Italia: Aprueban decreto ley anti salvamento de refugiados para limitar o vetar el ingreso, tránsito o permanencia en aguas territoriales

El Consejo de Ministros de Italia aprobó este martes un nuevo decreto ley sobre temas relacionados con el orden público y la gestión del flujo migratorio. “Disposiciones urgentes en materia de orden y seguridad pública”, se denomina el estatuto impulsado por el Ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, para reforzar otro sobre la misma materia ya aprobado en octubre de 2018.

La nueva norma faculta al Ministerio del Interior a limitar o vetar el ingreso, tránsito o permanencia de naves en el mar territorial, salvo en los casos de embarcaciones militares o al servicio del gobierno en misiones no comerciales, por motivos de orden y seguridad públicas. En esas circunstancias, esa dependencia del gobierno deberá contar con el acuerdo de los ministerios de Defensa e Infraestructuras y Transporte, e informar al primer ministro.

Prevé también multas de 10 a 50 mil euros para los comandantes, armadores o propietarios de las naves que incumplan las prohibiciones de ingreso, tránsito y permanencia en aguas territoriales italianas. Las multas serían pagadas por el capitán, el operador del barco o el propietario del mismo. Además, aquellos que violen en varias ocasiones esta medida podrían sufrir la incautación de la embarcación.

Amplía, además, la competencia de las fiscalías distritales antimafia a los delitos asociados con el favorecimiento a la inmigración clandestina, aún sin agravantes, al tiempo que consiente, indirectamente, el empleo de intercepciones preventivas de comunicaciones. Otro artículo dedicado al tema migratorio, asigna tres millones de euros en el trienio 2019-2021 para financiar gastos vinculados al reforzamiento de las operaciones policiales encubiertas en el enfrentamiento al tráfico de personas.

Salvini ha mostrado su satisfacción por la aprobación del decreto, aplazada durante varias semanas debido a las dudas de la Presidencia en torno a su constitucionalidad y las críticas de Naciones Unidas. En este sentido, el también viceprimer ministro ha señalado que se trata de “un paso adelante para la seguridad del país” y se ha mostrado “absolutamente seguro” de que la medida “cumple” con todas las leyes nacionales e internacionales.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) había expresó su preocupación por la aprobación de un decreto ley del gobierno italiano, el cual contiene aspectos relacionados con los flujos migratorios. En un comunicado, la portavoz para el sur de Europa de la Acnur, Carlotta Sami, señaló que algunas disposiciones de la norma “podrían penalizar el socorro marítimo de refugiados y migrantes en el Mediterráneo central, incluyendo la introducción de sanciones financieras para las naves de las ONG y otras privadas”.

“Salvar vidas humanas constituye un imperativo humanitario consolidado y es también una obligación derivada del Derecho Internacional. Ninguna nave o ningún comandante deberían ser expuestos a sanciones por haber auxiliado a embarcaciones en dificultad y donde exista el riesgo inminente de pérdida de vidas humanas”, añadía Carlotta Sami en dicho comunicado.

Acnur expresó preocupación, además, porque mediante el decreto se castigue a los comandantes que rechacen desembarcar a las personas auxiliadas en Libia “a la luz de la situación de seguridad extremadamente volátil” y “de las numerosas denuncias de violaciones de derechos humanos”, en ese país. Por tales razones, la organización “pide al gobierno italiano revisar el decreto y al parlamento modificarlo, priorizando la protección de los refugiados y el salvamento de vidas humanas”.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *