Los israelíes usan como escudos humanos los aviones civiles y sus pasajeros para protegerse, no ser detectados y atacar Siria

Tras ocultarse en septiembre de 2018 detrás de un avión ruso para bombardear Siria, Israel está intentando hacer lo mismo con aviones de pasajeros cataríes. El portal web IntelSky, que monitorea las actividades de la fuerza aérea del régimen de Tel Aviv en Oriente Medio, ha informado este domingo, en un mensaje en su cuenta de Twitter, que cazas israelíes sobrevolaron el espacio aéreo del sur de El Líbano.

La fuente ha explicado que las violaciones aéreas cometidas por Israel en el sur de El Líbano y cerca de Siria coincidieron con el vuelo de varios aviones de pasajeros de Catar que estaban sobrevolando la misma zona. Según IntelSky, esta acción de la “fuerza aérea israelí” puso en grave peligro la vida de los pasajeros en un avión de Qatar Airways al someter a la aeronave al riesgo de una posible reacción de la defensa antiaérea siria.

Siria ha acordado con Qatar que este último utilice su espacio aéreo para el vuelo de sus aviones. Esto se produce después de que a principios de mayo se informara de que Siria había autorizado a Catar a usar su espacio aéreo para evitar el bloqueo saudí que, desde junio de 2017, se aplica contra el pequeño emirato del Golfo Pérsico.

La actuación de la “fuerza aérea israelí” en el norte del Líbano puso a Qatar Airways en riesgo en el caso de una posible respuesta de la defensa antiaérea siria contra los aviones del régimen israelí. El hecho de que la “fuerza aérea de Israel” use como escudo a otros aviones para evadir el fuego de la defensa antiaérea sirio no parece muy extraña, ya que los aviones de combate israelíes se escondieron el 18 de septiembre de 2018 detrás de un avión ruso durante su ataque contra objetivos en Siria.

Israel provocó el derribo de un avión ruso modelo Il-20 en Siria. Un avión ruso Il-20, con 15 militares a bordo, fue derribado por un misil antiaéreo sirio el 17 de septiembre de 2018 sobre el Mediterráneo, cuando se disponía a regresar a la base rusa de Hmeimim, en la provincia de Latakia.

Según el Ministerio ruso de Defensa, el aparato fue derribado por error por las fuerzas aéreas de Siria porque unos aviones de combate F-16 israelíes se ocultaban detrás del avión ruso para llevar a cabo ataques en el territorio sirio, lo que causó la muerte de 15 personas que iban a bordo de un avión de transporte ruso Il-20, que fue derribado por la defensa antiaérea siria.

Israel rechazó las acusaciones de Rusia. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, culpó a Siria de lo ocurrido y en una conversación telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin, le transmitió el pésame por la muerte de los soldados rusos.

Tras el derribo del avión ruso, Moscú entregó al Ejército sirio sistemas de defensa aérea S-300 para resguardarse ante los ataques aéreos de Israel. Israel se opuso férreamente al suministro de los S-300 a Siria. Netanyahu tildó el 28 de septiembre de 2018 de irresponsable la decisión del Kremlin en este sentido.

Por otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Líbano se ha quejado repetidamente ante la ONU y el Consejo de Seguridad por la violación de su espacio aéreo por parte de aviones israelíes, pero no ha recibido respuesta.

(Fuentes: Hispan TV / Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *