Siria: Terroristas y Cascos blancos, con ayuda occidental, preparan nuevo ataque con armas químicas para acusar al gobierno de Al Asad

Terroristas y cascos blancos preparan un ataque químico en las provincias de Idlib y Hama para luego acusar a Damasco y provocar una agresión de EE.UU. a Siria. Fuentes locales citadas este martes por la agencia oficial de noticias siria, SANA, han informado de que los extremistas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), junto a miembros de los llamados cascos blancos, están realizando preparativos para lanzar un ataque químico en Idlib (noroeste) y Hama (centro).

En concreto, las fuentes, que desean permanecer en anonimato, han precisado que los terroristas ya se han retirado de la aldea Yarynaz, en el distrito Maraat al-Numan de Idlib, como preludio al lanzamiento de ataques para “inculpar al Ejército sirio y crear un pretexto y justificar un acto de agresión estadounidense”. Los terroristas y sus aliados planean usar gas cloro en sus provocaciones con armas químicas, han detallado las fuentes.

Los terroristas del Frente Al Nusra en cooperación con los llamados “Cascos Blancos” insisten en preparar una provocación de ataque químico desde la provincia siria de Idleb, informó también el corresponsal de Al Mayadeen a partir de informes de fuentes locales. Los datos precisan que la provocación de ataque químico requiere el uso de cloro contra civiles, incluidos los niños secuestrados por el Frente Al Nusra, todo con el objetivo de responsabilizar popsteriormente a Rusia y Siria de usar sustancias tóxicas.

La semana pasada, también Rusia advirtió de otro intento de los terroristas de Al-Qaeda y de los cascos blancos, grupo que se hace pasar por organización rescatista y es apoyado por el Occidente, de lanzar un ataque químico para inculpar al Estado sirio.

Anteriormente, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, alertado sobre este plan terrorista. «Esta vez estamos hablando de ejercicios conjuntos para cubrir eventos en los medios de comunicación, así como ejercicios prácticos para eliminar las consecuencias del uso de sustancias tóxicas», agregó la vocera.

También a finales de marzo, el Centro ruso para la Reconciliación en Siria denunció la preparación por los terroristas de una provocación química también en Idleb con el apoyo de agentes de servicios secretos de Francia y Bélgica y también de la controvertida organización Cascos Blancos.

Moscú y Damasco han advertido una y otra vez que aún existen almacenes de sustancias tóxicas de bandas extremistas vinculadas a Al-Qaeda, como la Organización de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe) y los supuestos rescatistas cascos blancos, en Idlib.

Los terroristas han cargado 120 misiles con agentes químicos en la provincia siria de Idlib, en cooperación con expertos belgas y “cascos blancos”. “Los terroristas modificaron 120 misiles en la zona de Sahel al-Roj (en la provincia occidental de Idlib), y los cargaron con sustancias químicas bajo supervisión de expertos belgas”, reporta la agencia rusa de noticias Sputnik, citando a fuentes sirias.

De acuerdo al reporte, los cohetes fueron transferidos el lunes en cinco ambulancias por los terroristas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y el llamado Partido Islámico de Turquestán (TIP, por sus siglas en inglés) a un cuartel en la zona Sahel al-Roj para ser modificados.

Los llamados “cascos blancos”, por su parte, transfirieron equipos a la zona en cuestión desde la localidad de Jan Sheijun en un acto de contribución al proceso de las referidas modificaciones.

El medio también informó del traslado hacia el mismo cuartel de ocho cilindros de gas cloro en una furgoneta cerrada desde la localidad de Al-Danah, un proceso supervisado por expertos belgas. Alertando de tales cooperaciones, Rusia advirtió la semana pasada de planes de Francia y Bélgica para organizar una nueva provocación química en Siria y luego culpar de la agresión a Damasco.

Bajo el mismo escenario, EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaron en abril de 2018 Siria con misiles y aviones de guerra, en respuesta a un supuesto ataque químico en la localidad de Duma en la capitalina provincia de Damasco, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) empezara siquiera a investigar lo ocurrido.

A finales de marzo, se registró un ataque con gases venenosos por parte de los terroristas en una localidad en la provincia vecina de Hama, y provocó heridos entre los civiles. Damasco denuncia que este tipo de ataques forma parte de una campaña que impulsan ciertos países occidentales para luego atribuirlos al Ejército sirio y justificar así una agresión de Estados Unidos y sus aliados.

En abril de 2018, EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaron Siria con misiles y aviones de guerra en respuesta a un supuesto ataque químico en la localidad de Duma, en la capitalina provincia de Damasco, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) empezara siquiera a investigar lo ocurrido.

Hablando el miércoles frente a la prensa, el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación de las Partes en Conflicto, el General de División Viktor Kupchishin, dijo que algunos corresponsales de medios extranjeros habían manipulado un vídeo de la “muerte” de civiles sirios para presentarlo como un falso ataque químico del que se culparía a Damasco.

“Según la información recibida por el Centro Ruso para la Reconciliación de las Partes en Conflicto en las cercanías de la localidad de Morek, provincia de Hama, un grupo de corresponsales de medios extranjeros filmaron un vídeo de la “muerte” de una familia siria debido al “uso de armas químicas por las fuerzas del gobierno sirio”, dijo.

Esta no es la primera vez que aparece información sobre falsificaciones de vídeos sobre supuestos ataques químicos en Siria. Por ejemplo, el 13 de febrero, el productor de la BBC a cargo de Siria, Riam Dalati, dijo que las imágenes filmadas en un hospital después del ataque con cloro del 7 de abril de 2018 en Duma eran una falsificación de los Cascos Blancos.

Recordemos que el embajador ruso ante la ONU, Vassili Nebenzia, anunció a fines de marzo que los extremistas sirios, en cooperación con los Cascos Blancos, estaban preparando nuevas simulaciones de ataques químicos en suelo sirio.

(Fuentes: SANA / Al Mayadeen / Al Manar / Hispan TV / Sputnik)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *