Libia: Combates al sur de Trípoli. Haftar declara que el objetivo es su conquista. Ya controlan el aeropuerto. Miembros del GNA huyen a Túnez (vídeos)

Continúa el avance de las fuerzas del general Haftar hacia Trípoli. El portavoz del Ejército Nacional de Libia, Ahmed al-Massmari, ha declarado que el proceso de liberación de los militares de Trípoli no se detendrá hasta que culmine con la conquista de la capital. “Queremos a Trípoli por dignidad”, afirmó.

En entrevista con Sputnik, Al-Massmari afirmó que la verdadera guerra ha comenzado. Señaló que los enfrentamientos tienen lugar entre el área de Sawani y al-Aziziyah, donde grupos armados apoyaron a otros grupos de Misurata y el Consejo Militar de Zintan.

El portavoz del Ejército de Liberación Nacional Libio, Ahmed Mismari, informó que la fuerza militar está avanzando hacia Trípoli desde varias direcciones pero todavía no ha llegado a su destino. Subrayó que la operación continuará hasta que se cumpla el objetivo.

Al-Massmari confirmó que las fuerzas del Ejército Nacional Libio se avanzan de manera lenta pero constante. Fuentes del ejército liderado por Haftar anunciaron el control de un punto militar a 27 kilómetros de la puerta occidental de Trípoli.

Asimismo, el general de división Abdel Salam al-Hassi, oficial al mando de la sala de operaciones de la región occidental en el Ejército Nacional libio, confirmó que sus fuerzas habían tomado el control del puesto de control sin combatir y que las fuerzas de Hafar habían declarado el control de las ciudades de Sorman y Gharyan, al sur de la capital.

Otras informaron de que las avanzadas estarían a las puertas de la capital y habrían tomado ya el control de las áreas en el suroeste de Trípoli, incluido el control del aeropuerto internacional. «El Aeropuerto Internacional de Trípoli está bajo control, se libran combates en sus alrededores», dijo la fuente. El Aeropuerto Internacional de Trípoli se encuentra a 34 kilómetros de la capital libia y no funciona desde el 2014 debido a los daños provocados por los combates que tuvieron lugar en su territorio.

Todo ello se produce después de que el comandante del ejército libio, el mariscal Khalifa Hafer, que anunciaba el lanzamiento de lo que llamó la liberación de la capital, y pidió a los militantes que depositaran armas y se rindieran. El general Haftar ordenó el 4 de abril a sus tropas lanzar una ofensiva contra Trípoli. Haftar anunció entonces el inicio de una «operación militar para liberar» la capital y llamó a los residentes de la ciudad a «dejar las armas y levantar la bandera blanca». Haftar acusa al gobierno del GNA en Trípoli, al que no reconoce, de estar controlado por los Hermanos Musulmanes.

La cadena Al Mutawassit informa que las tropas de Haftar realizaron un desembarco en lanchas de asalto cerca de una base naval a 17 km al oeste de Trípoli. Otras fuentes periodísticas informaron de que las avanzadas habrían tomado el control de las áreas en el suroeste de Trípoli, incluido el control del aeropuerto de la capital.

«El Ejército nacional se está moviendo hacia el oeste del país donde se encuentra la capital, Trípoli, con el Gobierno de Unidad Nacional, para limpiar esta parte de grupos armados», subrayó el general Barasi.

«Los grupos armados contra los que se opone el Ejército son débiles. Muchos ya se han rendido. Será una operación simple para las Fuerzas Armadas libias. No habrá enfrentamientos entre el Ejército libio y las fuerzas del Gobierno de Unidad Nacional. Solo habrá enfrentamientos con grupos armados que hayan tomado el control del Gobierno de Unidad Nacional», detalló el general libio.

Ministros del Gobierno de Unidad Nacional de Libia, reunidos en Trípoli, así como los miembros del Consejo presidencial abandonaron Trípoli y se dirigieron a Túnez, publica el portal local Al Ghad.  Por su parte, la cadena Al Marsad mostró las imágenes del jefe del Banco Central embarcando en un avión hacia el país vecino.

No se proporcionan otros detalles ni se informa el número exacto de autoridades que abandonaron Libia. Supuestamente, esto ocurrió después del comienzo de la ofensiva del Ejército Nacional de Libia bajo el mando del mariscal Jalifa Haftar.

Una fuente en las fuerzas de Haftar afirma que el mariscal y sus comandantes esperan tomar el control sobre Trípoli en 48 horas. El representante de las Fuerzas Armadas libias, el general Adel Barasi cree que esta será una operación simple para las Fuerzas Armadas libias. Expertos rusos no excluyen la posibilidad de la toma de Trípoli por las tropas de Haftar antes de la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en Libia.

Guterres en Libia

El comandante del Ejército de Liberación Nacional Libio, Jalifa Haftar, aseguró al secretario general de la ONU, António Guterres, que se encuentra en el país intentando lograr un alto el fuefo y la vuelta al diálogo entre las partes, que luchará contra los grupos armados que controlan Trípoli hasta que libere la urbe.

Guterres y el enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, llegaron este 5 de abril a la sede de Haftar en la localidad de Al Rajma, en el este del país. «El comandante mariscal Jalifa Haftar dijo al secretario general de la ONU, António Guterres, que seguirá combatiendo hasta que libere a Trípoli de los grupos armados con los que los habitantes de la ciudad ya no pueden», dice el Ejército libio en un comunicado.

En el segundo día de su visita a Libia, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a todas las partes que pusieran fin a la escalada militar. Hizo hincapié en que solo los libios estaban decidiendo el momento adecuado para las elecciones. También se reunió con la comandante del ejército libio, Khalifa Hafer. Antes de irse, escribió en Twitter que se iba de Libia muy preocupado.

El secretario general de la ONU, António Guterres, reafirmó que solo es posible una solución política en Libia y cualquier confrontación militar debe evitarse, señaló hoy su vocero, Stéphane Dujarric. Antes de partir de esa nación petrolera del norte de África, dijo que se va con una profunda preocupación y un peso en el corazón, transmitió el portavoz a la prensa acreditada en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

“Todavía espero que sea posible evitar una confrontación sangrienta en Trípoli y sus alrededores”, expresó Guterres. Además, reiteró el compromiso de la ONU para facilitar cualquier solución política capaz de unificar a las instituciones libias y apoyar al pueblo de ese país.

El comandante del Ejército de Liberación Nacional Libio, Jalifa Haftar, aseguró al secretario general de la ONU, António Guterres, que se encuentra en el país intentando lograr un alto el fuego y la vuelta al diálogo entre las partes, que luchará contra los grupos armados que controlan Trípoli hasta que libere la urbe.

Guterres y el enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, llegaron este 5 de abril a la sede de Haftar en la localidad de Al Rajma, en el este del país. «El comandante mariscal Jalifa Haftar dijo al secretario general de la ONU, António Guterres, que seguirá combatiendo hasta que libere a Trípoli de los grupos armados con los que los habitantes de la ciudad ya no pueden», dice el Ejército libio en un comunicado.

Por su parte, Londres convocó a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir los desarrollos en Libia. Una declaración conjunta de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia y los Emiratos Árabes Unidos también hizo hincapié en que los movimientos militares en este momento delicado amenazan con hundir al país en el caos.

Moscú esperaba resolver la situación por medios políticos sin la aplicación del escenario militar, mientras que Ankara vio que la división en Libia puede terminar con el diálogo. Mientras que El Cairo confirmó su apoyo a los esfuerzos de las Naciones Unidas y la adhesión a la solución política como una opción única para preservar la seguridad y la unidad de Libia.

Por su parte, Argelia no parece satisfecha por los actuales acontecimientos en Libia. Según fuentes en Argel que tienen a su cargo el tema libio, el momento de la ofensiva del general Haftar en el oeste de Libia hace pensar que él se beneficia de la situación política convulsa en Argelia en estos días.

“Los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Francia no deben ser ajenos a esta ofensiva. Al ganar en Trípoli, las fronteras de Argelia estarían al alcance de los cañones de esta alianza”, dijo una fuente oficial al sitio Algeriepatriotique. Ella se mostró convencida de que “el próximo objetivo de Haftar después de Trípoli serán las fronteras argelinas”.

En septiembre de 2018, el general Haftar amenazó a Argel con una acción militar. En una declaración el 8 de septiembre al canal qatarí Al Yazira, Jalifa Haftar acusó al ejército argelino de atacar el territorio libio, amenazando con ir a la guerra contra Argelia.

El general libio acusó a Argelia de “explotar la situación de seguridad en Libia para enviar tropas a su territorio” y dijo que estaba listo para ir a la guerra contra Argel.

Refiriéndose a los comentarios del general Haftar, el canal de televisión argelina Al Nahar dijo: “Haftar sabe muy bien que la política argelina se basa en el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países. Argelia no interviene fuera de su territorio.” Fuentes oficiales argelinas atribuyeron a un error la entrada de soldados argelinos en el territorio libio.

En respuesta a los comentarios del general Haftar, el Ejército argelino lanzó una serie de ejercicios militares y simuló la guerra terrestre en la maniobra “Iktissah 2018” (Invasion 2018), que tuvo lugar el 11 de septiembre en Tinduf.

(Fuentes: Al Mayadeen / Al Manar / Hispan TVPrensa Latina / Sputnik / AFP / Reuters)

Vídeos:

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *