Catalunya: Miles de personas se manifiestan en Barcelona contra el racismo, el fascismo y el partido español ultraderechista Vox (vídeos)

Las calles de Barcelona han sido este sábado por la tarde el escenario de protesta contra el racismo y Vox. La marcha antifascista convocada por más de 200 entidades ha arrancado pasadas las cinco y media en el paseo de Gràcia con la calle del Rosselló y ha acabado en la confluencia con la Gran Via, donde han tenido lugar los parlamentos finales. En un ambiente festivo, unas 3.500 personas, según la Guardia Urbana, han caminado por las calles de Barcelona con gritos y proclamas contra el fascismo y el racismo, contra Vox y contra la ley de extranjería.

La marcha antifascista convocada esta tarde a Barcelona por más de 200 entidades ha arrancado pasadas las cinco y media desde el passeig de Gràcia con la calle Rosselló, con destino a la confluencia con la Gran Vía donde habrá los parlamentos. La marcha avanzó bajo el lema ‘Stop Vox’ y es una crítica directa al aumento del fascismo y el racismo representado por esta formación política, que por su parte ha convocado otra manifestación en Barcelona para el próximo sábado, 30 de marzo.

Entre los manifestantes hay el consejero de Treball, Chakir el Homrani, así como políticos como Joan Josep Nuet, Gerardo Pisarello y Natàlia Sànchez. También estan el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, i la diputada de ERC en el Congreso, Ana Surra y el diputado de JxCat en el Parlament Francesc de Dalmases.

La manifestación ha arrancado entre gritos de “papeles para todos” y “fuera la ley de extranjería”, y carteles y pancartas en contra del racismo y muy críticos con líderes ultras europeos como Marine Le Pen y Santiago Abascal, a quien se tacha de racistas.

En una de las cabeceras hay un grupo de ex-MENA, colectivo que denuncia los ataques recientes a menores extranjeros no acompañados. Cuando la marcha ha llegado a la Gran Vía se ha observado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado antiislámico de Nueva Zelanda. Seguidamente han intervenido dos ex-MENA i el acto se ha dado por concluído con actuaciones musicales.

En el acto final se ha leído un manifiesto en el que se ha subrayado que el crecimiento de la extrema derecha es una realidad y hay que hacerle frente. «Luchamos de forma conjunta y global contra la extrema derecha», ha dicho Hind Rhora, ex-MENA. «Nos defendemos contra Vox y contra quien defiende las mismas políticas», ha resaltado.

Los parlamentos han tenido lugar entre gritos de «No pasarán» y «Nos tocan a una, nos tocan a todas» y se ha acabado con las canciones de Ni un paso atrás y Bella, ciao, interpretadas por los Iaioflautes y el Cor de dones.  «Esta manifestación representa el inicio de una gran campaña en las calles contra Vox», ha dicho Marina Morante, de la organización, para explicar la campaña Stop Vox. «Ni un milímetro a los discursos del odio», ha afirmado, y ha añadido: «Haremos que, efectivamente, no pasen».

La marcha, según los organizadores, una crítica directa al aumento del fascismo y el racismo representado por esta formación política, que por su parte ha convocado otra manifestación en Barcelona para el próximo sábado, 30 de marzo.

Vox se ofende ahora por la manifestación en su contra

El partido ultra Vox ha considerado que la movilización en contra de este partido de ultraderecha es «la manifestación de la vergüenza» y un «ataque grave contra la democracia y la libertad de pensamiento» porque, a su parecer, las movilizaciones se tienen que hacer «en contra de una postura, unas políticas concretas o una ley, y no en contra de un grupo concreto de personas».

Este partido, que precisamente ha pedido ilegalizar partidos políticos en función de su ideología y que defiende la deportación de los inmigrantes irregulares, ha considerado por medio de un comunicado que en un país «teóricamente moderno y democrático» no tienen cabida manifestaciones como la de este sábado en Barcelona y lanza una advertencia cuando asegura que Vox respeta «toda ideología democrática que haga avanzar a España», cuando es sabido que abogan por ilegalizar partidos que no comulgan con sus ideas.

En más, la formación ultra apunta que «entiende» que «grupos que dan apoyo al pensamiento único, próximos al racismo y el totalitarismo, como pueden ser ERC o CUP» organicen la marcha, pero no que lo hagan «sindicatos de supuesta clase obrera, como pueden ser UGT-CCOO-CGT, o partidos políticos, como el PSC o Barcelona en Comú.»

Por su parte, el cabeza de lista de Vox al Congreso, Ignacio Garriga, ha considerado que los manifestantes son «progres totalitarios que pretenden amordazar a la sociedad».

(Fuente: El Nacional.cat / Autores: Anna Solé Sans y Jordi Palmer)

Manifestación unitaria contra Vox a Barcelona: «Se busca por racismo a Santiago Abascal»

La manifestación “paremos la extrema derecha #StopVox” que ha recorrido el centro de Barcelona en la tarde de ayer sábado ha reunido 3.500 personas, según la Guardia Urbana. La cita, que formar parte de la movilización “Un mundo contra el racismo y el fascismo” convocada en todo el planeta, ha acumulado más de doscientas entidades, sindicatos y partidos políticos.

Desde la entidad convocante, la plataforma Unidad Contra el Fascismo y el Racismo (UCFR), han reivindicado que hay que «señalar» un «peligro real» como Vox y ha negado que hacer una marcha contra Vox los dé más repercusión. Según el portavoz del colectivo, Daniel Celma, el que no se tiene que hacer es «dejar espacio» a los partidos de extrema derecha porque «argumenten».

Entre los asistentes estaba el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir Lo Homrani y el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, que ha alertado sobre como «los partidos como Ciutadans y el PP están asumiendo los discursos de Vox y la extrema derecha europea». Por eso, ha animado a recuperar el concepto de la Barcelona «antifascista». El consejero, por su parte, ha destacado que «como sociedad no queremos dejar ningún espacio a los elementos racistas y xenófobos».

También la diputada de la CUP Natàlia Sànchez ha celebrado que se haya a salido a la calle contra «el neofranquismo que pretende marcar la agenda política del país y del estado español». Además, ha recordado las palabras de Jaume Collboni a la entrevista del TODO Barcelona, que ha equiparado la radicalidad de Vox y la CUP y esto, por Sànchez, ha supuesto «una vergüenza» y una «banalización del fascismo». Pisarello, por su parte, cuando ha atendido los medios también ha hecho énfasis al denunciar la comparación que ha hecho el líder socialista barcelonés entre la CUP y el partido de ultraderecha y lo ha catalogado de «barbaridad».

Mientras que los partidos ocupaban los parlamentos oficiales, los manifestantes que se han acercado a la concentración han lluit mensajes contra los discursos de odio y contra Vox concretamente. La plataforma UCFR, además, ha ideado unos carteles que han mostrado la imagen de algunos líderes mundiales con postulados de extrema derecha, como Matteo Salvini, Donald Trump, Jair Bolsonaro, Marino Le Pen y, por supuesto, el líder del partido ultraderechista español. «Se busca por racismo: Santiago Abascal».

Los cánticos que aparecían con más fuerza durante la marcha eran también los más repetidos. «No pasarán», como lema central, y a partir de aquí se repetían otros. «Se tiene que quemar el sistema por racista y colonial», «pásame la gasolina para la ley de estrangria» o «no son unionistas, son fascistas». Los lemas los capitaneaban desde la furgoneta que lideraba el camino y que animaban una decena de mujeres de diferentes asociaciones.

La movilización ha quedado lejos del anterior con un poder de convocatoria y temática similar –la de ‘Queremos acoger’ de dos años atrás– en en cuanto a asistentes y representación política, tanto por parte de la Generalitat como del Ayuntamiento, pero ha hecho llegar un mensaje de unidad: Ante el adelanto de la extrema derecha habrá una respuesta a la calle. Un movimiento que va más allá de los comportamientos racistas y que ha cantado también consignas contra de defensa otros derechos en juego, como el de las mujeres o el del colectivo de gays, lesbianas, transgénero, bisexuales e intersexuales (LGTBI).

Racismo más allá de Vox, PP y C’s

Al inicio de la manifestación, a los Jardinets de Gracia, la entidad SOS Racismo ha reivindicado también que la lucha antirracista «no pasa únicamente para combatir la extrema derecha» sino que es «institucional» y sin PP, C’s y Vox «también pervive». El manifiesto de la entidad ha criticado que la misma policía catalana o «las políticas de la Generalitat de Cataluña» también nos tendrían que preocupar a pesar de no venir de los partidos españoles señalados. Para escenificar como los afectan los prejuicios en el día a día de las personas racialitzades, la asociación ha llevado carteles con los mensajes «la policía me para por mi color de piel» o «tengo que explicar que voy nèixer aquí».

Aun así, desde un primer momento, se ha remarcado que hay que evitar la entrada a los órganos de gobierno de los partidos abiertamente de extrema derecha. En este sentido, SOS Racismo ha mostrado la pancarta «Ningún racista en los ayuntamientos». Mientras tanto, los niños se entretenía con una representación del monstruo del fascismo y Vox, con forma de dinosaurio, y le espetaban veces con un bastón y un cartón que tenía inscrito el mensaje «Stop».

Al final del recorrido, la masa se ha concentrado al paseo de Gracia a tocar de la Gran Vía de las Cortes Catalanas en un escenario donde se ha concentrado el ambiente festivo. La protesta ha acabado con canciones que han reivindicado que no se haga «ni un paso atrás» o el emblemático canto antifascista Bella ciao.

(Fuente: El Mon.cat / Autor: David Cobo)

Vídeos:

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *