Cádiz: Movilizaciones de los trabajadores de Intec-Air en la Zona Franca. Denuncian que han hecho “34.000 horas extra en un año” (vídeo)

Los trabajadores de Intec- Air replican con movilizaciones la falta de respuesta de la dirección de la compañía a sus reclamaciones después de meses de negociación. El secretario del comité de empresa ha señalado que no hay novedades al respecto y ha recordado los apoyos de los diferentes grupos políticos.

En el conflicto se encuentran cuestiones como la equiparación salarial con otros centros del grupo Aernnova o los altos índices de temporalidad de la empresa. Segun denuncian unos 40 operarios de los casi 200 que trabajan en la factoría, proceden de empresas temporales, a pesar de los años de experiencia.

El calendario de protestas en Interc-Air continuará con una  huelga todos los miércoles del mes de abril y se ampliará a paros parciales de cuatro horas también, los viernes del próximo mes de mayo.

(Fuente: Ocadiz digital)

 

“34.000 horas extra en un año”

Los trabajadores de Intec-Air, después de cinco meses de negociación con la empresa, doce reuniones y tres intervenciones del Sercla, se han plantado. Desde la pasada semana han comenzado una huelga que se repetirá todos los miércoles con paros de ocho horas, y que podría ampliarse a otro paro de cuatro horas también los viernes en el mes de mayo en el caso de no llegar a un acuerdo. 

La plantilla reclama la subida de categoría de 76 personas, ya que “hay más de media fábrica con contratos de oficiales de tercera teniendo más de 14 años de experiencia”. Por otra parte, también piden la regularización de la prima de producción, “que lleva 12 años congelada y se mide con unos valores logísticos ridículos y que no tienen explicación”.

“Desde que se aplica la reforma laboral en 2012/2013 hasta ahora llevan entrando una media de 25 compañeros de ETT. Ahora mismo tenemos 40 en la fábrica, y hay compañeros que están constantemente entrando y saliendo, haciéndoles contratos de dos años y echándolos seis meses a la calle. Son compañeros que no tienen ningún tipo de derechos, ni vacaciones, si enferman tampoco les pagan el día. Hay gente que por miedo a las represalias ha renunciado incluso a la baja por paternidad”, nos cuenta Pedro de los Reyes, secretario del comité de empresa.

Cuando el grupo Aernnova compró la fábrica eran más de 300 trabajadores. Actualmente la plantilla la componen 199, “y cuando empezamos las negociaciones éramos 203, por lo que reclamamos que se cubran los puestos con el mismo tipo de contrato para no perder más plantilla y que los compañeros de la ETT tengan los mismos derechos sociales que nosotros, ya que desempeñan la misma labor”.

Otra de las reclamaciones de los trabajadores es la aplicación de plus tóxico, porque trabajan con baños químicos, y según exponen “no se les aplica las tres circunstancias que recoge el convenio colectivo del metal de la provincia de Cádiz a todas las personas que trabajan bajo la misma nave”. En este aspecto, requieren una lavandería para estas personas que operan directamente con productos químicos. “Nosotros trabajamos con cromo, que es un elemento muy cancerígeno. Nos parece desmedido que los trabajadores tengan que irse los viernes a casa con el mono sucio por esos productos y tengan que lavarlo junta a la ropa de su familia”.

Además, “la gota que ha colmado el vaso”, es el descubrimiento de una “diferencia abismal” con el convenio interno que tienen los compañeros de la misma empresa en Álava, “con una diferencia salarial de más de 300 euros haciendo lo mismo”. Mientras que “ellos trabajan 1720 horas anuales nosotros trabajamos 1748. Ellos cuando van a trabajar un día más a la semana les abonan 180 euros más el día libre. Nosotros no tenemos eso”.

La empresa, según el secretario, “alega que nosotros no somos solventes, que no somos rentables. Llevan doce años con la misma cantinela y si no fuéramos rentables la empresa no habría aguantado tanto tiempo”. La facturación del grupo Aernnova a nivel internacional “fue de 740 millones de euros en 2018, en 2017 era de 700 millones, en 2016 de 660 millones… por lo tanto va in crescendo la facturación, por ello reclamamos lo que nos pertenece. Vemos que la empresa está creciendo pero nuestros salarios siguen siendo deprimentes. Nosotros fabricamos aviones y hay meses que rozamos los 1.200 euros”, añade.

(Fuente: Andalucía Información / Autora: Estefanía Escoriza)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *