Argelia: 77 candidatos a las elecciones presidenciales. Todos “independientes”, menos tres de partidos progubernamentales

La incertidumbre reina en Argelia en espera del pronunciamiento del Consejo Constitucional de celebrar o no las elecciones previstas para el 4 de julio, que tendrá que dictaminarlo en un plazo de diez días, en la primera semana de junio.

El vencimiento del plazo legal para las inscripciones a los comicios a la medianoche del sábado sorprendió con el retiro de las cartas de intención, ante el Ministerio del Interior, de 77 candidatos, en su mayoría aspirantes independientes y solo tres representantes de partidos políticos, lo que muestra la amplitud del boicot de la oposición a la misma.

Cuando todo parecía iba a dar al traste con la propuesta de abril pasado de convocar a nuevos comicios, tras la renuncia del entonces presidente Abdelaziz Bouteflika, surgieron dos nuevos candidatos antes de finalizar el plazo del depósito a la candidatura.

En un comunicado, el Consejo anunció el registro ante la Secretaría General de Abdelhakim Hamadi y Hamid Touahri, dos candidatos independientes, el mismo día 25 de mayo, lo cual salvó, al menos por ahora, la posposición de los controvertidos sufragios.

Según estipula la Ley electoral, ahora habrá 10 días de por medio para que el Consejo Constitucional adopte una decisión respecto a esta dos nuevas candidaturas, lo cual establece un compás de espera en medio de un intenso debate sobre la conveniencia o no de realizar las elecciones.

Estos comicios son hoy uno de los principales cuestionamientos de las movilizaciones populares, en su mayoría caracterizadas por el civismo, que desde el 22 de febrero cada martes y viernes miles de argelinos protagonizan en las calles de esta capital y otras provincias del país.

En correspondencia con la Ley orgánica electiva el aspirante a candidato debe presentar un listado con al menos 600 firmas individuales de los miembros elegidos en las Asambleas Municipales, provincias o parlamentarios o 60 mil rúbricas individuales de votantes registrados en una lista electoral en 25 jurisdicciones.

Otros requisitos exigidos están relacionados con una declaración de honor para certificar la nacionalidad de origen argelina (no puede haber tenido otra) y extendida a su cónyuge, además de haber residido por 10 años de manera exclusiva en el país.

En días recientes, el viceministro de Defensa, Ahmed Gaid Salah, llamó a evitar un vacío constitucional y urgió a crear un organismo independiente con vistas a las elecciones presidenciales. Indicó que esa entidad, propuesta desde hace casi cuatro meses, serviría para la organización y supervisión de los comicios.

El también jefe del Estado Mayor del Ejército subrayó que la creación de ese organismo independiente permitirá no caer ‘en la trampa’ del vacío constitucional, lo cual generará ‘peligros y errores’ que traerá consecuencias desastrosas, advirtió.

En declaraciones publicadas la víspera por la agencia APS, el reconocido jurista Madjid Benchikh manifestó que renunciar a los sufragios del 4 de julio ‘no significa avanzar hacia el caos’, sino involucrarse en un proceso político capaz de construir un orden y satisfaga las aspiraciones del pueblo.

Para el exdecano de la Facultad de Derecho no existe peligro de cancelar las elecciones y opinó que esa decisión contribuiría a reducir la presión y a entablar un diálogo con la sociedad civil, sindicatos y personalidades independientes. Benchikh estimó que ello emprendería el camino para construir una República basada en el apoyo del pueblo.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *