Argelia: un tribunal militar investiga y mantiene detenida a Louisa Hanoune, líder del Partido de los Trabajadores

La televisión nacional argelina anunció el pasado viernes que la ex candidata presidencial y líder del Partido de los Trabajadores de Argelia había sido citada por el poder judicial militar para investigar los cargos de “perjuicio a la autoridad del estado y el estamento militar”, los mismos cargos presentados contra el hermano del ex presidente Said Bouteflika y los ex jefes de inteligencia antes de ser detenidos.

El jueves por la tarde, la televisión nacional argelina emitió una foto de la secretaria general del Partido de los Trabajadores, Louisa Hanoune, en el tribunal militar de la ciudad de Blida, al sur de la capital argelina. El diario argelino Tout sur l’Algerie informó que Hanune se encuentra detenida acusada de “atentado contra la autoridad del Ejército y complot contra la autoridad del Estado”, hecho aún no confirmado oficialmente por las autoridades.

Otras fuentes señalan que el juez de instrucción del tribunal militar de Argelia ordenó que Hanoune fuera puesta en prisión preventiva en relación con los casos de Said Bouteflika, el hermano del presidente saliente Abdelaziz Bouteflika, el ex jefe de inteligencia general Tawfiq y el general Athmane Tartag.

Después de que Hanoune fuese citada para la investigación, el Partido de los Trabajadores (PT) emitió una declaración diciendo que el partido y su líder están “siendo sujetos a una campaña poco ética” y que el partido publicaría una explicación del caso en sus últimas etapas.

El Frente de Fuerzas Socialistas (FFS) también ha condenado lo que considera el arresto de Hanoune. El partido de la oposición declaró en una declaración que “no hay justificación para este acto arbitrario y abusivo, que va en contra del deseo de los argelinos de lograr sinceridad y libertades reales en la política y los medios”. El FFS pidió la liberación inmediata de Hanoune, diciendo que fue encarcelada en un intento de “liquidar cuentas personales y violar su derecho a la expresión política”.

Hanoune, una sindicalista desde la década de 1970 a la que se le conoce como una izquierdista de tendencia trotskista, al igual que el PT, uno de los mayores partidos de la oposición de izquierdas en Argelia, junto al FFS (de tendencia socialdemócrata).

Hanoune, de 65 años, ha sido secretaria general del Partido de los Trabajadores (PT) desde su fundación en los años noventa. También es la primera mujer argelina que se presenta a las elecciones presidenciales tres veces seguidas, como rival del presidente saliente Abdelaziz Bouteflika.

Hanoune marcó un acontecimiento histórico en 2004 siendo la primera mujer árabe en postularse a unas elecciones presidenciales, además de ser nominada, posteriormente, hasta en tres veces seguidas como rival del ex presidente Abdelaziz Bouteflika. No obstante, Hanoune declaró que en esta ocasión no se presentará a las elecciones presidenciales después de que la renuncia del presidente Bouteflika se confirmara a principios de este año, uniéndose así al boicot de la mayoría de partidos de la oposición.

El domingo pasado, el juez militar arrestó a los tres por “hostilidad contra la autoridad del ejército” y “conspiración contra la autoridad estatal”. Según una declaración del tribunal, la autoridad militar encargó a un juez del ejército que investigara el caso, y que este último dictó órdenes de poner a los sospechosos bajo custodia provisional.

A mediados de abril, el Jefe de Estado Mayor del Ejército, Ahmed Gaid Salah, emitió una severa advertencia al ex jefe de inteligencia y amenazó con emprender acciones legales estrictas contra él por “conspirar contra el ejército y el movimiento popular”.

En ese momento, Gaid Salah se refirió a las reuniones y movimientos organizados por Madin, en coordinación con la cercana comitiva de Bouteflika, como un intento de atacar al ejército, mientras que los medios locales informaron que el liderazgo del estamento militar había descubierto un plan de golpe de Estado.

Hace unos días, el ex ministro de Defensa, Khalid Nizar, dijo en un comunicado que Said Bouteflika lo había consultado antes de la renuncia de su hermano el 2 de abril, en relación con la imposición de un estado de emergencia y el despido del jefe de Estado Mayor del Ejército para impedir el movimiento popular. Nizar señaló que Said Bouteflika era “el gobernante real del país” y que el ex presidente estaba “totalmente paralizado debido a una enfermedad”.

El general Tawfiq, quien fue apodado como “el creador del presidente”, fue despedido de su puesto como jefe del servicio de inteligencia el 15 de septiembre de 2015, después de 25 años en el cargo. Posteriormente, el general Bachir Tartag fue nombrado jefe de inteligencia, hasta que el Ministerio de Defensa anunció su despido a principios de abril, junto con la renuncia de Bouteflika, bajo la presión de los manifestantes argelinos y el ejército.

Los miles de manifestantes argelinos que cada viernes se manifiestan contra el gobierno, en esta ocasión pidieron ayer la liberación de la líder del Partido de los Trabajadores, Louisa Hanoune, pidiendo que la remitan a un tribunal civil por cualquier cargo político.

Bajo el lema “justicia libre y no selectiva”, los manifestantes condenaron lo que describieron como “atraer a Hanoune al tribunal militar citándola como testigo”, considerando esto como “una violación de la democracia que el movimiento ha estado pidiendo desde que comenzó el 22 de febrero”.

Los manifestantes reclamaron igualmente la dimisión del presidente interino Abdelkader Bensalah, en el duodécimo viernes de manifestaciones consecutivas desde el pasado 22 de febrero contra el sistema político, en las principales ciudades del país, como Argel, Orán y Constantina. Los manifestantes señalaron además que no son suficientes la dimisión del presidente Abdelaziz Bouteflika el pasado 2 de abril y la investigación de casos de corrupción.

Ante dichas reclamaciones, Bensalah dijo que la única manera de garantizar una salida pacífica a la crisis es a través del diálogo y la consulta. El entendimiento permitirá crear las condiciones para celebrar las elecciones previstas el próximo 4 de julio, comentó el gobernante al iniciarse el mes sagrado del Ramadán el pasado 6 de mayo.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *