México: rendición incondicional de AMLO al chantaje yanqui. Acata todas sus exigencias a cambio de que no impongan aranceles

Los migrantes que crucen de forma irregular hacia Estados Unidos por su frontera sur en busca de asilo serán devueltos rápidamente a México, según un acuerdo firmado hoy entre ambas naciones. Una declaración conjunta, tras una semana de negociaciones y bajo amenazas norteamericanas de imponer aranceles a los productos del vecino país dentro de tres días, explicó que dichas personas podrán esperar la respuesta a sus solicitudes en México.

México, afirma el texto, autorizará la entrada de los migrantes por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones, mientras esperan la adjudicación de sus demandas, y ofrecerá puestos de trabajo, salud y educación. Por su parte, Estados Unidos se comprometió a trabajar para acelerar la entrega de tales permisos y concluir los procedimientos de remoción lo más rápidamente posible.

México tomará medidas sin precedentes para aumentar la aplicación de la ley en aras de frenar la migración irregular, sostuvo el documento, divulgado después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, anunciara el logro del pacto y la suspensión de los gravámenes. Como parte de las acciones mexicanas se mencionó el despliegue de la Guardia Nacional en todo el país, con prioridad en su línea divisoria sur, lo cual adelantó la víspera el canciller Marcelo Ebrard.

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores encabezó a los negociadores de su nación, quienes promovieron el diálogo a favor de encontrar soluciones y evitar la imposición de los impuestos, que irían del cinco por ciento, primero, al 25 por ciento, en octubre. Además, Estados Unidos y México decidieron fortalecer la cooperación bilateral, incluido el intercambio de información y las acciones coordinadas para proteger mejor y asegurar su frontera común.

Si las medidas adoptadas no logran los resultados esperados, se tomarán otras, acordaron los dos países. Por lo tanto, determinaron, continuarán sus discusiones sobre los términos de entendimientos adicionales para abordar los flujos de migrantes irregulares y las cuestiones de asilo, que se completarán y anunciarán dentro de 90 días de ser necesario.

AMLO define como «diálogo» su cesión ante el chantaje estadounidense

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, elogió ayer el acuerdo arancelario con Estados Unidos y celebró que finalmente se impusiera el diálogo a la confrontación con el país vecino. En un masivo acto en Tijuana, Baja California (foto adjunta), convocado por él mismo en la frontera con Estados Unidos, López Obrador ofreció su esperada opinión acerca del proceso negociador muy tenso en Washington entre las delegaciones presididas por el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.

Explicó en detalles que de esa reunión salió el acuerdo de ayer según el cual Estados Unidos elimina el cinco por ciento de aranceles a todos los productos mexicanos que ingresan a ese país, y México a reforzar sus fronteras y prestar la debida atención humanitaria a los migrantes devueltos para esperar decisiones migratorias.

Después de remontarse a la historia común de ambos países, López Obrador explicó que de haberse aplicado el gravamen de cinco por ciento anunciado por Donald Trump los daños a la economía y al tratado trilateral que se estaba negociando también con Canadá, habrían sufrido graves deterioros.

Ahora la postura correcta es mantener una política de respeto y buena vecindad con el gobierno y su población, y cumplir con los acuerdos alcanzados, dijo. No obstante, acudió a la comprensión de los norteamericanos para que entiendan que el fenómeno migratorio no surge de la nada sino que es originado por las carencias, la marginación social, la falta de oportunidades de seres humanos que necesitan emprender un peregrinar para mitigar su hambre o preservar sus vidas en otras tierras.

Reiteró que la única forma de solucionar ese flagelo es atacando sus causas más profundas mediante el impulso al desarrollo y la construcción de la amistad y la paz para lo cual, afirmó, es indispensable el concurso de Estados Unidos, Canadá y otros países desarrollados. Dijo que la inmensa mayoría de los decenas de miles de centroamericanos que intentaron llegar este año a Estados Unidos eran jóvenes y que más de 45 mil niños viajaron solos. Esta amarga y dolorosa realidad no se puede enfrentar solo cerrando fronteras o con medidas coercitivas, afirmó.

Celebramos el importante acuerdo de ayer porque se nos ponía en una situación difícil e incómoda el tener que aplicar a mercancías de Estados Unidos las mismas medidas que se iban a imponer a las mexicanas. Pero ayer se impuso el diálogo a la confrontación y hubo voluntad para resolver la situación, agregó.

Lo que sigue ahora, añadió, es cumplir puntualmente los compromisos, reforzar la frontera, aplicar la ley, respetar los derechos humanos, ejecutar el plan de desarrollo de la Cepal y crear empleo en Centroamérica y el sur de México. Así que desde la semana próxima, anunció, estaremos ofreciendo ayuda humanitaria y oportunidad de empleo a quienes esperan en México una respuesta a su solicitud de asilo para ingresar legalmente a Estados Unidos.

Obligación de comprar productos agrícolas a los EEUU

Tras trascender que, como parte del acuerdo, México se comprometer, además, a adquirir productos agrícolas estadounidenses, , el líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) de México, Ismael Hernández, expresó hoy el desacuerdo del sector con el anuncio de Donald Trump de que este país les comprará grandes cantidades de productos agrícolas. El dirigente y diputado afirmó que el gobierno federal pactó con Estados Unidos para comprar semillas a los productores norteamericanos, hecho que -dijo- impactará de forma negativa al campo mexicano.

Durante su visita este fin de semana a Toluca, el líder gremial reconoció al Gobierno Federal porque a través de negociaciones lograra frenar la imposición de aranceles, pero al mismo tiempo cuestionó la posible compra masiva de productos agrícolas. Al respecto, exigió explicaciones para los productores, ya que este tipo de declaraciones en el marco de la cancelación de una amenaza arancelaria genera incertidumbre.

Como organización campesina, la más grande de este país, le vamos a pedir al gobierno explique a los campesinos dónde estuvo la moneda de cambio de esta negociación porque en la declaración conjunta en Washington en ningún momento mencionaron que se haya acordado sacrificar los productos de los mexicanos, reclamó.

(Fuente: Prensa Latina)

Noticia Relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *