Sevilla: Cañamero, que declaró abandonar la política para jubilarse en el campo, será de nuevo candidato a la Alcaldía de El Coronil

Aunque a finales de enero declaró en una rueda de prensa que no volvería a presentarse a otras elecciones como candidato y que volvería al campo para jubilarse con 65 años. Que cuando dejase el Congreso tendría 63 años y que sus planes, tras el abandono de la política activa era seguir trabajando otros dos años más para jubilarse en el campo, dentro del Régimen Especial Agrario, sólo dos meses después, Diego Cañamero ha anunciado que será el candidato a la alcaldía de El Coronil (Sevilla).

También ha informado que lo hará encabezando la lista a lista de Podemos. De esta forma, Cañamero se desvincula por completo de la formación que actualmente ostenta la Alcaldía de la localidad, Ganemos El Coronil, hasta ahora marca blanca  de  la formación morada en la población de la Sierra Sur sevillana. Por tanto Cañamero irá con Podemos, mientras que Ganemos  El Coronil irá de manera independiente a los comicios municipales del 26 de mayo.

El ahora nuevamente candidato ya fue el alcalde de dicha localidad anteriormente en dos ocasiones. Entre 1987 y 1991, en las que se presentó bajo las siglas de CUT-BAI, y entre 1995 y 2001, en las que ganó la alcaldía ejerció encabezando una candidatura bajo las siglas de Izquierda Unida.

En las elecciones municipales de 1987 consiguió el mismo número de votos que el candidato a la reelección, del PSOE, cuatro, dirimiéndose el desempate en el pleno municipal de investidura mediante un sorteo que resultó favorable para los socialistas, aunque tras la renuncia del alcalde dos meses después, Cañamero le sucedería en el cargo durante el resto de legislatura. Fue elegido alcalde de nuevo tras las elecciones de 1995 y 1999, revalidado en las de 1999, dejando el cargo en 2001 a José Antonio Núñez, también miembro del CUT-BAI, para dedicarse en exclusiva a su labor sindical.

Una «consulta popular abierta» celebrada este pasado domingo por la agrupación de Podemos en El Coronil (Sevilla) para que la propia ciudadanía propusiese y votase a la persona que cada cual prefería para liderar la candidatura del partido a la Alcaldía de la localidad, y para participar en la cual no era ser necesario estar afiliado a dicha formación, se saldó con la elección del veterano Diego Cañamero por amplia mayoría.

«Democracia totalmente directa y sin interferencias», aseveraba Cañamero, detallando que la consulta estaba convocada para este pasado domingo de 8 a 19 horas, a través de una cabina con una urna instalada en el Centro Obrero Diamantino García Acosta, donde los vecinos podían entregar «presencialmente» una papeleta con su propia propuesta respecto a qué persona preferían para que liderase la lista de Podemos a las municipales.

Según Cañamero, el acuerdo de la asamblea local de Podemos incluía la idea de que la persona finalmente elegida en esta consulta popular abierta debía «aceptar». Y ha sido esto último el argumento utilizado para justificar el que se haya desdicho de las manifestaciones realizadas en torno al abandono de la política activa, exponiendo que no puede «defraudar a la gente» que apuesta por él como candidato de Podemos a la Alcaldía. «Toca trabajar y partirse la cara por el pueblo», ha enfatizado, indicando que el resto de la candidatura será conformada a través de un «proceso asambleario».

En cuanto a los votos obtenidos por los diversos candidatos propuestos; Diego Cañamero obtuvo 331 votos, José Cañamero González obtuvo 128, María Isabel Gómez Gaspar (actual alcaldesa) consiguió 108, Miguel Rodríguez Blanco obtuvo 28 e Irene Lara Cañamero tuvo 17 votos. Por tanto, la votación arrojó una participación de 612 personas,  algo menos del 12% de la población, en una localidad en la que el último censo adoptaba una cifra de 4.855 habitantes, siendo Cañamero elegido por algo más de la mitad de los participantes en la consulta.

Cañamero ha manifestado que su vuelta a la política local no es tal, puesto que aunque ha pasado muchos años sin participar directamente en la política municipal de El Coronil, nunca se ha separado de la vida cotidiana de su pueblo, poniendo como ejemplo el que ha participado semanalmente en las reuniones del comité local del SAT.

De hecho, la última vez que Cañamero tuvo especial protagonismo en la política local de El Coronil fue en 2013, durante la etapa del gobierno del PSOE, cuando promovió con el SAT una huelga de basura para exigir que los contratos eventuales siguieran rotando de una lista, en contra de la decisión del entonces alcalde de mantener a unos empleados permanentes en el servicio.

(Fuentes: Sevilla Actualidad / Diario de Sevilla / El Correo de Andalucía / Andalucía Información)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *