La operación se iniciaba en las primeras horas de esta tarde de la ocupación de una aldea de Vilamarim, el Xem, por un grupo nutrido de encapuchados de la Guardia Civil, que registraban el domicilio de Miguel García Nogales. Tales medidas buscan terminar en auténticos saqueos policiales de bienes personales, libros, material informático e incluso dinero de los independentistas. En el momento del registro, Miguel García, esposado, carecía del derecho a ser asistido por un letrado. La razón, la aplicación de la ley antiterrorista, que priva a los detenidos de asistencia y comunicación con el anterior si el delito que se les apunta tiene raíz política. Las personas solidarias se concentraban frente a su casa, mientras que en las redes, organizaciones como Agora Galiza, Causa Galiza o Briga denunciaban las detenciones como un montaje contra la izquierda independentista galega y llamaban a la solidaridad activa. Miguel García, de 40 años, es un veterano militante desde los tiempos juveniles, y ya fue uno de los secuestrados por la Audiencia Nacional en 2005 por su papel dirigente en la AMI. Se desconoce el «delito» que se le imputa. Hoy el organismo anti-represivo galego Ceivar ha convocado concentraciones solidarias en las principales ciudades gallegas a partir de las 20,30 horas.

Más detenidos en paradero desconocido

Horas más tarde, el movimiento solidario anunciaba la detención de Joá Manuel S. un independentista de Oroso, en la actualidad residente en Cerdedo, en Tierra de Montes. Joá Manuel es un activista conocido en medios del independentismo juvenil y en los centros sociales, así como en el asociativismo de la comarca. Desde que la confusión mediática y la confusión informativa continuaron siendo las notas dominantes a lo largo de estas horas, desconocemos aún cuales son las circunstancias de su detención y los cargos que se le apunte.

Operación en Vigo

Las caídas referidas fueron precedidas por dos más en la tarde del sábado. Se trataría de la detención de Asunción losada Camba y Antom García Matos, de 52 y 50 años respectivamente, en la ciudad de Vigo. Ambos militantes figuraron en varios sumarios de la Audiencia Nacional(tribunal sucesor del Tribunal de Orden Público franquista), acusados ​​de una participación destacada en Resistencia Galega desde sus orígenes. 

Fuentes: www.galizalivre.com / www.publico.es