Ban Ki-moon reconoce que excluyó crímenes saudíes por dinero

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha admitico que ordenó eliminar a Arabia Saudí de la lista negra de países culpables de ataques contra niños; en el caso concreto saudí, por los bombardeos indiscriminados de la aviación de la coalición árabe que lidera contra civiles en Yemen.

Ban dijo a los reporteros que tuvo que tomar la decisión porque fue amenazado con que algunos países dejarán de financiar muchos programas de la ONU debido a las acusaciones incluidas en su reciente informe sobre niños y conflictos armados.

Según diplomáticos de la ONU, Arabia Saudí amenazó con cortar el financiamiento a la UNRWA, que ayuda a los refugiados palestinos y que tiene grandes dificultades financieras. Riad también movilizó en su favor a la Organización de la Cooperación Islámica y a la Liga Árabe.

“Tuve que considerar la perspectiva muy real de que millones de otros niños sufrirían gravemente si, como me fue sugerido, los países cortaban fondos de muchos programas de la ONU”, explicó Ban a los periodistas, aludiendo a la amenaza de Arabia Saudí y sus aliados árabes de cortar fondos para la ayuda humanitaria.

“Niños que ya están en riesgo en Palestina, Sudán del Sur, Siria, Yemen y muchos otros lugares caerían aún más en la desesperación”, añadió sobre esas amenazas de cortar fondos. “Decisión dolorosa”. Según aseguró, dar marcha atrás y modificar el informe tras esas presiones fue “una de las decisiones más dolorosas y difíciles” que ha tenido que tomar.

Tras confesar que cedió a las presiones, Ban dejó claro que resulta “inaceptable que los Estados miembros ejerzan una presión indebida” sobre la organización y recordó que “el escrutinio es una parte natural y necesaria del trabajo de Naciones Unidas”.

El jefe de la ONU admitió la mala imagen ofrecida y dijo “entender” a los que han criticado la decisión, entre quienes destacan organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch (HRW), Oxfam y Amnistía Internacional.

ONGs internaciones exigen volver a incluir a los saudíes en el informe

Un total de 20 organizaciones no gubernamentales reclamaron este pasado miércoles al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que vuelva a incluir a la coalición internacional que encabeza Arabia Saudí en Yemen en la “lista negra” del informe sobre menores de edad y conflictos armados.

El secretario general de la ONU ha accedido a revisar los casos reflejados en el informe anual de países y grupos armados que violan los derechos de la infancia. “A falta de las conclusiones de la revisión conjunta, el secretario general retira de la lista del anexo a la coalición”, explicó una portavoz de Ban, Stephane Dujarric.

“La decisión del secretario general (de la ONU) es un golpe a las pruebas aplastantes de violaciones por parte de la coalición, que ha matado y mutilado a cientos de niños en Yemen”, dijo el director de Human Rights Watch (HRW) para Derechos del Niño, Jo Becker. “Permitir a los Gobiernos que cometen abusos contra niños intimidar para salir de listas es una burla para los esfuerzos de la ONU para proteger a la infancia”, agregó.

La semana pasada, Ban afirmó que “en Yemen, debido al gran número de violaciones (de los Derechos Humanos) atribuidas a ambas partes, los huthis y la coalición internacional liderada por Arabia Saudí han sido incluidos” en la ‘lista negra’. Los rebeldes chiíes, las fuerzas gubernamentales y las milicias que apoyan a uno y otro bando, así como Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), ya fueron incluidas en este catálogo hace cinco años como “violadores persistentes”.

La organización internacional ha decidido sumar a la alianza liderada por Arabia Saudí porque es responsable del 60% de las muertes (510 casos) y lesiones (667) en menores yemeníes durante el último año, así como de la mitad de los ataques a centros educativos y sanitarios. En este sentido, Becker recalcó que “si la coalición quiere abandonar la ‘lista negra’, debe dejar de matar y mutilar a niños y de bombardear escuelas y hospitales en Yemen”.

“Capitular ante las demandas de Arabia Saudí mina las iniciativas de Ban a nivel de Derechos Humanos y daña su legado”, dicen las organizaciones, entre las que están también Amnistía Internacional y Oxfam, en su carta a Ban.

“Es inaudito que la ONU se incline ante la presión para modificar su propio informe publicado sobre menores en el conflicto armado. Es inadmisible que haya ejercido esta presión uno de los mismísimos Estados citados en el informe”, afirmó Richard Bennett, representante y director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la ONU.

(Fuentes: InfoLibre / Crónica / Pueblo en Línea / SwissInfo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *