Entregadas más de mil alegaciones contra el rascacielos previsto en el puerto de Málaga. El Colegio de Arquitectos también en contra

Más de un millar de alegaciones se han presentado este lunes contra la modificación del Plan Especial del Puerto que permita la construcción del hotel de 135 metros previsto en el dique de levante del puerto de Málaga.

Así lo ha indicado el portavoz de esta plataforma Defendamos Nuestro Horizonte, Juan Antonio Triviño, quien ha subrayado a los periodistas que este proyecto “puede presumir ya de ser el de mayor contestación ciudadana de cuantos se recuerdan en la capital de la Costa del Sol”. “Ni la apuesta privada por construir unos multicines en el muelle 2 y la esquina de oro del puerto sumó tantos reparos vecinales como la operación ahora prevista”, ha apostillado.

A falta del recuento oficial por parte de la Gerencia de Urbanismo, serán unas 1.100 las alegaciones formuladas por colectivos sociales, empresariales y profesionales en oposición a esta iniciativa urbanística.

En los dos meses que ha estado abierto el plazo, que ha concluido este lunes, han presentado alegaciones esta plataforma pero también el Colegio de Arquitectos de Málaga, la Academia de Bellas Artes de San Telmo, Málaga Ahora, Málaga para la Gente, Ecologistas en Acción, UGT, etcétera.

Según ha indicado Triviño, se trata de un proyecto “que carece de interés publico y general y es además irreversible”. “No hablamos de la noria que puede desmontarse, sino de entregar una plataforma portuaria por 50 años más prorroga”, ha enfatizado antes de entregar las alegaciones en la Gerencia de Urbanismo.

“Hablamos de una operación temeraria, con gran riesgo”, ha insistido, al tiempo que ha indicado que dicha torre puede convertirse “en el Algarrobico de Málaga”. También ha dudado de la viabilidad económica del proyecto y de la promotora del mismo.

El representante de esta plataforma ha incidido en que la ciudadanía “no quiere ese edificio en ese sitio; nadie puede discutir que no hay consenso para un proyecto de ciudad y si no lo hay el político lo que tiene que hacer es parar el balón y escuchar a los especialistas”.

Por ello, ha considerado que todas las formaciones políticas que se presenten a las elecciones municipales el próximo 26 de mayo deben exponer “de forma clara” su postura sobre este proyecto que modificará, ha recordado, el ‘skyline’ de Málaga capital.

Alegaciones

Entre las alegaciones presentadas señalan que la modificación del Plan Especial del Puerto no tiene en cuenta la vulnerabilidad del dique frente a las consecuencias del cambio climático o la dificultad de evacuación ante un incendio o accidente marítimo.

También consideran que es una operación “temeraria” por el “gran riesgo de fracaso: costes de la obra sobre todo por la cimentación, porque la viabilidad económica no está clara y por las incertidumbre del mercado turístico”. A su juicio, un hotel de cinco estrellas gran lujo en ese lugar “es un sinsentido”.

En las alegaciones ante la Gerencia de Urbanismo critican que incluso existe un riesgo de reconversión de hotel a residencial de viviendas de lujo, “uso que la Ley de Puertos prohíbe expresamente; se trataría de una operación inmobiliaria especulativa“.

No están de acuerdo tampoco los alegantes en que Ayuntamiento y Autoridad Portuaria hayan “excluido la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones” y recuerdan que se trata de un espacio “privilegiado, la mayor pastilla de terreno público de la ciudad”.

Un proyecto que, tal y como se indica en las alegaciones presentadas, “es innecesario, carente de interés general y público y que la ciudad ni sus habitantes necesitan”, además de afectar “gravemente al paisaje de la bahía y la Farola, que queda inutilizada”.

El Colegio de Arquitectos se pronuncia en contra del rascacielos

El Colegio de Arquitectos de Málaga se ha pronunciado en contra de la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto dentro del plazo de alegaciones abierto por la Gerencia Municipal de Urbanismo, que expiró este pasado lunes y que el Colectivo Ciudadano Defendamos nuestro Horizonte, presentó más de mil alegaciones.

Señalan que dicha modificación “responde a intereses económicos a corto plazo en detrimento de los valores medioambientales y culturales del entorno”. Así lo han asegurado desde la entidad colegial a través de un comunicado, en el que han precisado que esto “difiere abiertamente de la Declaración de Davos, recién suscrita por el Gobierno de España, que reclama la necesidad de fomentar la calidad del espacio construido con un enfoque cultural y urbano y la implicación de la sociedad”.

El decano del Colegio de Arquitectos, Francisco Sarabia, ha señalado que los objetivos originarios del Plan Especial vigente “encontraban legitimidad en el consenso de la comunidad que, con esta innovación, se ha perdido”. En este sentido, ha apuntado que “las presiones turísticas e inmobiliarias son la fuerza motora de esta transformación radical de un mismo patrimonio territorial compartido por la ciudad y su puerto”.

Según las alegaciones de la institución colegial, la Autoridad Portuaria justifica la actuación en razón del equilibrio económico que supondría su construcción para las cuentas del Puerto. Así, los arquitectos se preguntan “cuál es el fin público que legítima al Puerto para edificar un rascacielos” y apuntan que, existiendo alternativas para su ubicación en otros ámbitos de la ciudad, “parece discutible que una cuestión de tanto calado para la misma, se entienda oportuna y conveniente por la economía del Puerto”.

“La necesidad de aumentar los recursos no es una patente de corso para utilizar una potestad pública para fines desviados del que legitiman su autoridad”, indican en sus argumentos.

Asimismo, el Colegio de Arquitectos critica “los incumplimientos y carencias” del documento en relación con el marco legal vigente. En opinión de la institución colegial, dicha “falta de rigor” parece “deliberada”, pues “las confusas y contradictorias ordenaciones del viario, edificación y usos, con previsión de modificación posterior a demanda de la concesionaria, confieren al instrumento el carácter de carta abierta susceptible de malinterpretaciones en su gestión y control”.

Analizados los contenidos técnicos, la entidad concluye que se trata de un planeamiento “incompleto” en sus documentos al que “le falta” definición en los parámetros numéricos y gráficos “necesarios para sustituir el espacio libre público previsto por un futuro rascacielos”.

Asimismo, consideran que “tampoco” acredita la mejora para el bienestar de la población en que redunda esta nueva ordenación, superando el rango de la intervención las posibilidades que deben corresponder a una modificación del Plan Especial del Sistema General Portuario.

El decano de los arquitectos malagueños ha asegurado que este planteamiento “debió someterse a debate público y abierto en demanda de sugerencias antes de llegar a esta fase de aprobación inicial” y que, debido a su “indefinición”, resulta “imposible en este momento alegar respecto a la solución definitiva futura que se dé tanto al volumen del edificio como a los usos a los que se destine”.

Por otra parte, según Sarabia, la pretensión de que se está ante un cambio menor de la ordenación previa “no es veraz”. En su opinión, “el alcance de lo que se propone hace oportuna, cuanto menos, una revisión del Plan Especial en su conjunto”.

Según ha indicado la institución colegial, el debate ciudadano debe centrarse en una posición “que no suponga ir en contra de los intereses del puerto, pero sí a favor de la ciudad de Málaga para que no padezca las consecuencias negativas de una decisión mal planteada desde su origen”.

“Como ya afirmamos en el pronunciamiento de 2017, el Colegio defiende una intervención en la plataforma del morro precedida y guiada por un enfoque arquitectónico que interprete las necesidades, lugar, tiempo y cultura actuales, creando un nuevo espacio que incluya al máximo todos los valores humanos”, ha destacado Sarabia.

En este sentido, ha incidido en que “la fórmula basada en el concurso público de arquitectura es la mejor opción para favorecer la concurrencia de profesionales y alcanzar, así, la excelencia del producto arquitectónico”.

(Fuente: Málaga al Día)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *