El Estado Español dedicó 18.248 millones del presupuesto gubernamental a gastos militares en 2018, según un estudio internacional

España dedicó unos 18.248 millones de dólares a gasto militar en el año 2018 y es el 16º país que gasta más en defensa del mundo, según ha revelado este lunes el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Los datos del SIPRI en España se han contabilizado con la colaboración del Centre Delàs d’Estudis per la Pau, que ha presentado hoy en Barcelona los resultados a nivel global y español. La base de datos, presentada en una rueda de prensa simultánea en Barcelona, Berlín, Bruselas, Seúl y Sídney, radiografía el gasto en defensa a nivel mundial y señala que creció un 2,6 % en todo el globo, hasta situarse ne los 1,8 billones de dólares en 2018 – lo que supone el nivel más alto desde 1988, el primer año con datos.

En Barcelona, el vicepresidente del International Peace Bureau (IPB), Jordi Calvo; la representante del movimiento ecologista Rebelión o Extinción XR Barcelona, Claudia Bosch; el presidente de la Fede.cat, Luca Gervasoni; y el antimilitarista Pepe Beúnza han comentado los resultados del estudio en la sede de la Fede.cat.

Aunque el SIPRI destaca que entre el año 2009 y el 2018 el gasto en defensa en España cayó un 5,2 %; el vicepresidente del International Peace Bureau (IPB), Jordi Calvo, ha explicado que el escenario «más plausible» es que «el gasto vuelva a niveles precrisis, como muestra la tendencia en toda la eurozona».

Calvo ha explicado también que en España el Centre Delàs d’Estudis per la Pau maneja un dato ligeramente superior al que ha publicado hoy el SIPRI, de unos 19.926 millones de euros de gasto militar el año 2018, ya que cuenta otros factores que finalmente el SIPRI no recoge en su estudio final. También ha manifestado la «poca voluntad política» de reducir esta partida en España por la presión que ejercen los grupos de poder de las empresa armamentísticas en los presupuestos del estado.

Los cinco países con más gasto a nivel mundial según el SIPRI fueron en 2018 Estados Unidos, China, Arabia Saudí, India y Francia, que en conjnto representan el 60 % del gasto militar global. El gasto de Estados Unidos aumentó por primera vez desde 2010 un 4,6 %, hasta llegar a los 649.000 millones de dólares en 2018, mientras que el de China creció por 24º año consecutivo; estos dos países lideran el crecimiento del gasto militar a nivel mundial.

Calvo ha manifestado que «los resultados dibujan una confrontación entre grandes bloques militares que nos lleva a una carrera armamentística con más bloques y una creciente militarización». Rusia ha sufrido un descenso del 3,5 % en comparación con el año anterior y con 61.400 millones de dólares ocupa la sexta posición mundial del ránking.

Para Calvo esto se explica porque en Rusia el gasto militar se está dirigiendo más al «consumo interno» y «algunas de sus acciones militares se han reducido», además de que «ya se presupone que es una gran potencia militar y no les importa tanto si el gasto es más o menos reducido».

En el conjunto de los 29 países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) el gasto militar fue de 963.000 millones de dólares el 2018, lo que representa el 53 % del total mundial.

En Asia y Oceanía el gasto militar ha crecido cada año desde 1988, y representa el 28 % del global, con países como Pakistán donde esta partida creció un 11 % en 2018 y en Corea del Sur fue de 43.100 millones, con un incremento del 5,1 %. En el centro y este de Europa el dinero de esta partida aumentó en Polonia un 8,1 %; en Ucrania un 21 % y en Bulgaria, Letonia, Lituania y Rumanía, un 24 %.

La presentación de los datos del SIPRI forma parte de la campaña anual con motivo del Día Global de Acción sobre el Gasto Militar (GDAMS en sus siglas en inglés) que se celebra hoy y que dirige el International Peace Bureau (IPB) dentro de la Global Campaign on Military Spending.

(Fuente: EcoDiario)

El Gobierno aprobó una inversión gigantesca de 7.331 millones en material militar

El Gobierno decidió aprobar el pasado diciembre un gasto militar gigantesco de 7.331 millones que renueva material militar clave y tiene impacto en la industria de más de 7.000 empleos, según aseguran a EL MUNDO en fuentes del Ministerio de Defensa. Se trata del techo de gasto que será autorizado para formalizar los contratos. El Ministerio de Hacienda confirma que ha dado su aprobación, puesto que los pagos tienen una calendario paulatino hasta más allá de 2030, según las fuentes consultadas.

El grueso de la inversión va destinada al encargo a Navantia de cinco fragatas 110 que serán recibidas hasta el 2032 y que sustituirán a las Santa María, que tienen ya 35 años de antigüedad. Los astilleros de la empresa pública en Ferrol se verán particularmente beneficiados de esta carga de trabajo que asegura 7.000 empleos directos e indirectos en la próxima década, según los cálculos del Ministerio.

El tercer capítulo de este colosal programa es la modernización de los cazabombarderos Eurofighter. El techo de gasto de estos aviones estaba ya agotado y el Gobierno lo aumenta en 906 millones hasta el año 2023. El Departamento que dirige Margarita Robles lo considera necesario para mantener competitivos los aviones adquiridos y que estarán en servicio hasta el año 2045.

Este programa sigue a otros impulsados por Robles en los últimos meses y que ya fueron preparados por su antecesora, María Dolores de Cospedal, de modo que se está produciendo un nuevo ciclo inversor en Defensa por valor superior a los 12.000 millones.

El programa incluye también la adquisición de 348 vehículos de combate VCR 8X8 para reemplazar a los obsoletos BMR que han dado numerosos problemas de seguridad a militares en misiones de paz . Supondrán una inversión de 2.100 millones con impacto en la plantilla de la antigua Santa Bárbara en Alcalá de Guadaira y Trubia y también en la planta de Aranjuez de Indra y de Andoain de SAPA. Serán entregados antes de 2025, pero el último pago previsto será en 2030.

(Fuente: El Mundo)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *