Nación Andaluza insta al Ayuntamiento de Granada a que recupere los libros granadinos usurpados en 1502 por el cardenal Cisneros que se encuentran en Madrid

Nación Andaluza insta al Ayuntamiento de Granada que tome las medidas pertinentes para
que los cuatro mil manuscritos granadinos que el cardenal Cisneros no quemó en febrero de 1502
en la plaza de Bib Rambla -apropiándose de ellos- sean devueltos a Granada, ciudad de la que
nunca debieron salir.

Uno de los libros que no fueron quemados sino trasladados por Cisneros a Madrid.

En 1499 llegaba a Granada el cardenal Cisneros (confesor de Isabel de Castilla) e iniciaba una cruenta campaña de represión y persecución de la población granadina que incluía la conversión religiosa forzada. Tal actitud -que suponía el incumplimiento de las Capitulaciones por las que se acordó la rendición del reino nazarí de Granada ante el reino de Castilla- provocó que la población granadina se levantase contra esta persecución. Este hecho fue aprovechado por Cisneros para asaltar la madraza (la universidad nazarí granadina) fundada por Yusuf I en 1349 y organizar la
quema de miles de libros que ella contenía en la contigua plaza de Bib Rambla. Los libros que se
quemaron en Bib Rambla no eran en su mayoría religiosos, sino literarios, científicos, filosóficos,
históricos…
De todos los libros que salieron de la madraza tan solo unos 4000 ejemplares fueron salvados. Los que Cisneros y los suyos consideraron de interés. Hoy se encuentran en la biblioteca de El Escorial (Madrid) sin que el Ayuntamiento de nuestra ciudad haya abierto ningún procedimiento político o jurídico para su devolución a Granada, ciudad de la que nunca debieron salir. Este hecho nos vuelve a demostrar que la conquista de Andalucía y la toma de Granada no es motivo de celebración alguno, sino todo lo contrario. Constituye una evidencia más de que lo que se perseguía, tras la apariencia de la conversión forzosa, no eran metas religiosas sino político- sociales. Quemar las raíces del pueblo granadino y por extensión andaluz, borrarle su identidad y su memoria para facilitar el mantenimiento de la conquista castellano-católica y la perpetuación del expolio y la explotación.
Nación Andaluza ha solicitado a través de un escrito que el Ayuntamiento de Granada tome las medidas pertinentes ante las administraciones para que los cuatro mil manuscritos granadinos
que forman hoy la mejor colección de Europa y con los que comenzó Felipe II la Biblioteca de El
Escorial se devuelvan a Granada para que sean custodiados en nuestra ciudad, de la que no debieron salir nunca, cuando fueron salvados de las quemas.

¡Que nos devuelvan los libros robados por Cisneros!
¡Libros granadinos a Granada!

Asamblea local de Nación Andaluza.
Granada, 3 de mayo de 2019.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *