Sevilla: Reabierta la causa judicial por la muerte de un preso en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla II) en 2017

La Audiencia Provincial de Sevilla ha acordado la reapertura de la causa judicial que investiga la muerte de un preso, en junio de 2017, en la prisión de Morón de la Frontera. Según explica el auto emitido por la Audiencia, al que ha tenido acceso este medio, el preso fue encontrado muerto en su celda el 8 de junio de 2017, un mes después de que su madre denunciara que este había sido víctima de palizas por parte de cinco funcionarios del centro penitenciario.

El auto detalla que la denuncia por las agresiones al preso fue interpuesta en la comisaría de Sevilla, a raíz de una llamada de su hijo, y fue remitida al Juzgado de Instrucción número 1 de esta ciudad. En esta denuncia se acusaba a cinco policías de haberle fracturado el labio y la nariz, haberle producido un derrame en un ojo y dolores en varias partes del cuerpo.

“Ante el empeoramiento de salud del interno, la familia solicita al subdirector de la prisión de Morón de la Frontera que vaya a visitarlo un médico, pues tiene graves problemas respiratorios”, explican desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que denuncia que las reclamaciones para ver al médico por parte del propio preso y de su familia no fueron respondidas.

La causa por la paliza comenzó su trámite, pero, el 8 de junio, el director del centro penitenciario llamó a la madre del preso para comunicarle que este había sido encontrado muerto en su celda. “Su hijo le decía que estaba muy aquejado a raíz de la paliza, por lo que sabe que su hijo ha fallecido a raíz de la brutal paliza que ha recibido”, señala la segunda denuncia interpuesta por la madre del preso, ésta a raíz de conocer su muerte.

El Juzgado de Instrucción decidió el sobreseimiento de la causa, al considerar que “no se encontraba justificada la perpetración de algún delito”, tras recibir un informe del centro penitenciario sobre lo sucedido que afirmaba que las lesiones que presentaba el preso en mayo fueron autoinfringidas para intentar que se le administrara metadona, sin recabar información ni siquiera sobre el historial clínico del preso fallecido, los resultados de la autopsia o las declaraciones de los médicos del centro penitenciario.

El auto de la Audiencia Provincial de Sevilla, con fecha del 22 de marzo y hecho público hoy por la APDHA, afirma que el cierre de la investigación “ha sido prematuro” y ordena al juzgado que recoja la información que se deriva de la autopsia del preso fallecido y su historia clínicas, así como que se investigue cómo se causaron las lesiones que presentaba el preso.

(Fuente: El Salto)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *