Sevilla: Los trabajadores de ayuda a domicilio se concentran en exigencia de acabar con la precariedad y volver a ser servicio municipal (vídeo)

La ayuda a domicilio exige volver a ser un servicio municipal en Sevilla. Auxiliares y trabajadores del sector se han concentrado este martes ante el Ayuntamiento para denunciar su “precariedad laboral” en la que no se reconocen sus enfermedades como laborales

Auxiliares y trabajadores de ayuda a domicilio de Sevilla han protagonizado este martes una concentración a las puertas del Ayuntamiento hispalense para reclamar que el servicio que vienen prestando deje de estar en manos privadas y “se remunicipalice”. “En su mayoría, somos mujeres que se nos han puesto la etiqueta de cuidadoras y malpagadas. Estamos gestionadas por empresas privadas, normalmente del sector inmobiliario, que en su día vieron el filón. No hay unas ganancias públicas sino trabajos muy precarios”, ha explicado Isabel Pérez, auxiliar de ayuda a domicilio y portavoz de la Plataforma SAD de Andalucía, que se encuentra dentro de otra entidad a nivel estatal, que defiende los intereses de este colectivo.

El problema afecta a unas 1.500 personas en Sevilla. En su mayoría, son mujeres al frente de familias monoparentales (divorciadas, viudas, madres solteras…), que tienen hijos y otros familiares a su cargo. Aseguran que sufren a diario “las consecuencias” de ser una prestación pública pero gestionada por terceros. “Queremos dar un servicio de calidad y tener un sueldo digno. Estamos convencidas de que la municipalización de la ayuda a domicilio revertiría notablemente en los usuarios y también en nosotras”, han indicado entre pancartas y consignas como “la ayuda a domicilio no se vende” o “la ayuda a domicilio se defiende”.

Entre las mejoras posibles, estas trabajadoras contemplan la posibilidad de invertir las ganancias en ampliar la plantilla, con el contrato de más auxiliares, y maquinarias para evitar lesiones a las empleadas, así como en reducir las listas de espera. “No podemos seguir dando un servicio precario en muchos sentidos”, han resaltado las auxiliares de ayuda a domicilio. De hecho, algunas de ellas han irrumpido en el Pleno municipal que se estaba celebrando en el Salón Colón, aunque no han podido exponer sus quejas al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, como pretendían. “Nos han echado del Pleno”.

Igualmente las auxiliares de ayuda a domicilio de Sevilla, apelan a la voluntad política y reclaman acortar la edad de jubilación y el reconocimiento de las posibles enfermedades laborales que pueden llegar a padecer con el desarrollo de sus tareas. “Las mutuas no están por labor del reconocimiento de las enfermedades profesionales, como problemas de espalda y hernias de disco. Todas las dan por comunes, que dicen que son enfermedades comunes. Al final, muchas las echan sin más, habiendo dejado su vida y su salud en el desempeño de su trabajo”, concluye la representante del sector, Isabel Pérez.

(Fuente: El Correo de Andalucía / Autor: Manuel J. Fernández)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *