83 heridos en la 53ª Marcha del Retorno. Netanyahu afirma que utilizan la fuerza “con sabiduría” en Gaza tras matar a “más de 300” palestinos

Al menos 83 palestinos resultaron heridos a manos de fuerzas israelíes que dispararon gases lacrimógenos y amonestaron a los manifestantes en el límite este de Gaza, dijo el ministerio de salud del enclave. El portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf al-Qidreh, dijo el viernes que los manifestantes palestinos llegaron a hospitales locales con “diferentes heridas”, incluidas heridas de bala.

Hammad Issa, un paramédico de la Media Luna Roja Palestina, dijo a Middle East Eye (MEE) que él y sus colegas estaban preocupados por que la protesta del viernes pudiese causar lesiones masivas. “Estábamos esperando cerca de los manifestantes, temiendo que esto pudiera suceder y sucedió”, dijo Issa.

Uno de los manifestantes, Maysaa al-Sous, le dijo a MEE que las fuerzas israelíes han comenzado recientemente a usar un nuevo gas lacrimógeno de color rojo. “Nos sorprendimos cuando la ocupación israelí nos disparó el gas lacrimógeno rojo”, dijo al-Sousi. “Al principio pensamos que podría tener repercusiones serias, pero hasta ahora nada extraño ha sucedido”.

El sábado, los palestinos en Gaza cumplieron un año desde el inicio de la Gran Marcha del Retorno, que exige que se permita a los palestinos regresar a los hogares ancestrales de los que fueron expulsados ​​en 1948. Cuatro palestinos, incluidos tres de 17 años, fueron asesinados durante la protesta del sábado.

Sus muertes significan que 52 niños murieron a manos de las fuerzas israelíes en Gaza desde que comenzaron las marchas, según Save the Children. Al menos 263 palestinos han sido asesinados en total desde finales de marzo de 2018.

Antes de la protesta del sábado, las facciones palestinas pidieron calma, mientras que cerca de 8.000 miembros de los servicios de seguridad se desplegaron a lo largo de los 65 kilómetros de límite de Gaza con Israel para impedir que los manifestantes lleguen a la cerca.

Las fuerzas de seguridad operaron con la asistencia de una delegación egipcia que ha estado negociando entre Israel y Hamás, la facción palestina que gobierna Gaza. Tanto los egipcios como el líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, aparecieron cerca del límite para instar a la moderación el pasado fin de semana.

Hamás espera que un acuerdo con Israel pueda ayudar a aliviar el bloqueo que está paralizando el enclave costero. “Hoy saludo a las personas que participaron en esta protesta, a pesar del hambre”, dijo Khalil al-Hayya, un importante miembro del politburó de Hamás, a MEE el sábado.

“Lo que sería inconcebible en otro lugar se ha vuelto normal aquí en Gaza”

Una ONG médica internacional describió la violencia ejercida contra los manifestantes palestinos en la Franja de Gaza ocupada por soldados israelíes como “inconcebible”.

 

En un artículo publicado ayer, Jacob Burns, gerente de comunicaciones de campo de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Jerusalén, describió el trabajo de los médicos de la organización en Gaza, mientras los profesionales de la salud luchan para ocuparse de las víctimas de las protestas de la Gran Marcha del Retorno. “Lo que sería inimaginable en otro lugar se ha vuelto normal aquí en Gaza”, escribió Burns, reflexionando sobre los eventos del 30 de marzo.

“Un día en el que matan a cuatro personas y disparan a 64 personas con munición real es un día en el que nos sentimos casi felices, porque no fueron las doscientas o trescientas, o incluso más, que habíamos temido que fueran”, agregó. “Debemos luchar contra este sentido de la normalidad. No es normal ver a tantos jóvenes llegar al hospital todos a la vez con balazos en las piernas”, escribió Burns.

“No es normal que nuestros cirujanos trabajen con un hombre de 25 años que necesitaba que le reemplazaran toda la sangre porque una bala atravesó tanto la arteria principal como la vena principal de su pecho. No es normal que extraigan el riñón de un niño porque tratar de salvarlo significaría que se desangraría”.

Continuó: “No es normal que nuestros médicos de emergencia ausculten los pulmones de un paciente llenándose de sangre, porque fue golpeado en la garganta con lo que parecía ser una lata de gas lacrimógeno. No es normal que demos de alta a un paciente de nuestras clínicas, y luego lo volvamos a registrar cuando reciba un nuevo disparo, solo entonces para que su familia nos diga que volvió a la valla y fue asesinado”.

El funcionario de MSF mencionó que Gaza se “alejará de los titulares”, pero su población “continuará sufriendo” por “una economía en caída libre, un sistema de salud casi destrozado por el bloqueo israelí y la lucha política interna palestina”.

“En MSF volveremos a nuestras actividades habituales esta semana, trabajando en nuestras clínicas y hospitales en toda Gaza. Admitiremos a más pacientes con heridas de bala y continuaremos tratando a los casi 1.000 que permanecen en nuestros registros”, concluyó, “un recordatorio vivo del sufrimiento que ha padecido Gaza en el último año”.

Netanyahu afirma que  matar a 300 manifestantes de Gaza fue una decisión “sabia”

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que Israel utilizó la fuerza “con sabiduría” en la Franja de Gaza, ya que los soldados israelíes han matado a “más de 300” palestinos cerca de la valla oriental del enclave asediado.

En una entrevista con Israel Hayom, Netanyahu dijo: “Más de 300 palestinos murieron cerca de la frontera cuando intentaron romper la valla y secuestrar a nuestros soldados. Hemos utilizado la fuerza de manera sabia y poderosa”.

Netanyahu también dijo que la política de su gobierno llevó a Hamás, el gobernante de la Franja asediada, a sufrir la crisis económica más grave. “Ellos [los habitantes de Gaza] están en una enorme dificultad económica, y Hamás está bajo control y quiere algo de tranquilidad para poder hacer frente a la enorme presión en Gaza”, dijo.

Añadió: “La angustia económica es su propio problema, pero la angustia humanitaria es nuestro problema. Problemas con el saneamiento, enfermedades, cosas que podrían abrirse camino hacia nosotros. Entonces estamos diciendo: Evita que ocurran problemas y crea disuasión. El objetivo es la disuasión, pero también lo es prevenir los problemas ambientales y humanitarios que podrían dañar a Israel”.

Cuando se le preguntó cómo “lidiar” con Gaza, Netanyahu respondió: “La verdadera opción es ocupar y gobernar Gaza. No hay nadie a quien dársela. No se la daré a Abu Mazen [el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas]. “La conexión entre Gaza y [la ocupada Cisjordania] se ha roto. Son dos entidades separadas, y creo que a largo plazo, eso no es algo malo para Israel”, agregó.

“Abu Mazen lo provocó él mismo. Redujo la afluencia de fondos de la Autoridad Palestina [a Gaza]. Pensó que al hacerlo, podría acabar con Gaza. Pagaríamos por la ocupación de Gaza con una gran pérdida de vidas, y a espaldas de Israel, [Abbas] pondría a Gaza en bandeja de plata. Eso no sucederá”.

Continuó: “El dinero que recorta es el dinero palestino. Israel no está pagando. Ese dinero fue cubierto por los qataríes e impidió que el plan de Abu Mazen llegara a buen término, así como a aislar a Gaza [de Cisjordania]”. “Alguien pensaría que habría un estado palestino que nos rodearía por ambos lados. Eso no es algo que vaya a pasar”.

Respecto a las relaciones de Israel con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su llamado “acuerdo del siglo”, dijo: “No estoy coordinado con él. Establecí tres principios básicos para él y su gente. Realmente espero que se expresen en el plan: 1) No evacuaremos a un solo colono. Ni un solo asentamiento, ni un solo colono; 2) Mantendremos el control sobre todo el área al oeste del río Jordán. Tendremos una presencia permanente. Esa es la principal autoridad soberana que mantendremos en cualquier situación; y 3) No dividiremos Jerusalén”.

Netanyahu también reveló lo que sucedió cuando presentó sus principios a los funcionarios estadounidenses. “Cuando presenté estos principios al [ex] vicepresidente [Joe] Biden cuando estuvo aquí, me dijo que eso no es un país. Dije “Joe, defínelo como quieras, estos son mis términos y no me retractaré de ellos”. Eso es lo que le dije a Trump y a sus representantes [Jared] Kushner y [Jason] Greenblatt”.

También prometió que no eliminaría a ningún colono ilegal de la Cisjordania ocupada: “No estoy dispuesto a desarraigar a ningún judío. Eso incluye asentamientos fuera de los grandes bloques”.

Cuando se le preguntó si anexaría el área C de la Cisjordania ocupada, que representa aproximadamente el 60% del territorio, respondió: “Le prometo que habrá sorpresas”. No puedo decirle nada sobre el plan, pero el presidente Trump es un gran amigo y dudo que alguna vez tengamos a alguien mejor en el futuro”.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *