La apertura de un nuevo centro comercial en Granada pondrá en jaque 16.000 empleos del comercio tradicional

No todo el mundo aguarda con esperanza la apertura del centro comercial Nevada. El día en el que abra sus puertas el “gigante” de Armilla será un día aciago para muchos pequeños y medianos comercios de Granada, que temen que la gran superficie les ‘robe’ buena parte de su clientela, originando una reacción en cadena que provocará cierres de establecimientos, destrucción de empleo y pérdida de riqueza. Lo que hasta ahora era un temor más o menos fundado, ha sido plasmado en un informe sobre los efectos económicos y sociales de la apertura elaborado por la Federación Provincial de Comercio, que certifica que la puesta en marcha del Nevada traerá más males que bienes al sector y afectará de una forma u otra a más de 14.000 establecimientos comerciales.

Según el informe, la consecuencia más clara de la apertura del Nevada será la destrucción de empleo. Aunque las cifras que ha facilitado en varias ocasiones la promotora del centro, General de Galerías Comerciales, hablan de la generación de 6.000 puestos de trabajo, el estudio de la Federación indica que esa ‘plantilla’ global no procederá de contrataciones nuevas, sino del traslado de personal de otras tiendas y de captación de empleados de otros centros de trabajo. Por ejemplo, el estudio indica que las tiendas del Grupo Inditex que se instalen en el Nevada -con 300 empleados- se nutrirán de los trabajadores de sus tiendas del centro comercial Serrallo, que “previsiblemente cerrarán” con la apertura del Nevada. Teniendo esto en cuenta, la Federación asegura en su estudio que como mucho se contratarán de forma directa 4.000 trabajadores, de los que, además, un 80% “proceden de selección de personal que actualmente trabaja en empresas de la competencia, sobre todo de pequeñas y medianas empresas comerciales de la capital y el Área Metropolitana”. Conclusión: de esos 4.000 contratos, 3.200 procederán de otras empresas, así que el centro sólo sacará del desempleo a 800 trabajadores.

Pero claro, según los comerciantes granadinos esos 800 nuevos puestos no serán suficientes para compensar los efectos negativos que provocará la apertura en el empleo. La previsión de la Federación de Comercio -basada en una fórmula que establece que por cada 100 puestos de trabajo de un centro comercial se destruyen 140 en su zona de influencia-, es que la apertura del Nevada suponga la destrucción de 8.400 puestos de trabajo por cuenta ajena, a los que se sumarán otros 7.600 empleos correspondientes a autónomos que tendrán que cerrar sus establecimientos.

“El centro Nevada será muy negativo para el comercio de la ciudad y para los pueblos del Área Metropolitana”, aseguró ayer la presidenta de la Federación de Comercio, María Castillo, que apuntó que los efectos se dejarán notar, y mucho, en la creación de riqueza. El informe apunta que la recaudación anual por las cuotas de la Seguridad Social se reducirá en 6,2 millones de euros, mientras que la recaudación tributaria sufrirá un quebranto de 19,8 millones de euros. “A esto hay que sumar los efectos sociales negativos que generará, como el colapso de la movilidad o el abandono de las zonas comerciales actuales”, indicó Castillo, que aseguró que la apertura del Nevada sacará a la gente del centro histórico y de los centros comerciales abiertos de los pueblos cercanos, generará un impacto descomunal en la circunvalación y, a la larga, conllevará el deterioro del comercio del centro.

De ahí que los comerciantes granadinos pidieran a las administraciones medidas de “apoyo” para que las pymes de comercio de las áreas afectadas puedan minimizar los daños. “Tienen que pensar en el tejido comercial de la provincia”, indicó Castillo, que recordó que el comercio granadino no ha dejado de batallar para adaptarse a las nuevas circunstancias y modernizarse. “Los autónomos de comercio somos grandísimos luchadores, hacemos todo lo que podemos, pero en casos como este necesitamos la ayuda de las administraciones”.

Además, la presidenta de la Federación hizo un llamamiento a los consumidores para que sean “solidarios” y piensen que su entorno depende en buena medida del comercio.

Fuente: www.granadahoy.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *