Miles de personan se suman a la convocatoria de manifestación de los Bomberos de Málaga que reclaman diálogo, justicia y dignidad (vídeos)

Más de 6.000 personas participaron ayer sábado en la manifestación convocada por los bomberos de Málaga en contra de la gestión municipal del equipo de gobierno en lo que respecta a este colectivo profesional. La convocatoria ha colapsado el Centro, y se ha convertido en una nueva demostración de fuerza contra la gestión del alcalde, Francisco de la Torre (PP).

La protesta comenzó a las doce de la mañana y partió del parque central de bomberos de Martiricos, para recorrer las calles del centro de la ciudad, y finalizó a primera hora de la tarde en la plaza de la Constitución, donde se leyó un manifiesto. Efectivos de otras provincias y de la propia provincia malagueña acudieron y se sumaron a la marcha para apoyar a sus compañeros, así como numerosos colectivos sociales de la ciudad.

La manifestación tenía como objetivo lograr que el alcalde “se siente a hablar con los bomberos”, ante un conflicto que mantienen con el Ayuntamiento de la capital desde hace ya más de dos años. En el manifiesto leído  han pedido que el alcalde «hable con los bomberos» y han recordado que llevan «dos años en huelga luchando contra el despotismo de Paco de la Torre», que en este tiempo no ha querido recibirles, han resaltado. Asimismo, han incidido en que son «dos años desmantelando el servicio de bomberos, con el desmantelamiento de la unidad médica, del Grupo de Rescate Especial», y han criticado la falta de personal, de material y de vehículos.

Los bomberos malagueños denuncian, entre otros problemas, la falta de medios materiales más elementales y humanos, y el hecho de que no se están cubriendo las jubilaciones ni se crean nuevas plazas, por lo que no se puede poner en funcionamiento el parque de Campanillas. También critican que los fondos para estos fines que destinan las compañías de seguros se destinan a otros usos “de interés partidista”. A todo ello, se une que el Grupo de Rescate Especial y Salvamento está fuera de servicio y la unidad médico sanitaria, “en proceso de desmantelamiento”.

Los bomberos de Málaga llevan dos años de lucha para exigir mejoras en el cuerpo y otras medidas como contar con un reglamento interno que organice sus funciones. Los efectivos denuncian, entre otros problemas, que no se están cubriendo las jubilaciones, por lo que cuentan con una plantilla envejecida, y que además no se crean nuevas plazas, por lo que no se puede poner en funcionamiento el parque de Campanillas, que permanece cerrado.

Lamentan también que no hay presupuestos para Bomberos desde 2013 porque critican que «están destinados a otros usos de interes partidista». Asimismo, denuncian que el Grupo de Rescate Especial y Salvamento está fuera de servicio y la unidad médico sanitaria «está en proceso de desmantelamiento».

Los Bomberos critican que sea una empresa privada la que gestione las llamadas de emergencias y que «no se cumplen los planes de emergencia para grandes eventos», al tiempo que aseguran que carecen de equipos de protección adecuados, y que no existen «tratamientos de las sustancias cancerígenas tras los incendios».

Tal como expuso a los medios Ramón Trigueros, el portavoz de los bomberos: “Hemos salido a la calle para reivindicar justicia y dignidad, para tener un servicio público de calidad que garantice la seguridad de la ciudadanía malagueña y exigiendo nuestros derechos laborales”

Y continuó declarando que: “El servicio público de Bomberos se está desmantelando, ha habido sesenta jubilaciones en los últimos años, se están desmantelando unidades como la Unidad Médica Sanitaria de Intervención o el Grupo de Rescate” y las políticas neoliberales de Francisco de la Torre han hecho que el servicio público de calidad esté totalmente mermado, lo que supone un gran peligro para la seguridad de los malagueños”.

Trigueros añadió que llevan 30 meses de conflicto. “Nuestro querido alcalde no se ha reunido aun con el comité de huelga, queremos diálogo y negociación para sacar adelante un conflicto que está poniendo en grave peligro la seguridad ciudadana”. Ha destacado que los grupos de la oposición municipal “Están con los bomberos, por reactivar el servicio público de calidad y dicen al alcalde que se siente a negociar con los bomberos, que deje de recortar el servicio público y deje de reprimir al colectivo, tenemos cien expedientes disciplinarios y sesenta denuncias en Fiscalía por reclamar un servicio público de calidad y luchar por nuestra dignidad profesional”.

(Fuentes: diario SUR / La Opinión de Málaga / Málaga al Día / Málaga Hoy)

Vídeos:

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *