Venezuela: Los supermercados de la burguesía llenos y sin colas (fotos)

Menuda polémica se ha originado en torno a este éxito viral en redes sociales de unas fotografías subidas por un empresario vasco residente en Venezuela, en las que mostraba la otra realidad económica del país americano. Supermercados en zonas residenciales de clasa media y alta llenos de productos y sin colas, que son las únicas que llegan a España para criticar al régimen chavista.

El empresario se llama Agustin Otxotorena, es vasco, y aunque no niega las malas condiciones económicas en las que vive la sociedad de Venezuela, sí que intenta con esas fotografías mostrar la realidad sin ser adulterada por los medios españoles, que parecen seguir un objetivo político muy claro: vincular socialismo y chavismo a la miseria y así desacreditar a Podemos e IU, fuerzas políticas vinculadas al Gobierno de Nicolás Maduro por las relaciones mantenidas en el pasado.

Otxotorena explotó en Facebook contra tanta exageración y manifestó: “Es mejor que se ahorren la caridad con Venezuela y se lo pasen donando alimentos, voluntariado y de vez en cuando un abrazo solidario a las personas que engrosan las colas de los bancos de alimentos en Valencia, Madrid, Sevilla y toda España en general… las colas de la verguenza como país, las colas que forman las victimas de los de las pulseritas con la bandera de España y la pasta en los paraisos fiscales… que vuestos compatriotas, vuestros vecinos, los hijos de vuestros conocidos estan pasandolas putas, humillados, abandonados y despreciados por los hijos de puta que despues vienen a ver colas y miseria en Venezuela para hacer campaña electoral”.

El empresario también dijo estar “harto de las mentiras”, porque al igual que hay supermercados que, efectivamente, están en situación crítica por falta de abastecimiento y colas kilométricas, también hay otros que están casi vacíos, con productos rebosando en las estanterías, ya que depende de la zona donde esté cada supermercado. De todas formas, explica que esas fotografías tan impactantes sirven a objetivos claramente políticos, de ahí su objetivo de mostrar la ‘otra cara’ económica del país venezolano. “Si tienes pasta en Caracas no te falta de nada y la clase alta tiene un nivel de vida espectacular”, explica, añadiendo: “Seguridad privada externa e interna, azafatas para atenderte y mozos para cargarte las compras en el coche mientras te sirven un cafe de cortesia”. “De este tipo de tiendas, licorerias como ésta y mucho mas grandes, en Caracas hay decenas”, comenta.

Por todo ello agumenta que pone esta fotos “para desmentir la campaña brutal que hay en contra de Venezuela (…) hay Champagne, Whisky 18 años y Vega Sicilia…como en España , para el que tenga plata. Como en España”. Lo que intenta explicar es que, aunque haya más diferencia entre clases sociales, Venezuela también tiene una cara distinta a la que se quiere dar de miseria por el chavismo, al igual que en nuestro país hay colas en los comedores sociales mientras que son otras las imágenes que el Gobierno de Rajoy pretende dar, en línea de la teoría de la recuperación económica y el fin de la crisis. “Esto casa mal con los llamados a la intervencion humanitaria y todas esas sandeces que no hacen mas que justificar una posible invasión”, sentencia Otxotorena en sus redes sociales.

En las últimas horas, y ante la alta repercusión que han tenido sus fotografías, se ha defendido e insistido en que estos ataques son claramente intencionados e incluso denuncia cómo algún diario español de ideología conservadora retiró la noticia sobre sus fotos por haber causado el efecto contrario del que ser perseguía: aclarar que hay otra Venezuela que no es sólo pobreza, caos y criminalidad generalizada. También ha subido fotos de otro tipo de supermercados, en barrios más populares, igualmente de vacíos, para romper con el mito y evitar suspicacias sobre que sólo había sacado imágenes de casos aislados al margen de la realidad social venezolana.

(Fuente: Diario Crítico)

 

Venezuela 1

 

Venezuela 2

 

V 3

 

V 4

 

V 5

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *