Chalecos amarillos y trabajadores se movilizan este 1° de Mayo en Francia a pesar de la represión policial. Cerca de 300 detenidos (vídeos)

Chalecos amarillos, columnas sindicales y de partidos de izquierda toman las calles en una jornada marcada por la intimidación policial. Miles de personas se reúnen en París y las principales ciudades francesas para manifestarse por el día internacional de los trabajadores. Chalecos amarillos, columnas sindicales y de partidos de izquierda toman las calles en una jornada marcada por la intimidación policial.

El gobierno francés vuelve a utilizar la represión y la militarización para intimidar las protestas en su contra. Este primero de mayo desplegó un gran dispositivo policial, especialmente en París, contra las manifestaciones por el día internacional de los trabajadores.

La jornada en la que se realizaron casi 200 manifestaciones y actos en todo el país, según anunció la Confederación General del Trabajo (CGT) francesa, comenzó con represión por parte de las CRS (fuerza especial de la policía) que varios medios locales ya cuentan en 200 detenciones y más de 9000 “controles” para “averiguar antecedentes” de los manifestantes.

Los agentes recurrieron a granadas de dispersión y lacrimógenas contra una columna de «chalecos amarillos» en el sur de la capital que se había reunido desde temprano para luego participar de la manifestación convocada por los sindicatos.

Las fuerzas de seguridad utilizan dispositivos legales autoritarios, impuestos por el gobierno de Macron, que les permiten realizar controles de identidad en lugares incluso alejados de los puntos de concentración para registrar a las personas.

El ministro francés de Interior, Christophe Castaner, aseguró este martes que entre 1.000 y 2.000 «activistas radicales» e incluso habló de grupos de «chalecos amarillos» también radicalizados, para justificar la represión y las medidas antidemocráticas que impiden el libre derecho a manifestar.

Olivier Besancenot, ex candidato a la presidencial por el NPA denunció la deriva autoritaria organizada por el presidente Macron por no tener respuesta al movimiento social. En los principales canales públicos él, al igual que Nathalie Artaud candidata que encabeza la lista de Lutte OUvriere para las elecciones europeas, denunciaron la violencia policial y llamaron a que los sindicatos entren de lleno la lucha contra Macron y los capitalistas.

Sin embargo las medidas autoritarias del gobierno no han logrado intimidar a los manifestantes que ya se congregan por miles en las principales ciudades del país. De acuerdo con cifras todavía parciales del Ministerio del Interior, las protestas del Primero de Mayo, en las que hubo una nutrida participación de ‘chalecos amarillos’, reunieron en Francia a 151.000 personas, de ellas 16.000 en París.

Los disturbios comenzaron minutos antes de que empezara oficialmente la manifestación por el 1 de mayo. Antes de la marcha, ya se produjeron choques junto a la estación de Montparnasse, de donde partió la manifestación a las 14.30. La policía cargó con gases lacrimógenos y cargas, una de ellas contra una parte del desfile en la que se encontraba Philippe Martínez, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), principal sindicato convocante, quien tuvo que ser sacado temporalmente de la marcha por riesgos para su seguridad.

Una vez de vuelta, Martínez se quejó de que «la Policía ha cargado contra la CGT» y pidió explicaciones al ministro francés del Interior, Christophe Castaner, mientras en un comunicado su sindicato calificó lo ocurrido de «escandaloso» e «inadmisible en nuestra democracia».

El secretario general de la CGT, cuyo mensaje reivindicativo del Primero de Mayo quedó totalmente desplazado por los incidentes, destacó que están «muy satisfechos con la amplitud de la manifestación» y que las otras 225 marchas celebradas en Francia se desarrollaron sin problemas importantes. Se han producido cerca de trescientas detenciones.

(Fuente: La Izquierda Diario / Prensa Latina / Infobae)

Vídeos:

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *