Ofensiva del Ejército Árabe Sirio en el sur de Idleb, junto a milicias palestinas y libanesas aliadas, y con el apoyo de la aviación rusa

El Ejército sirio comenzó este lunes su ofensiva tan esperada en el sur de la provincia de Idleb y ha empezado a avanzar atacando las defensas de los terroristas en el eje Hama-Idleb. El Ejército sirio y sus aliados han recibido luz verde para lanzar su tan esperada ofensiva en la provincia de Idleb, dijo una fuente militar en Damasco a Al Masdar News.

Según la fuente militar, la Guardia Republicana, la 4ª División Blindada y las Fuerzas del Tigre, todas ellas unidades de élite del Ejército sirio, liderarán la ofensiva a través del eje Idleb-Hama. A estos tres grupos se unirán varias divisiones del Ejército sirio y unidades paramilitares, entre ellas la Brigada Al Quds (palestinos), las Fuerzas de Defensa Nacional (FDN), Hezbolá y el Partido Nacional y Social Sirio (PNSS). En los últimos días, el Grupo Tarmih de las Fuerzas del Tigre se ha estado moviendo hacia el norte de la provincia de Hama, desde donde tomará parte en la ofensiva de Idleb.

Según informan varias fuentes locales, las fuerzas sirias comenzaron sus ataques a altas horas del lunes desde el noroeste de Hama y hasta el momento han conseguido tomar el control de las localidades de Al-Bana y Al-Janabra mientras que también han tomado el control de las colinas estratégicas de Tal Uthman.

Con la toma de esta zona se posibilita el rápido avance en otras lugares adyacentes, por lo que los grupos armados, liderados por la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), encabezada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), han tratado de retomar las citadas colinas, aunque han fracasado y sostenido grandes pérdidas (al menos 70 muertos y heridos) al enfrentarse a las fuerzas sirias, que cuentan con apoyo aéreo activo de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia.

La fuente dijo que representantes del gobierno ruso se reunirán con sus homólogos turcos antes de la ofensiva para discutir la situación en la provincia de Idleb y su correspondiente zona desmilitarizada. Si bien se ha dado el visto bueno a la ofensiva, es probable que ella se limite por el momento solo a la zona desmilitarizada. El extender la ofensiva más allá hasta la frontera turca sería difícil y probablemente se enfrentaría con una fuerte resistencia de Turquía.

Sin embargo otros medios de comunicación indican que dicha ofensiva es general y no se limitará a la zona desmilitarizada y, en realidad, se trata de la primera fase de la operación para retomar la totalidad de Idlib, aunque resulta difícil que este sea el caso ya que se necesitaría de una movilización de tropas y equipamiento militar más masiva que la de esta ocasión.

Según un informe de las Fuerzas del Tigre, el Ejército sirio ha capturado dos ciudades después de haber superado las posiciones defensivas de los terroristas en el norte de Hama el lunes por la mañana. El informe dice que las Fuerzas del Tigre han capturado las ciudades de Al Bana y Al Yanabra, que están cerca del eje Kafr Nabudeh, en el norte de Hama.

El Ejército sirio también está trabajando para asegurar la cima de la colina de Tal Uzman, que domina muchas áreas en esta parte de la provincia de Hama.

Una fuente cerca de las líneas del frente declaró que los enfrentamientos más intensos se están produciendo cerca del frente de Kafr Nabudeh. También señaló que se han producido intensos tiroteos a lo largo del eje Qalat al Madiq.

Por su parte, el Ejército turco supuestamente ha abandonado sus puestos de observación en el noroeste de Hama, informó la versión en árabe de la Agencia de Noticias Sputnik. Según el informe, el Ejército turco retiró sus puestos en el área de Yabal Shashabo luego de que un ataque con artillería del Ejército sirio hiriera al menos a cuatro soldados turcos el sábado.

Las fuerzas sirias golpearon un puesto militar turco en el noroeste de la provincia occidental de Hama mientras respondían a un ataque de los terroristas. Según un informe de la Gobernación de Hama, los proyectiles de artillería del Ejército sirio impactaron el sábado una posición turca cerca de la ciudad de Sheir Maqar, situada al norte de la localidad Al-Madiq.

El Ejército turco confirmó que cuatro de sus militares fueron heridos, y agregó que sus helicópteros de rescate transportaron a los soldados heridos a un lugar seguro. El informe de Sputnik agregó que los helicópteros turcos también evacuaron al resto de sus fuerzas del área.

Aviaciones rusa y siria atacan a terroristas en Idlib y Hama. Aviones de combate sirios y rusos lanzaron el jueves una gran cantidad de ataques aéreos contra los terroristas en las provincias de Idlib y Hama.

Rusia también asiste a Damasco en la nueva ofensiva que busca expulsar de esta zona desmilitarizada a bandas rebeldes y grupos terroristas, que de acuerdo con varios informes cuenta con el apoyo de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico. Un reporte ha revelado que varios francotiradores rusos se han desplegado cerca de las líneas del frente de Idlib.

Los mercenarios yihadistas respaldados por Turquía dijeron el lunes que Moscú y su aliado del gobierno sirio intentaban arrebatar el control de dos carreteras principales en su último enclave en el noroeste del país, en un intento por apoyar la economía afectada por las sanciones de Siria, informa Reuters.

En el sexto día de la campaña de las fuerzas gubernamentales se produjeron intensos ataques aéreos contra la ciudad de Jisr al-Shughour y la llanura de al-Ghab, así como en las ciudades de al-Latamenah y Maarat al-Numan, en el sur de la provincia de Idlib, según dijeron los rebeldes.

Tomar esas áreas acercaría al presidente Bashar al-Assad a recuperar el control sobre las autopistas estratégicas M5 y M4 desde Alepo hasta Hama y Latakia en la costa mediterránea, dos de las arterias más importantes de Siria antes de la guerra.

Rusia y el ejército sirio dicen que están respondiendo a los intensos ataques de los yihadistas en áreas controladas por el gobierno y niegan los ataques indiscriminados que, según los médicos y miembros de salvamento, han matado a decenas de civiles en los últimos días, han derribado al menos cinco centros médicos y han paralizado la vida cotidiana.

Los residentes dicen que decenas de miles de personas han huido de sus hogares, muchas de ellas a campamentos en la frontera con Turquía, desde que comenzó la última ofensiva. Algunos que no llegaron a esos campamentos buscaron refugio en los olivares, dijeron residentes y testigos.

Rusia dice que Turquía no ha hecho lo suficiente para desalojar a los yihadistas de la zona neutral o para abrir las autopistas M5 y M4, que unen las ciudades en poder del gobierno y que se extienden desde el extremo sur de Siria cerca de la frontera con Jordania hasta la frontera norte con Turquía.

La apertura de las rutas comerciales y de pasajeros a través de la provincia de Idlib reafirmaría el control del estado sobre una economía fragmentada, que surgió durante ocho años de conflicto y que ahora enfrenta las sanciones de Estados Unidos y de la UE, según afirman expertos económicos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo la semana pasada que no descartaba un asalto a gran escala contra los militantes en la provincia de Idlib, después de que los funcionarios rusos cuestionaron públicamente hasta qué punto continuarían tolerando el control yihadista.

La pérdida del control de la oposición sobre las autopistas significaría la pérdida de un activo financiero para los rebeldes, además de ser un signo de su debilitamiento en su último enclave. También debilitaría una esfera de influencia que Turquía ha forjado en los últimos años en Siria.

(Fuentes: SANA / Al Masdar / Al Manar / Monitor de OrienteReuters / Sputnik )

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *