Admitida a trámite en el parlamento alemán una moción de Die Linke que pide mediación alemana y de la UE sobre Catalunya

El Bundestag, parlamento federal alemán, ha admitido a trámite la moción de Die Linke (“La Izquierda”, partido resultante de la fusión del Partido Comunista y el ala izquierda del socialdemócrata) que reclama una mediación de Alemania y de la UE en el conflicto entre Catalunya y el Estado español. También pide respeto para los derechos fundamentales de los presos políticos. Es la primera moción sobre Catalunya que se discute en el Parlamento alemán.

Una de las impulsoras de la iniciativa, Zaklin Nastic, que en abril presentó la moción al vicepresidente del Parlament, Josep Costa, ha manifestado en TV3 que «al margen de si uno está a favor o en contra de la independencia, en la UE se tienen que respetar la democracia y el estado de derecho». «Espero que Alemania se pronuncie en contra de la criminalización de políticos, especialmente de los que han sido escogidos en las urnas», ha indicado.

Nastic ha comparado la situación de España con la de Turquía, y ha recordado que en este segundo país «se permite la presencia de observadores internacionales» en los juicios, lo que no ha aceptado el Tribunal Supremo español. «Por parte española se dice que ya se puede ver por televisión», ha recordado.

El grupo parlamentario de Die Linke ha celebrado la admisión a trámite de la iniciativa y ha anunciado contactos el jueves con el president en el exilio, Carles Puigdemont, que visita Berlín con este motivo. «Carles Puigdemont visita hoy Berlín. En nuestra moción de hoy en el Bundestag reclamamos que se observen las normas constitucionales en el conflicto de Catalunya. Hay que proteger los derechos fundamentales de los afectados», ha indicado en un tuit. Tres diputados de Die Linke fueron a recibir a Puigdemont, Toni Comín i Clara Ponsatí.

El partido Die Linke Linke  ya presentó a principios de abril otra moción en la cámara baja alemana, pidiendo al gobierno de Angela Merkel que se ponga a trabajar por una solución negociada al conflicto de Catalunya con el Estado español, e intervenga en este sentido ante el Consejo de Ministros del Consejo Europeo para que tome iniciativas a favor de una «salida pacífica y democrática» al contencioso.

Igualmente la moción propone que el gobierno alemán ofrezca asilo en el país «a todas las personas perseguidas políticamente por rebelión o sedición que deseen acogerse». También pide al ejecutivo de Merkel que insista de forma pública en que en el juicio en el Tribunal Supremo español «se respeten las normas del Estado de derecho y de los derechos fundamentales» de los presos, y que se admitan observadores internacionales en el procedimiento.

La moción precisa que la «solución democrática» a la cuestión catalana, tendría que ser negociada «de mutuo acuerdo entre las dos partes y con conformidad del derecho internacional». Finalmente, apunta que el gobierno alemán tendrá que evitar cualquier participación en la «persecución política» de los representantes políticos catalanes.

Desconcierto en Madrid ante la moción sobre Catalunya

La moción que debatirá el Bundestag y que reclama una mediación de Alemania y la UE en el conflicto entre Catalunya y el Estado español, presentada por el partido de izquierdas Die Linke, ha sembrado el desconcierto en Madrid. Las instituciones se pasan unas a las otras la pelota para ver quién tiene que reaccionar contra el debate que se producirá en el Parlamento alemán.

Según informa el diario a El País, esta situación ha provocado que hasta ahora España no haya presentado ninguna reacción concreta. Apunta a que el Gobierno pidió hace días al Congreso que protestara por carta ante el Bundestag, con el argumento de que el caso catalán es un asunto interno, pero la mesa de la cámara baja, presidida por Ana Pastor, se ha negado a ello y ha argumentado que la competencia es del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Este, sin embargo, es candidato del PSOE a las europeas, y próximamente abandonará el cargo, de la misma manera que hará Ana Pastor, que será substituida previsiblemente por Meritxell Batet.

El toma y daca entre el Gobierno y el Congreso ha durado dos semanas, hasta el punto de que la carta ya estaba redactada, pero se ha quedado en un cajón. El diario añade que al final será la responsable de España Global, la exdirigente de UPyD Irene Lozano, quien viajará la próxima semana a Berlín para mantener contactos con el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán y el Bundestag en un intento de contrarrestar la moción procatalana.

En medio de este enredo, la única gestión que ha hecho hasta ahora España es el envío hace unos días por parte del embajador en Alemania de una carta a la presidencia del Bundestag criticando la moción de Die Linke, que tiene el apoyo de las autoridades catalanas y de la presidencia en el exilio. «Me gustaría evitar que el Bundestag alemán actue en base a fake news o a medias verdades manipuladas, que lo que buscan es dañar la reputación de España y su condición de estado democrático y de derecho», decía la carta. La misiva, sin embargo, hasta ahora no ha causado ningún efecto en el Bundestag, que ayer admitió a trámite la moción, para que entre en el debate en comisión.

La moción sobre Catalunya se debatirá en el Bundestag a partir de ahora en las comisiones de Asuntos Exteriores, de Derechos Humanos y de Asuntos de la Unión Europea, que elaborarán una propuesta conjunta que se elevará al pleno del Bundestag. La votación final será después del verano.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *