Asturies: Nueva manifestación por la cooficialidad del asturiano. 5.000 personas lo hacen marchando en esta ocasión en Oviedo (vídeos)

Con motivo de la celebración del Día de les Lletres Asturianes, más de 2.000 personas, según las estimaciones de la Policía, y 5.000 según los organizadores, se han movilizado este viernes en Oviedo para reivindicar la oficialidad del asturiano, una reivindicación a la que se han sumado diferentes colectivos y partidos políticos, que defienden que tras las Elecciones del 26M el asturiano sea oficial en el Principado.

Eran las ocho menos cuarto de la tarde cuando el sonido de las gaitas cobraba protagonismo, frente a la estación de tren, en la calle Uría. Miles de asturianos se congregaban en torno a la calle principal de Oviedo con motivo de la Selmana de les Lletres Asturianes con un objetivo común: reclamar la reforma del estatuto de autonomía para que la oficialidá de la llingua sea una realidad tras las elecciones del 26 de mayo.

Entre los asistentes había manifestantes de todas las edades en un mar de banderas azules que alzaban la voz de manera unánime: “¡Agora ye la hora!”.  Una vez cortada la calle Uría, las gaitas volvieron a sonar con fuerza acompañadas de panderetas y canción asturiana que cantaban a la necesidad de preservar “la llingua del mio güelu, la llingua de la mio güela”. Globos, pancartas e incluso alguna camiseta con un guiño a Casado en la que se podía leer “máster en hórreos y frixuelos” animaron la reivindicación. En el recorrido hasta el teatro Campoamor se podían escuchar los gritos de los asistentes, que reivindicaban “asturianu llingua oficial”, “Asturies sálvase falando” o “la llingua del pueblu querémosla oficial”.

La portavoz de la Xunta Pola Defensa del Asturianu, María Xosé Martínez, ha señalado momentos antes del inicio de la manifestación la necesidad de que “de esta vez” la oficialidad se incluya en la agenda de la próxima legislatura, toda vez que la Federación Socialista Asturiana ya ha mostrado su compromiso con la reforma del estatuto necesaria para que se haga realidad.

“Este año estamos a las puertas de las elecciones, confiamos en que de esta tiene que ir porque son 40 años luchando por un derecho que se nos está quitando”, ha manifestado. Para ello, confía en que la nueva Junta General del Principado de Asturias logre reunir la mayoría de tres quintos necesaria para acometer la reforma del Estatuto y hacer así que “los asturianos dejen de ser ciudadanos de segunda respecto a otros idiomas del Estado”.

Tras la llegada al teatro Campoamor, la portavoz de la Xunta Pola Defensa del Asturianu, María Xosé Martínez ha procedido a leer un manifiesto en el que ha recordado que hace un mes la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana organizaba otra manifestación por la oficialidad en Gijón y que hoy se ha vuelto a tomar las calles de Oviedo para reivindicar unos “derechos democráticos pendientes en Asturias desde hace décadas”.

Martínez ha señalado que “hay pocos movimientos ciudadanos tan pacientes y didácticos como el nuestro” pero que a pesar de haberlo explicado muchas veces la situación del asturiano y el gallego-asturiano es “crítica”. Por ello, es necesario que, una vez que pasen las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo, “se encare de una vez por todas algo aplazado permanentemente: la reforma del estatuto de autonomía para incluir la oficialidá”.

El manifiesto ha defendido una Asturias “abierta a su patrimonio cultural y tolerante con la diferencia”. Las “lenguas propias” de Asturias, ha asegurado la portavoz de la Xunta, están en una situación de “minorización social” que lleva a su “desaparición”, ya que el uso en ámbitos oficiales “no es válido” ni está presente «de manera habitual» en lsa instituciones públicas ni forman parte del currículum troncal del sistema educativo.

El manifiesto apela además a la Constitución y la protección que en ella se incluye a las lenguas del Estado. “Ese mandato de la Constitución se aplicó en todos los sitios menos en Asturias”, ha lamentado Martínez.

Una vez terminada la lectura, y junto a los gritos que pedían “¡ya, ya, ya, oficialidá!”, el Teatro Campoamor ha acogido el acto central del Día de les Lletres, donde se ha recibido a los dos académicos correspondientes nuevos, el escritor Pablo Texón y el filólogo Alberto Fernández Costales. Los dos fueron acogidos por la Academia en la Xunta Estraordinaria del Día de les Lletres, que ha acabado con el discurso institucional del presidente, Xosé Antón González Riaño. El acto, presentado por Sonia Avellaneda y Próspero Morán, ha contado con las actuaciones del acordeonista Marcos García Alonso y el gaitero Hevia.

Texto íntegro del manifiesto:

Va menos d’un mes que la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana entamaba una manifestación pola oficialidá en Xixón y equí volvemos tar, saliendo a les cais d’Uviéu a dicir bien alto qu’hai una cuestión de derechos democráticos pendiente n’Asturies dende hai décades.

Va pocos díes hubo unes elecciones onde se contraponíen dos modelos d’entender la sociedá: l’abierta, la tolerante, la inclusiva, la plural, la qu’amplía derechos… frente la zarrada, la intolerante, la escluyente, la uniformizadora, la que recorta derechos. Pos d’eso va la nuestra llucha polos derechos llingüísticos: queremos una Asturies abierta al so patrimoniu cultural, tolerante cola diferencia, esmolecida pol futuru d’unes llingües que viven en precario, que tán dexando de tresmitise a les xeneraciones más moces.

Pocos movimientos ciudadanos hai tan pacientes y didácticos como’l nuestru. ¡Mira que tenemos esplicao bien de veces qué ye lo que reivindicamos y mira que ta bono d’entender! Les llingües propies d’Asturies, asturianu y gallego-asturianu, tán nuna situación de minorización social que lleva a la so desapaición: el so usu nos ámbitos oficiales nun ye válidu, nun tán presentes de manera habitual nes instituciones públiques, nun formen parte del currículum troncal de tol sistema educativu, nun tienen una presencia digna nos medios de comunicación… y, polo tanto, tán dexando de falase porque tou esi espaciu ye del castellanu. Asina de claro.

Pasa en tol planeta: unos idiomes impónense a otros que desapaecen. Habrálu que nun-y dea más esa desapaición. A nós danos más y muncho, porque ye la nuestra llingua, la llingua de la nuestra xente. Por eso siguimos añu tres d’añu. Namás cuando la comunidá que fala les llingües en peligru ye consciente del procesu y trata d’aparalu ye cuando hai esperanza pal futuru.

Nes sociedaes democrátiques y cultes tómense les midíes xurídiques y polítiques necesaries pa preservar la pluralidá llingüística. Y la primer midida ye facer oficiales les llingües en peligru. Nun ye quitar derechos a la xente que fala la llingua que ta faciéndoles desapaecer: ye dalos a la xente que fala les llingües que nun los tienen. Ta bono d’entender, ¿nun ye verdá?

Pos asina de bien s’entendió nel Estáu español, porque esos derechos lleváronse a la so Constitución. Dizlo asina: «Les demás llingües tamién van ser oficiales». Nenguna persona demócrata s’opón a eso. Namás tán en contra los intolerantes, los amigos de la obligatoriedá de la llingua única, del pensamientu únicu. «Tu yes lo que yo diga», «Tu vas sentite lo que yo diga», «Tu vas falar lo que yo diga».

Eso sí, esi mandatu de la Constitución aplicóse en tolos sitios menos n’Asturies. Equí puen facese escepciones. Va poco, un dirixente asturianu d’un partíu que se diz lliberal dixo, pa negar la oficialidá, que nun diba permitir que l’asturianu fuere una barrera pa la igualdá. ¿Ye esi l’análisis d’un demócrata? La solución que paez proponer ye que dexemos de falalo. ¡Asina claro que somos toos iguales! Pero non: la barrera pa la igualdá nun ye falar asturianu, ye que l’asturianu nun ye oficial. Esa ye la barrera.

Pero tamién se pue dir de demócrata y de progre y al empar condenar a muerte unes llingües que se sabe que tán en peligru. Porque nun facer nada, caltener les coses como tán, implica la desapaición d’asturianu y gallego-asturianu. Yá lo espliquemos milenta veces, pero hailos que nun quieren entendelo o, si lo entienden, faen como que nun s’enteraron y siguen repitiendo’l tópicu: «Tamos pol asturianu, pero ensin obligar a naide». A esos mesmos nun-yos sentimos dicir: «Tamos pola igualdá de derechos d’homes y muyeres, pero ensin dictar lleis que garanticen esa igualdá» o «Tamos en contra de la discriminación llaboral de les persones con discapacidá, pero ensin aplicar midíes de discriminación positiva».

Dicíemos al empezar que nestes elecciones xenerales confrontábense dos modelos de sociedá. Pal casu de les nuestres llingües, tamién nes elecciones autonómiques del 26 de mayu. Hai partíos, como Izquierda Xunida y Podemos, que participen públicamente nel movimientu en favor del reconocimientu oficial d’asturianu y gallego-asturianu. Y nesi grupu que quier representar l’Asturies abierta, respetuosa cola diversidá, tolerante, hai una novedá histórica dende hai añu y mediu: la incorporación de la Federación Socialista Asturiana.

Desque pasen les elecciones ye’l momentu pa encarar d’una vez por toes un déficit democráticu aplazáu permanentemente: la reforma del Estatutu d’Autonomía pa incluyir la oficialidá. Aplazóse na llexislatura anterior cuando los númberos daben pa una reforma estatutaria. La Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana fixo tolos posibles pa que esa vía s’esplorare y entamó n’Uviéu ún de los mayores ciclos de movilizaciones ciudadanes que se recuerden en favor de la oficialidá. La traducción d’esa petición histórica na Xunta Xeneral conocéisla: nin dexaron que se votare.

La situación d’emerxencia que vive’l nuestru patrimoniu llingüísticu nun almite más aplazamientos. Los partíos favorables al reconocimientu de derechos tán obligaos a trabayar pa llogralo yá. Ye una obligación moral pa cualquier persona demócrata. Con toles esplicaciones y debates que quieran, con tola pedagoxía que faiga falta, buscando l’alcuerdu…, pero con tola firmeza de quien sabe que los derechos ciudadanos reconócense, nun s’aplacen. Y el consensu, esa palabra que tantes veces val de sida pa nun encarar los problemes, tien qu’habelu con aquellos partíos que tean abiertos a consensuar. Si se llega a esperar a consensuar colos intolerantes la Llei del Albuertu o la Llei del matrimoniu igualitariu taríemos ensin elles. Si hai qu’esperar a consensuar la oficialidá colos ultramontanos, tamos arreglaos.

Por eso hai que dicilo claro: queremos una reforma del Estatutu namás empezar la llexislatura. Emplazamos dende equí a los partíos que quieren ampliar derechos, a los partíos respetuosos cola diversidá, a los partíos comprometíos cola tolerancia. Porque yá valió d’esperar, yá valió d’estafes permanentes a los nuestros derechos y al futuru de les nuestres llingües.

Nin un día más ensin un derechu menos. L’asturianu, llingua oficial yá. El gallego-asturianu, llingua oficial yá.

Yá, yá, oficialidá!».

(Fuentes: La Voz de Asturias / El Comercio / La Nueva España / Asturies)

Noticia relacionada:

Vídeos:

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *