El Estado sionista de Israel impide a los cristianos de Gaza celebrar en Tierra Santa las festividades de la Semana Santa

Las distintas iglesias cristianas en Tierra Santa -ortodoxas, católicas, siríacas, armenias, etc.- han reivindicado en una nota de prensa conjunta que “Jerusalén debe estar abierta a todos”. Reclaman en la nota que se permita a los cristianos de la Franja de Gaza acudir a las fiestas de Pascua en Jerusalén, algo que las autoridades israelíes están impidiendo.

“Las autoridades israelíes decidieron no permitir que los residentes cristianos de Gaza vengan a Jerusalén para participar en las celebraciones de Pascua”, ha lamentado en un comunicado el asesor de líderes eclesiales en Tierra Santa, Wadie Abunassar.

Abunassar señala que, al menos, a unos 200 cristianos de Gaza se les permite ir a celebrar la Pascua a territorio jordano. Abunassar denunció que Israel no da permisos para viajar a Jerusalén a los cristianos del enclave palestino bajo el argumento, de que algunos de ellos “son infractores” que aprovechan su oportunidad de salir de Gaza para pasar a residir “ilegalmente” en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

“Independientemente de la validez de esta afirmación, recalcamos que la libertad de acceso a los lugares sagrados debe garantizarse a todos y sin restricciones”, añadió el portavoz cristiano, quien concluyó que “las consideraciones de seguridad no deben anular las libertades fundamentales de los seres humanos“.

Quedan unos 2.000 cristianos en la Franja de Gaza

De acuerdo con los datos del Patriarcado Latino de Jerusalén, hay unos 2.000 cristianos de distintas iglesias (greco-ortodoxos en su mayoría) que viven en Gaza, rodeados de 1,8 millones de musulmanes y bajo el gobierno islamista de Hamás, sufriendo las restricciones del bloqueo impuesto por Israel desde 2007.

Los distintos Patriarcas y líderes cristianos (griego, armenio, latino, siríaco, etiópico, episcopaliano, luterano…) han firmado además un mensaje conjunto de reflexión y celebración para la Pascua.

“La fiesta de la resurrección nos recuerda que la dignidad humana debe respetarse y honrarse. Los seres humanos fueron creados a imagen de Dios. La Pascua es la época en que la familia humana se celebra a la luz de la vida y abundancia divina”, afirma el mensaje.

“Jerusalén, la ciudad de la resurrección, es el faro de esperanza y vida. La tumba vacía nos recuerda constantemente los hechos que tuvieron lugar en la ciudad santa y sus alrededores. Jesús vino a ofrecer vida abundante en la que el pecado y la muerte fueron derrotados. La ciudad de vida es también la ciudad de paz y reconciliación, Por lo tanto, el estatus multirreligioso y multicultural de Jerusalén se ha de mantener y todas las fes abrahámicas deben considerarla como ciudad de paz y tranquilidad. Seguimos rezando por una paz justa y duradera en Jerusalén y en todo el mundo.”

(Fuente: Palestina Libre – Religión en Libertad)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *