Falso descenso del paro: 90% de los contratos temporales y eventuales

En mayo se registró un total de 1.748.449 de contratos, un 11,1% más que en el mismo mes de 2015. De esta cantidad, 145.760 contratos, el equivalente al 8,34% del total, fueron de carácter indefinido, un 17% más que en mayo del año pasado. Dentro de los contratos fijos, 83.437 fueron a tiempo completo, un 17,7% más que en mayo de 2015, y 62.303 fueron a tiempo parcial (+16%).

Pero como decíamos, lo preocupante es que en este quinto mes del año que hemos dejado atrás se realizaron más de 1,5 millones de contratos de carácter temporal, un 85% del total. De ellos, el 26,5% eran eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo (a veces por días y horas) y el 26,6% de obra o servicio, también con jornada completa. Por su parte, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial supusieron el 32,6%.

También es negativo el tema de la edad. De los 119.768 parados menos de mayo, casi todos, 103.599, eran mayores de 25 años, por lo que el paro juvenil sigue siendo la gran lacra del empleo en España. Este tipo de desempleo retrocedió en 16.169 personas (-4,7%). En términos interanuales, se ha reducido un 12,4%.

El sindicato ​UGT valoró el descenso del desempleo en mayo, sin embargo, apuntaba a que los datos de los Servicios Públicos de Empleo revelaban que se continúa “ahondando en la senda de la precariedad y temporalidad de los meses anteriores”. Añadía que son “un claro reflejo de la estacionalidad de nuestro mercado laboral, vinculado a actividades ligadas a la temporada de primavera/verano”.

Ante estos datos, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha tildado de “positivos” los datos pero ha reconocido que “queda muchísimo por hacer”, entre otras cosas reducir la temporalidad a través, por ejemplo, de una mayor “penalización” de estos contratos frente a los indefinidos.

De Guindos se ha mostrado consciente de que la tasa de paro es aún superior al 20% y la temporalidad se mantiene en el 25% de los asalariados, por encima de la media comunitaria, un nivel que ha considerado “excesivo”. “Se tiene que reducir”, ha añadido.

“El problema de la temporalidad es muy importante. Más allá del peso del turismo, tiene que ver con que estos contratos aún no están suficientemente penalizados en relación con los indefinidos”, ha explicado el ministro de Economía en funciones, para apostillar que “las propuestas para favorecer la contratación indefinida con subsidios y bonificaciones a la Seguridad Social son el camino”.

Además, ante la nueva campaña electoral, De Guindos ha indicado que “todos deberían incidir en hacer más atractivo el empleo indefinido”, porque hace que los trabajadores sean más productivos, más eficientes y que los salarios mejoren.

(Fuente: Diario Críitico)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *