La CUP decide no confrontar con el Front Republicà. Le pide no dar pasos irreversibles o incluir en sus listas cargos orgánicos y electos

La  Candidatura d’Unitat Popular (CUP) se ratifica en la decisión de no participar en los elecciones españolas del próximo 28 de abril (en una reunión de su Consejo Político celebrada ayer sábado) y considera que el próximo gran reto que generará las condiciones verdaderamente favorables al ejercicio de la autodeterminación son las elecciones municipales para que se pueda generar, desde bajo y desde la izquierda, un nuevo camino hacia la autodeterminación, la soberanía, y la reconstrucción de un país roto por la crisis. En este sentido, se reafirma con que la clave de la soberanía la continúa teniendo el pueblo catalán y solo es desde aquí que se podrá ejercer.

Por otro lado, la falta de una hoja de ruta en Cataluña, la mayoría de las opciones contrarias el derecho a la autodeterminación y el terreno poco fértil de alianzas políticas en el conjunto del Estado sitúan la opción del bloqueo en vía muerta. Y todavía menos compartimos la opción de condicionar acuerdos políticos, volviendo al conocido “peix al cove” porqué esta vía no estará orientada al ejercicio de la autodeterminación y la soberanía, y en cambio sí contribuirán a fortalecer opciones de reforma y fortalecimiento del estado.

En relación a esta cuestión, la CUP ha decidido en su Consejo Político que no confrontará con opciones independentistas y de izquierdas que apuestan para participar en estas elecciones, pero ha pedido a Frente Republicano que se abstenga de dar pasos irreversibles y que no incorpore candidatos municipales, cargos electos y cargos orgánicos en sus listas.

La CUP también considera que estamos ante un final de ciclo político evidente y critica que el gobierno se ha demostrar incapaz de trazar una hoja de ruta real y efectiva que nos permita salir de este callejón sin salida, dejando el país en la intemperie política en plena ofensiva del Estado español.

Cómo recordaba la diputada de la CUP, Maria Sirvent, esta semana al pleno de Parlamento de Cataluña, este gobierno se ha convertido en el gobierno de “el independentismo business friendly” completamente alejado de las promesas hechas durante la investidura de Quim Torra “de más justicia social, más redistribución de la riqueza y más atención pública de más calidad” y ha derrochado absolutamente el mandato surgido del referéndum del 1-O.

La formación puso en marcha este jueves, con un gran acto a Barcelona, su campaña para las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Para la CUP es prioritario ahora mismo fortalecer las instituciones catalanas empezando por los ayuntamientos del país y desplegar una estrategia desde la base que se permita recuperar la iniciativa política como país. Ahora lo importante no es el que se haga desde el Estado sino el que hscemos nosotros desde Cataluña. Y este nuevo ciclo político pasa inevitablemente por la consolidación y la ampliación de “municipios valientes” que nos permitan avanzar hacia la liberación nacional y social de los Països Catalans.

(Fuente: Llibertat.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *