Más de 1 de cada 5 jóvenes, sin expectativas de formación ni empleo en Andalucía

El porcentaje de jóvenes de 15 a 29 años de edad que ni estudian ni trabajan ha descendido ocho puntos en Andalucía desde el año 2013 situándose en 2018 en el 20’1%, una cifra que, no obstante, es casi cinco puntos superior a la media nacional. Además, el porcentaje –que incluye a los jóvenes de ambos sexos– alcanzado en 2018 es casi siete puntos más alto que la media de la Unión Europea de 28 países, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía y Eurostat.

Esta estadística refleja la falta de expectativas que ofrece el modelo económico neoliberal español y europeo a la juventud andaluza. Para su elaboración tiene en cuenta a la población de 15 a 29 años que se encuentra «desempleada o inactiva de acuerdo con la definición de la Organización Internacional del Trabajo» y, a la vez, «no ha recibido ninguna educación o formación, ni formal ni no formal, en las cuatro semanas anteriores a la Encuesta de Población Activa (EPA)».

En los últimos años, el porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan en Andalucía se fue reduciendo hasta el 25,5% en 2014, el 24,1% en 2015, el 22,7% en 2016, y el 21,4% en 2017.

UNA MEDIA ESTATAL Y EUROPEA SIGNIFICATIVAMENTE MÁS BAJA

En el conjunto del Estado español es una cuarta parte más bajo que en Andalucía, manifestando el carácter dependiente y extractivo de la estructura económica andaluza. Este porcentaje estaba en el año 2000 en el 12,8% y desde entonces se ha ido reduciendo progresivamente año a año paralelamente a los guarismos andaluces, situándose en el 20,7% en 2014, el 19,4% en 2015, el 18,1% en 2016, el 16,4% en 2017 y el 15,3% en 2018.

También en el marco de la Unión Europea de los 28 las cifras son un 40% más bajas. Een 2018 se situó en el 12,9%, siendo además el valor más bajo en el periodo temporal analizado para la UE.

LAS MUJERES ANDALUZAS MÁS ACTIVAS

El porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan es ligeramente menor en Andalucía entre los hombres que entre las mujeres. En concreto, en 2018 se situó en nuestro país en el 20% en el colectivo masculino y en el 20,3% en el femenino, mientras que la media del Estado español fue del 14,7% y el 16%, respectivamente.

Carlos Ríos para La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *