Pepe Martínez (Autonomía Obrera): “Es urgente y preciso luchar, luchar como mucho antes lo hicieron nuestros padres y nuestros abuelos”

La Confluencia Sindical en la Bahía de Cádiz es una realidad. Sindicatos de clase vienen tejiendo desde hace meses una unidad de acción al margen de los grandes aparatos de CC.OO y UGT.

Por cuarto año consecutivo, y  en apenas unas horas, vuelven a manifestarse en un primero de mayo “alternativo”, que es capaz de sumar tanta o más gente que la otra manifestación de las grandes centrales. Pepe Martínez Caño, sindicalista de Autonomía Obrera (AO), es uno de los responsables de que esta confluencia sea una herramienta útil a los trabajadores.

¿Qué características específicas tiene este 1 de mayo del 2019 en la Bahía de Cádiz?

Por lo que respecta a los actos de protesta que se van a desarrollar, la principal característica es que, como en los tres años anteriores, la fecha va a contar con dos manifestaciones principales: la convocada por los sindicatos oficiales (UGT y CCOO) y la convocada por la izquierda sindical agrupada en la Confluencia Sindical, donde estamos SAT, CGT, USTEA, CTA, CPM y AO, y que se desarrollará a través de los barrios populares y con más tradición obrera de nuestra ciudad.

Un año más ha sido posible la confluencia de varios sindicatos de clase al margen de UGT y CC.OO… por qué es posible esta unidad?

Es posible, en primer lugar, porque las organizaciones que configuramos Confluencia Sindical coincidimos todas en una serie de principios básicos de acción sindical que lógicamente nos lleva a salir a la calle juntos en una fecha tan señalada como ésta; pero también, y sobre todo, es posible porque CS se mantiene viva durante todo el resto del año, organizando luchas, elaborando propuestas, apoyándonos unos a otros, etc., etc., etc., lo que hace sin duda mucho más fácil la coincidencia unitaria en una fecha concreta.

Defender a los trabajadores más precarizados parece una cuestión fundamental…

Sin lugar a duda, resulta fundamental; todos los sectores obreros, todos los colectivos merecen y necesitan la ayuda de nuestras organizaciones sindicales, pero quienes peor están, quienes en mayor medida sufren la pérdida de derechos y la explotación la precisan, si duda, mucho más; y eso es lo que priorizamos todos los días desde los sindicatos de Confluencia, siendo conscientes, además, de que estos colectivos (cada vez más numerosos) son, desgraciadamente, los grandes olvidados por el sindicalismo oficial.

…. y denunciar la pobreza creciente en la zona

Desde Confluencia Sindical nos hemos propuesto que este 1º de Mayo constituya un llamamiento general a la lucha contra la pobreza creciente que se extiende entre la clase obrera y los sectores populares de nuestra bahía. Un desempleo crónico que no baja del 28% (y supera el 30% en algunas localidades), junto a la precarización creciente del empleo y de las condiciones de trabajo y salario, están provocando un aumento constante de la pobreza que afecta ya al 27% de la población y que, a nivel provincial, se eleva hasta el 40% en el caso de los menores de 16 años. Una situación sin duda gravísima contra la que todos/as tenemos la obligación de levantarnos y luchar.

¿Qué mensaje transmitimos a los trabajadores que siguen desmovilizados y que por su falta de conciencia de clase aún no se han acercado al movimiento sindical?

A quienes no se acercan por desconfianza hacia el sindicalismo oficial, les diría que tengan en cuenta que todos los sindicatos no somos en absoluto iguales y que los que estamos en CS seguimos defendiendo la lucha y el compromiso como elementos esenciales de la práctica sindical diaria. Y, a quienes no se acercan por falta de conciencia o miedo, les pediría que piensen si es así como de verdad quieren vivir toda su vida ellos y si es este el futuro que le quieren dejar a sus hijos: sin derechos, con salarios miserables y un miedo constante al despido.

Nosotros pensamos que no, que todos tenemos derecho a una vida feliz y con dignidad y que, para ello, es urgente y preciso luchar, luchar como mucho antes lo hicieron nuestros padres y nuestros abuelos durante los años 70 y 80 para lograr los derechos que hoy nos quieren robar poco a poco. Por quienes nos precedieron y por quienes nos sucederán, hoy más que nunca tenemos la obligación de luchar.

(Fuente: Insurgente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *