Marruecos: 350 intelectuales y artistas firman un manifiesto por la libertad de los presos rifeños. Manifestación por su liberación

Más de 350 intelectuales y artistas han firmado un manifiesto por la liberación de los presos del Hirak rifeño y en la localidad minera de Yerada “ante las condenas injustas”, solidarizándose con sus familias.

La petición denominada ‘Declaración de solidaridad’ nació tras la manifestación del pasado domingo 21 en Rabat y solicita la libertad de los detenidos “bajo las fórmulas jurídicas posibles que preserven la dignidad de todos”.

El manifiesto ha circulado a través de una red social recabando apoyos de actores y actrices como Amal Ayouch, Touria Alaoui, Nora Skalli, Samia Akariou, Latifa Ahrrare, Mohamed Choubi, directores de cine como Nabil Ayouch y Driss Roukhe así como intelectuales, poetas y periodistas como Ahmed Assid, Driss Ksikes, el llamado poeta del Rif, Ahmed Bouzfour y el exministro de Cultura Mohammed Achaari.

También los periodistas Ali Amar, Khalid Jamai y Fatima El Ifriqi, el artista y escritor Mahi Binebine, el sociólogo Sanaa El Aji y los autores compositor e intérprete, Rachid Bromi y Taha Adnane.

Se trata del segundo manifiesto ya que con motivo del Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 2017 hubo otro manifiesto auspiciado por el escritor y poeta, Abdellatif Laabi.

Por otra parte, los cuatro huelguistas de hambre presos, de ellos dos periodistas ciudadanos, han decidido dejar la huelga de hambre iniciada en prisión y así se lo comunicaron a sus familiares. Dos de ellos se encontraban en el hospital de la prisión Tánger-2 y los otros en la de Ras El Ma en Fez.

En concreto son Rabiaa El Ablak, quien llevaba más de un mes y estaba en una situación muy delicada, “entre la vida y la muerte”, Mohamed El Asrihi, con más de dos semanas en huelga de hambre, así como Karim Amghar e Ibrahim Abakouidi.

El Consejo Nacional de Derechos Humanos que dirige Amina Bouayach medió en la situación para mejorar la situación de los presos. Los familiares de los presos agrupados en la asociación ‘Paz por la lealtad y solidaridad’ (en árabe, Thafra lil wafae wa attadamoun) habían efectuado una sentada este viernes 26 ante la Delegación General Penitenciaria para la Administración y Reinserción (Dgpar).

(Fuente: El Español / Autor: Jesús Cabaleiro Larrán)

Miles de marroquíes se manifiestan en Rabat pidiendo la liberación de los presos rifeños

Miles de personas procedentes de diversos puntos de Marruecos se manifestaron en la mañana de este domingo (en referencia al pasado domingo 21) en Rabat para pedir la liberación de los presos del Rif. Los principales activistas de este movimiento están encarcelados en Casablanca. Las condenas, alcanzan los 20 años de prisión para cuatro activistas y 15 años para tres de ellos. Seis fueron sentenciados a diez años. Para nueve de los detenidos la condena es de cinco años y para el resto, entre uno y tres años de cárcel. Todas esas sentencias fueron ratificadas hace dos semanas por un tribunal de apelación en Casablanca.

El número de manifestantes oscilaba entre los 5.000 y 10.000, según distintos observadores. Entre los asistentes figuraban familiares de los presos, al frente de la marcha, militantes del grupo religioso Justicia y Espiritualidad, y diversas asociaciones de derechos humanos. También había quienes reclaman la libertad para el periodista Hamid El Mahdaui, quien cubrió las protestas del Rif y ha sido condenado a tres años. Se le acusa de no haber denunciado un supuesto crimen contra la seguridad del Estado por parte de una fuente a la que El Mahdaui declaró no haber tomado nunca en serio.

También había una pancarta en favor de la liberación del propietario y director del diario Ajbar al Yaum, Tufik Buachrín, preso desde el año pasado por supuestos delitos de violación y acoso sexual. Su defensa señala que el juicio de Buachrín también ha sido un castigo político, ya que este diario es una de las publicaciones más críticas.

En la manifestación abundaban las banderas de la comunidad amazigh, con los colores azul, verde y amarillo. Un joven se había pintado el torso con la leyenda: “Nos habéis torturado, empobrecido, desnudado”. También se pintó la cara como si tuviera la boca cosida, en alusión al líder más carismático, Naser Zafzafi, quien según diversos medios locales, se cosió la boca hace dos semanas y se puso en huelga de hambre.

El activista bereber Rachid Rajá, presidente de la Asamblea Mundial Amazig, indicó: “El juicio contra los presos de Alhucemas ha sido manipulado. A un joven que pide infraestructuras y hospitales para el Rif no lo pueden condenar a 20 años. Los han acusado como si pidieran la independencia del Rif, cosa que ninguno ha hecho. En Marruecos hay una minoría que se cree árabe y que gobierna sobre el resto del pueblo. Y cuando los amazíes salimos a la calle para reclamar algo entonces nos acusan de separatistas”.

Las protestas de Alhucemas comenzaron a finales de octubre de 2016 cuando un vendedor de pescado murió triturado dentro de un camión de basura cuando trataba de que no le confiscasen su mercancía. Las manifestaciones se prolongaron durante ocho meses hasta que fueron perseguidos judicialmente los principales activistas. Decenas de ellos decidieron huir del país. En octubre de 2017, al cumplirse un año del inicio de las movilizaciones, el rey de Marruecos, Mohamed VI, destituyó a tres ministros y a un secretario de Estado como consecuencia de la mala gestión en la ejecución de proyectos prometidos en Alhucemas en 2015.

(Fuente: El País / Autor: Francisco Peregil)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *