El aumento de las plusvalías de la burguesía andaluza, pendientes de las negociaciones de PP, C’s y Vox en Madrid

El grupo parlamentario de Vox se ha mostrado dispuesto a tumbar los Presupuestos del nuevo gobierno burgués de la Junta. Vox quiere entrar en los gobiernos municipal y autonómico de Madrid, con tenientes de alcaldes y consejeros, y para ello, para forzar a Ciudadanos, no ha dudado en poner en peligro el presupuesto de la Junta. Así lo explicó Santiago Abascal en su intervención posterior a la visita al Rey en Zarzuela: todos los casos de negociación están relacionados. Y Andalucía, por tanto, también.

El efecto político de dicho rechazo es tremendo, porque la burguesía andaluza ya se estaba relamiendo ante el nuevo impulso a proyectos que -pagados con dinero público- iban a proporcionarle enormes plusvalías. No es casualidad que el plan de Infraestructuras 2020-2027 sea una de la promesas estrella del nuevo gobierno. Ni tampoco que se hayan rescatado y reavivado proyectos descartados hace décadas como el teleférico desde Granada hasta la estación de esquí de Pradollano o el cierre de la circunvalación de la ciudad nazarí (Ronda Este).

La prensa del régimen habla de que «afectaría a la seguridad que el Gobierno andaluz está transmitiendo al empresariado». Y es que la prórroga de los presupuestos actuales paralizarían muchos proyectos -por los que ha suspirado la rapacidad de la patronal- hasta la aprobación de los presupuesto de 2020, al menos. Unos presupuestos de 2020 que incluso podrían ya estar elaborados en forma de borrador. 

El Gobierno conservador, formado por PP y Ciudadanos, no calculó bien el órdago, porque la enmienda de devolución de los presupuestos se debatirá el próximo miércoles, cuatro días antes de que se constituyan los ayuntamientos. El día antes, el 11 de junio, se constituye la Asamblea de Madrid, que Ciudadanos aspira a ser presidir, aunque necesita los votos del PP y de Vox. Si no hubiese acuerdo a tres en Madrid, el Presupuesto en Andalucía podría ser tumbado el miércoles. 

Mientras el Pueblo Trabajador Andaluz continúa impasible, observando como las distintas fracciones de la burguesía pelean para prepararle las cadenas de nuestra explotación y la destrucción de nuestro medio natural durante los próximos cuatro años. 

Martín Uad para La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *