Miles de familias francesas amenazadas de la expulsión de sus viviendas tras finalizar la llamada «tregua invernal» que lo imposibilita

Tras finalizar el pasado domingo 31 de marzo la tregua invernal, miles de familias en Francia afrontan desde mañana la amenaza de ser expulsados de sus viviendas, lo que preocupa a diversas organizaciones sociales y humanitarias.

En la noche del 31 de marzo terminó esa tregua que dura desde el 1 de noviembre, y que prohíbe la expulsión de personas de sus domicilios si no existe una solución de reacomodo en un lugar apropiado.

Con el fin de ese periodo, miles de personas podrían ser expulsadas en las próximas semanas y meses, alertó la Fundación Abbé Pierre (Abate Pierre), que recordó las cifras alarmantes de los últimos años.

“Con un aumento del 46 por ciento en 10 años, en total cerca de 300 mil personas han sido expulsadas por la fuerza en la última década”, indicó la asociación, y aclaró que la cifra n incluye a quienes abandonaron sus viviendas antes de la intervención de la policía.

Solo en 2017, se pronunciaron 126 mil órdenes de expulsión, de las cuales 120 mil correspondieron a impagos del alquiler. Ese año 15 mil 547 hogares fueron expulsados con el concurso de la fuerza pública, ‘un récord histórico’, deploró la organización.

La Fundación lamentó que ‘la multiplicación de estos casos entra en contradicción con la política de priorizar el alojamiento impulsada por el gobierno’. Ante la compleja situación, diversas asociaciones demandaron que ninguna expulsión tenga lugar sin que exista solución de re-alojamiento.

También insistieron en la necesidad de construir más inmuebles sociales accesibles a las personas con pocos recursos, así como establecer límites a los alquileres en las grandes ciudades.

La tregua invernal

No es posible expulsar a un inquilino desde primeros de noviembre a primeros de abril. Por el contrario, basta con el adeudo de dos mensualidades para que el propietario pueda iniciar un procedimiento de expulsión.

La ley de 1954 que proscribe las expulsiones de inquilinos morosos desde las 21.00 locales del 31 de octubre y hasta el 15 de marzo, posteriormente prolongado hasta el 31, tiene su origen en la movilización del Abbé Pierre (Abate Pierre )contra los problemas de vivienda en Francia.

Henri Grouès, más conocido como el Abate Pierre o El ángel de los pobres, fue un sacerdote católico francés, miembro de la Resistencia, donde adquirió su sobrenombre, fundador en 1949 del movimiento Emaús (traperos de Emaús), una organización de lucha contra la exclusión y la pobreza.

En el invierno de 1954, las temperaturas bajaron a niveles tales que los mendigos aquellos que carecían de techo se amontonaban frente a los respiraderos del metro, en busca de aire más tibio, o formaban montones humanos cubiertos por papel de diario, ante lo que propuso legislar para impedir que nadie fuese desahuciado en invierno.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *