Castilla: In-justicia española. Llaman a declarar al Foro de la Memoria de Zamora por la denuncia de la Fundación Francisco Franco

La Fiscalía ha llamado a declarar al presidente del Foro por la Memoria Histórica, y lo hace después de que la denuncia presentada ante la Junta Electoral de Zona de Zamora por la Fundación Francisco Franco, por la inauguración del monolito ubicado junto a la Subdelegación de Zamora en memoria de las víctimas represaliadas por la dictadura franquista.

La denuncia llegó de la mano de la Fundación Francisco Franco en Zamora para advertir a la Junta Electoral de la presencia de políticos en el acto, en concreto, del teniente de alcalde de IU, Miguel Ángel Viñas; y del uso de la bandera republicana que se desplegó para recordar a los civiles republicanos que murieron en la contienda provocada por el alzamiento militar y durante la dictadura.

El organismo electoral provincial, tras descartar que la inauguración tuviera cariz político o electoralista, decidió remitir la denuncia a la Fiscalía Provincial, competente para estudiar si, como sostiene la Fundación Franco, los responsables del acto incurrieron en los delitos de ultraje a símbolos de la democracia española.

La Junta Electoral rechazó la denuncia, al no considerar el acto electoral, pero dejó en manos de la Fiscalía la denuncia para que determine si hubo o no ultraje, tal y como también denunciaba la Fundación Francisco Franco.

El presidente del Foro de la Memoria, Eduardo Martín, incidicó que la convocatoria para descubrir el monolito de la plaza del Mercado «no fue una actividad institucional ni electoral», incluso se desarrolló el jueves, 11 de abril, antes del inicio de la campaña, «no tiene nada que ver con ella. Ningún político pronunció ningún discurso» ese día, «solo yo respondí a las preguntas de los periodistas». Y fue él encargado personalmente de retirar la bandera republicana, «se tuvo sumo cuidado en no politizar el acto», agrega. Puestos así, el representante de la esta organización, perplejo ante la denuncia de la Fundación, apunta que «la participación de representantes políticos en las procesiones entraría dentro de esa casuística, podría interpretarse como una utilización de la Semana Santa, una capitalización de sentimientos religiosos por la política».

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido (IU), aseguraba que “es una burla que la memoria del dictador acuse a la memoria de las víctimas”. “Al parecer la Fundación de ultraderecha que se dedica a recuperar la memoria de un dictador golpista, denunció al Ayuntamiento por la colocación del monolito junto a la Subdelegación del Gobierno de Zamora. Prevaricación, malversación, incitación al odio, ultraje a la bandera y al rey… eran los presuntos delitos del Ayuntamiento, es decir, del alcalde.

La ultraderecha antidemocrática utilizando la paciencia de nuestro sistema democrático acusa de delitos electorales a quien ayudo a colocar un monolito en recuerdo de la memoria de los represaliados del golpista dictador. La memoria de los represaliados tiene una categoría moral y ética fuera de duda; la memoria de un golpista que masacró a españoles y zamoranos inocentes, debería ser olvidada en los inmundos tiempos oscuros de aquel pasado, que solo debe recordarse para juzgarle social y políticamente”.

Además el alcalde señala: “La Fiscalía ha llamado a declarar al Presidente del Foro por la Memoria y no a otros que también estábamos presentes en el acto. El acusador de la Fundación de ultraderecha es quien debía declarar por acusaciones falsas y maliciosas. Ya sé que existe la tutela judicial efectiva y que cualquiera puede acusar de lo que quiera. Pero es una burla que la Memoria del Dictador acuse a la Memoria de la Víctimas”.

(Fuente: noticias cyl / La Opinión de Zamora)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *