Comunicado nº115 de Agora Galiza: Legislativas del 28 de abril. Sin luchar poco vale votar

Estamos nuevamente insertados en un ciclo electoral. Las elecciones legislativas, municipales y europeas que se desarrollarán entre abril y mayo, condicionan e hipotecan la actividad de la práctica totalidad de las fuerzas políticas.

Agora Galicia-Unidade Popular ni presentará candidatura propia, ni se incorporará a ninguna coalición, ni solicitará el voto para ninguna de las fuerzas que se presenten.

En la actual coyuntura histórica, en pleno proceso de reorganización y reconfiguración de la izquierda revolucionaria gallega, no existen condiciones objetivas para dar batalla en el frente electoral de las instituciones del enemigo, con unas condiciones mínimas y dignas.

Tampoco existe ninguna candidatura que defienda coherente y dialécticamente los intereses de la clase obrera y los de la nación gallega.

De nuevo la principal característica en las elecciones del 28 de abril, es la ausencia de una alternativa electoral anticapitalista y patriótica gallega, que conciba la intervención en las instituciones burguesas como una tarea meramente instrumental, para cuestionar su carácter antidemocrático ejercer de caja de resonancia de las luchas populares y de las reivindicaciones obreras y de la Nación Galega.

El conjunto de las fuerzas situadas en el espacio de la “izquierda”, son candidaturas pequeño-burguesas, configuradas prácticamente por sectores intermedios: funcionarios, profesiones liberales, pequeños empresarios y comerciantes, burocracia partidaria y sindical.

O bien son candidaturas con el centro de gravedad fuera de Galiza, empapadas de chauvinismo español, o bien son fuerzas gallegas de carácter interclasista y tibiamente “soberanistas”.

Salvo contadas excepciones, la totalidad de las candidaturas que se presentan en Galicia el 28 de abril alimentan el ilusionismo electoral.

Ante este panorama no vamos a votar, conscientes de que la amenaza de los partidos situados en los parámetros fascistas va a activar el factor subjetivo del “miedo a la derecha”, entre una parte destacada de los sectores más avanzados del pueblo trabajador gallego.

Tal como pronosticamos es claramente negativo el balance del gobierno del PSOE que fue apoyado por Podemos e IU, sus confluencias, las fuerzas nacionalistas e independentistas catalanas y vascas.

Pedro Sánchez incumplió sus principales promesas de derogar la reforma laboral, la ley mordaza, LOMCE, implementó una política económica similar a la del PP, aplicando los dictados de Bruselas y Berlín, perpetuando la marginación y retraso de Galiza, negándose a reconocer el derecho de autodeterminación, participando en la agresión imperialista contra la Venezuela bolivariana.

No nos cansamos de afirmar que los derechos y las conquistas sólo se logran con la lucha en los lugares de trabajo, en los centros de enseñanza, y en la calle, bajo una línea clasista y patriótica gallega, orientadas en una estrategia revolucionaria dirigida y al servicio del pueblo trabajador. Así lo ha demostrado el movimiento de los chalecos amarillos en Francia.

Agora Galiza-Unidade Popular considera que no existe en este momento ninguna alternativa electoral a la que votar, aunque no es indiferente al resultado del 28 de abril.

La principal tarea de la clase obrera y del pueblo trabajador galego y contribuir a reconstruir la izquierda revolucionaria galega, y levantar una muralla de acero contra el fascismo, articulando un Bloque Popular Antifascista.

En la Patria, 11 de abril de 2019

Dirección Nacional de Agora Galiza-Unidade Popular

-Galego-

Legislativas de 28 de abril
SEM LUITAR POUCO VALE VOTAR

Estamos novamente inseridos num ciclo eleitoral. As eleiçons legislativas, municipais e europeias que se desenvolverám entre abril e maio, condicionam e hipotecam a atividade da prática totalidade das forças políticas.

Agora Galiza-Unidade Popular nem apresentará candidatura própria, nem se incoprorará a nengumha coaligaçom, nem solicitará voto para nengumha das forças que se apresentem.

Na atual conjuntura histórica, em pleno processo de reorganizaçom e reconfiguraçom da esquerda revolucionária galega, nom existem condiçons objetivas para darmos batalha na frente eleitoral das instituiçons do inimigo, com umhas condiçons mínimas e dignas.

Tampouco existe nengumha candidatura que defenda coerente e dialeticamente os interesses da classe trabalhadora e os da naçom galega.

Novamente a principal caraterística nas eleiçons de 28 de abril, é a ausência de umha alternativa eleitoral anticapitalista e patriótica galega, que conceba a intervençom nas instituiçons burguesas como umha tarefa meramente instrumental, para questionando o seu caráter antidemocrático exercer de caixa de resonáncia das luitas populares e das reivindicaçons operárias e da Naçom Galega.

O conjunto das forças situadas no espaço de “esquerda”, som candidaturas pequeno-burguesas, configuradas praticamente por setores intermédios: funcionariado, profissons liberais, pequenos empresários e comerciantes, burocracia partidária e sindical.

Ou bem som candidaturas com o centro de gravidade fora da Galiza, empapadas de chauvinismo espanhol, ou bem som forças galegas de caráter interclassista e mornamente “soberanistas”.

Salvo contadas exceçons, a totalidade das candidatutas que se apresentam na Galiza 28 de abril alimentam o ilusionismo eleitoral.

Perante este panorama nom vamos votar, conscientes que a ameaça dos partidos situados nos parámetros fascistas vai ativar o factor subjetivo do “medo à direita”, entre umha parte destacada dos setores mais avançados do povo trabalhador galego.

Tal como prognosticamos é claramente negativo o balanço do governo do PSOE. que foi apoiado por Podemos e IU, as suas confluências, as forças nacionalistas e independentistas catalanas e bascas.

Pedro Sánchez incumpriu as suas principais promessas de derogar a reforma laboral, a lei mordaça, a LOMCE, implementou umha política económica similar à do PP, aplicando os diktames de Bruxelas e Berlim, perpetuando a marginalizaçom e atraso da Galiza, negando-se a reconhecer o direito de autodeterminaçom, participando na agressom imperialista contra a Venezuela bolivariana.

Nom cansaremos de afirmar que os direitos e as conquistas só se logram com a luita nos locais de trabalho, nos centros de ensino, e na rua, sob umha linha classista e patriótica galega, orientadas numha estratégia revolucionária dirigida e ao serviço do povo trabalhador. Assim o tem demonstrado o movimento dos coletes amarelos na França.

Agora Galiza-Unidade Popular considera que nom existe neste momento nengumha alternativa eleitoral a qual votar, embora nom é indiferente o resultado de 28 de abril.

A principal tarefa da classe operária e do povo trabalhdor galego e contribuir para reconstruir a esquerda revolucionária galega, e levantar umha muralha de aço contra o fascismo, articulando um Bloco Popular Antifascista.

Na Pátria, 11 de abril de 2019

Direçom Nacional de Agora Galiza-Unidade Popular

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *