo creen oportuno y quieren hacer cualquier tipo de inversión en infraestructura” por parte de la Fundación Amancio Ortega, ya que estarían “de acuerdo en darle todo el soporte”, por parte del Ayuntamiento de Córdoba y de la Junta, que son titulares de Rabanales 21, “para montar un instituto de bioética o de biología molecular”.

A la Junta le consta, según ha concluido Aguirre, que la Fundación Amancio Ortega “quiere hacer grandes inversiones”, y en la Junta lo que desean es que “Andalucía sea zona de inversión preferente” para dicha fundación, y ello, según ha reiterado, se lo ha pedido el propio Aguirre por carta.

(Fuente: La Voz del Sur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *